Museo Subacuático de Arte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El coleccionista de sueños, escultura sumergida a una profundidad de 8m.

Museo Subacuático de Arte o MUSA es un museo ubicado bajo el mar del Caribe mexicano, en Cancún e Isla Mujeres. Fue fundado en el 2009 por el Dr. Jaime González Cano, director del Parque Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc; Roberto Díaz Abraham, ex-presidente de Asociados Náuticos de Cancún (ANC); quienes contactaron al escultor británico Jason decires Taylor para iniciar la colección; pero no fue hasta noviembre de 2010 su inauguración oficial desde la cual ha generado más de 36 millones de dólares anuales en turismo.[1]

Los artistas[editar]

Jason deCaires Taylor

La evolución silenciosa escultura sumergida en el parque nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc a una profundidad de 9 m.

Jason de Caires Taylor es un artista (escultor y fotógrafo) británico nacido en 1974 conocido principalmente porque gran parte de su obra artística se vive bajo el mar. Desde muy pequeño disfrutaba la exploración de los arrecifes de coral en Malasia y es por ello que su vocación va orientada hacia el ecoturismo y la exploración estética dentro del mar.

En 1998 se graduó del Instituto de Artes de Londres, con honores en escