Museo de Bellas Artes de Caracas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Museo de Bellas Artes de Caracas (MBA)
Bellas Artes de Caracas 2013 001.JPG
Entrada principal desde la Plaza de los Museos
Localización
País Flag of Venezuela.svg Venezuela
Ciudad Caracas
Información general
Tipo Público
-----
Inauguración 19 de octubre de 1917
Ampliación(es) 1976-1978 (Complejo Moderno)
-----
Director(a) Irene Guillen
Información del edificio
Edificio Complejo Neoclásico y Moderno
Construcción 1938-1976 (Complejo Neoclásico)
Arquitecto(s) Carlos Raúl Villanueva
Información visitantes
Visitantes/año 9.000 al año
Metro Cametro line 1.svg Bellas Artes
Sitio web FMN - MBA
Coordenadas 10°30′02″N 66°53′50″O / 10.500527777778, -66.897333333333Coordenadas: 10°30′02″N 66°53′50″O / 10.500527777778, -66.897333333333
[editar datos en Wikidata]

El Museo de Bellas Artes de Caracas es el museo de artes plásticas más antiguo y uno de los más importantes de Venezuela. Está ubicado en la Plaza de los Museos entre el Parque Los Caobos y el sector conocido como Bellas Artes. Su fundación data de 1918. Las dos estructuras que albergan al museo fueron diseñadas por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva. En este espacio la Cinemateca Nacional dispone de una sala de exhibición.

Historia[editar]

El Museo de Bellas Artes de Caracas fue creado en 1917 mediante decreto del entonces presidente de la república encargado, Victorino Márquez Bustillos. Su ubicación inicial fue un espacio en la Universidad Central de Venezuela (Actual Palacio de las Academias). Para 1938, bajo la presidencia del general Eleazar López Contreras, se consolida con la inauguración de su sede propia, un edificio de estilo neoclásico diseñado por el reconocido arquitecto Carlos Raúl Villanueva, situado en el Parque Los Caobos. Allí funcionó hasta el año 1976, cuando se crea la Galería de Arte Nacional, razón por la cual el museo trasladado a una nueva edificación de arquitectura brutalista ubicada en la parte posterior del complejo neoclásico, obra también de Villanueva.[1]

Sede[editar]

Complejo neoclásico[editar]

Interior del complejo neoclásico del MBA

En el Museo de Bellas Artes, Villanueva articula orgánicamente los diferentes espacios; establece una rítmica interrelación entre las salas de exhibición y el patio central, en torno al cual distribuye corredores que además de crear un ambiente propicio para la expansión y el descanso del público, facilitan su circulación, así como también las labores de montaje de las exposiciones. La continuidad manifiesta en el diseño de las salas posibilita el recorrido lógico y fluido del visitante, quien encuentra en la variedad, tranquilidad y neutralidad de sus espacios un contexto idóneo, que estimula la correcta observación y propicia la concentración.

Del mismo modo, la diversidad dimensional que define estos espacios, en los que las salas varían sus tamaños o la altura de sus techos, los hace sumamente flexibles para el montaje de las exposiciones. Posibilita tanto la creación de ambientes íntimos, apropiados para la exhibición de dibujos fotografía y artes gráficas, como de ambientes amplios, adecuados para la instalación de pinturas y esculturas de mayores proporciones. Por otra parte, la utilización que ha hecho el arquitecto del factor luz, al aprovechar la iluminación natural proveniente del patio central y la luz cenital difundida por las claraboyas, deviene la explotación expresiva de los contrastes lumínicos característicos del clima tropical, lo que en días claros hace prácticamente innecesario el uso de lámparas y contribuye a integrar al ambiente pinturas y esculturas. Otro aspecto del edificio lo constituye su sistema de ventilación, el que, al igual que en la mayoría de las construcciones de Villanueva, provee las salas de aire fresco, procedente de las claraboyas, los corredores y los patios.

Las zonas intermedias de descanso visual, restablecen el contacto del público con la naturaleza e invitan a la conversación.

Complejo moderno[editar]

Exterior del complejo moderno del MBA

Mientras que Villanueva había concebido la sede original del museo en un estilo historicista, evocativo de la arquitectura grecorromana, para su ampliación diseña un edificio de líneas depuradas, fachadas planas y corte sintéticamente geométrico. La ausencia de ornamento es llenada por la expresividad que producen el contraste cromático y textural de los materiales y la contundencia de los volúmenes, reafirmados por efecto de la iluminación solar. La funcionalidad como principio que anima esta obra, se evidencia fundamentalmente en la elección de los materiales empleados, principalmente hormigón prefabricado y en el vidrio, los cuales brindan posibilidades constructivas idóneas para la realización de espacios destinados al museo.

En la estructuración de las salas el hormigón permite la creación de espacios amplísimos, exentos de columnas que pudiesen dificultar tanto la visibilidad como la flexibilidad necesaria para el montaje de las exposiciones. El vidrio, en forma de grandes ventanales abiertos hacia el parque colindante, establece la comunicación del espectador con la naturaleza, anulando además la sensación de encierro característica de las edificaciones para museo. Por otra parte, Villanueva de nuevo logra dotar las salas de exposición con la continuidad y coherencia necesarias para la sugerencia de recorridos correctos en el público, lo que obtiene mediante la disposición de una sala por piso. Articula el conjunto total de ellas a través de rampas peatonales, efectivas áreas de circulación que complementan la operabilidad de los ascensores. Integrado a la naturaleza y adaptado al modelado del sitio, el edificio cuenta con terrazas y áreas transformables para diversos usos. En su planta baja cuenta con unos jardines en los que se exhiben esculturas, mientras estimulan en el visitante la expansión y el intercambio social.

La colección[editar]

La tempestad, de Lorenzo González, es una de las obras más representativas del museo

Entre sus exposiciones permanentes resaltan las de arte egipcio, cerámica china, arte latinoamericano, europeo y norteamericano, fotografías, dibujos, estampas, arte contemporáneo y la colección de cubismo. Además tiene once salas exclusivas tanto para exhibiciones temporales y permanentes incluyendo otras 4 en el edificio moderno. Aparte de las exhibiciones permanentes y temporales también presta servicios de videoteca, centro de documentación, gabinete de fotografía, estampa y diseño, biblioteca especializada, tienda y talleres educativos.[2]

Algunas de las obras emblemáticas de este museo son La Ciudad de Alexander Calder; Cubo de Nylon de Jesús Soto y Estructura solar de Alejandro Otero, sin olvidar la colección de arte egipcio comprada al Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

Otras obras emblemáticas incluyen los grabados de Francisco de Goya.

Colección de Arte Egipcio[editar]

De las 45 piezas, solo treinta son las que están expuestas al público, las 15 restantes están en espera de la realización de un proyecto que tiene varios años detenido. Las piezas expuestas son las que se consideraron más apropiadas estéticamente. Sin embargo, en 1991, durante la visita a Venezuela de Stephen Quirke, curador del Departamento de Antigüedades Egipcias del Museo Británico, la colección cobró importancia al manifestar este su interés por piezas de gran valor histórico por ser no muy frecuentes de encontrar. Además que, en conjunto, abarcan gran parte de la historia del Antiguo Egipto.

Esta exposición se encuentra ubicada en las rampas del museo para darle cierta asociación a los antiguos pasajes de los templos y pirámides. Se encuentra dividida en cuatro niveles. Comienza en el cuarto piso y va en descenso desde los tiempos más antiguos hasta los más modernos, dentro de los límites de la cronología faraónica. Esta primera vitrina expone piezas del Imperio Antiguo, la segunda vitrina está en el tercer piso, donde se expone al Imperio Medio; la tercera vitrina se encuentra en el segundo y se presenta al Imperio Nuevo, mientras que la cuarta, en el primer piso, destaca piezas de la Época Greco-romana, del Imperio Romano y de la época Ptoloméica.

A las piezas expuestas se les retira el polvo que entra a través de los delgados espacios entre los vidrios que forman la vitrina solamente cuando es necesario para no deteriorarlas. Entre los nuevos proyectos que están a la espera por razones económicas se encuentra el cambio de la iluminación, el de los vidrios de las vitrinas para darle más seguridad y la adición de otro nivel que contendrá las 15 piezas que no se han observado aún.

Colección Cubista[editar]

Caprichos de Goya - MBA
Uno de los grabados de las serie de los Caprichos de Goya.jpg
Uno de los grabados de las serie los Caprichos de Goya.jpg
Uno de los grabados de la serie los Caprichos de Goya.jpg

Esta colección explora la llegada del movimiento, su evolución y las influencias a generaciones artísticas posteriores que tomaron su ideología para el desarrollo de otras técnicas vanguardistas.El recorrido inicia en los últimos días del siglo XIX cuando la imitación de la realidad era considerado el verdadero arte. Resaltan bodegones, desnudos femeninos, rostros de ambos sexos y paisajes muy frondosos.

Entre las obras se destaca la pieza Bañista del francés Hocio Calies que subraya las formas curvilíneas, la textura de la piel blanca y la emotividad nostálgica expresada por la mujer retratada.Una obra de la francesa Marie Laurencin se observa el inicio de la búsqueda geométrica a partir de los retratos Mujer con pamela y Cabeza de mujer en los que la línea acentuada resalta por encima del resto de los elementos.

Igualmente incluyen obras de artistas latinoamericanos con una pieza del argentino Emilio Pettoruti, con la obra El filósofo, se descubre al observador como el indicio más cercano con la técnica del cubismo. Triángulos, cuadrados, círculos y líneas gruesas acompañan la composición que expone algo parecido a un hombre con una copa en mano. El cuadro Las naranjas, del mexicano Diego Rivera, el autor experimenta con trazos geométricos a partir de una imagen distorsionada a la vista, sin profundidad y sin texturas más que las aportadas por el óleo.

Seguido del encuentro con lo geométrico,la exploración del color fue otro elemento del cubismo. En las piezas se vislumbra el manejo del color sin formas referentes relacionadas como el azul para el cielo o el marrón para la tierra.

Destaca Mujer sentada del francés Auguste Herbin que muestra una figura femenina de rasgos fuertes, totalmente fragmentada en formas geométricas. El color destaca en toda la escena, desde la mirada profunda hasta las manos descansadas en el faldón con grandes botones.

Además podemos admirar una obra de Robert Delaunay titulada Naturaleza muerta portuguesa de 1916 y otra de Sonia Delaunay llamada Contrastes Simultáneos, de 1913.

El mundo plástico del siglo XX quedó reducido a lo abstracto. Ese fue el movimiento que siguió a la generación cubista pero que recibió todas sus influencias. En la nueva estética lo importante era más minimalista: soporte, líneas y color eran la temática. No había intento alguno de imitación y mucho menos de forma semielaborada.

Entre los artistas destacamos a Marcel Duchamp con su obra en la que se aprecia La Caja de una de tantas donde introdujo un total de 81 obras, entre instalaciones y pinturas, que sobresalen detrás de un cuadrado de vidrio que protege a la obra de arte. Produciendo más rupturas que iban desde la aprobación de la reproducción de la obra original y la introducción de la idea como postura definitiva en la apreciación de la pieza.Con el propósito de conservar la pieza el museo reprodujo todo lo que lleva por dentro en pequeñas fotos que pueden ser apreciadas por el visitante.

Cerámica Europea[editar]

Escultura en los jardines del museo

Los ejemplares que conforman la Colección de Cerámica Europea poseen distintas procedencias, la mayoría de las piezas son originarias de Inglaterra, Francia, Austria, Holanda, Rusia y Alemania, aunque también existen piezas de Grecia, Italia, Hungría y España. Los períodos de producción de estos objetos se enmarcan principalmente entre los siglos XVIII y XIX, aunque existen ejemplares de siglos anteriores.

Estos objetos constituyen un testimonio fehaciente de un gusto y un estilo que marcó a la sociedad europea de ese tiempo. Tazas, platos, platillos, juegos de té, fuentes, bandejas y un pequeño amphorisco y jarro griegos constituyen la herencia histórica que, bajo el anonimato de sus autores, nos habla, aunque de un modo parcial, del desarrollo industrial ceramista de esa época.

Cerámica China[editar]

La Colección de Cerámica China es una de las más notables de América Latina y el único de carácter público en Venezuela. Esta colección data de 1950, cuando el museo adquiere dos grandes figuras de leones budista. El 15 de febrero de 1952 la institución recibe en donación la colección de Henrique Otero Vizcarrondo, constituida por un nutrido conjunto de porcelana china. En junio de 1954, los herederos de José Ramón Urbaneja donan la colección que lleva su nombre. Este grupo de cerámica está conformado de 295 piezas o conjuntos de piezas de porcelana heráldica china fabricadas en el siglo XVII por encargo de nobles familias europeas. Entre 1953 y 1958, Mercedes Moser dona ocho figuras de bronce de los Inmortales Taoístas y un tapiz de seda budista.

Arte latinoamericano del siglo xx[editar]

La colección de pintura latinoamericana del MBA viene a desempeñar un papel importante en el reconocimiento de la identidad latinoamericana. Varios países latinoamericanos y artistas nacionales son representados por sus máximos exponentes en la pintura, constituyendo el legado plástico que reafirma nuestra heterogeneidad cultural, así como, nuestra singularidad artística. Argentina,Guatemala y México, son algunos de los países que, desde esta parte del mundo, han asimilado y enriquecido los lenguajes plásticos universales.Entre las obras y los artistas podemos destacar Wilfredo Lam, Rufino Tamayo o una obra de Diego Rivera, titulada Mujer con Alcatraces.

Galería de obras[editar]

Referencias[editar]

  1. «MBA - Museo de Bellas Artes» (en castellano). Fundación Museos Nacionales. Consultado el 27 de diciembre de 2014.
  2. «Museo de Bellas Artes» (en castellano). VenezuelaTuya.com. Consultado el 27 de diciembre de 2014.

Véase también[editar]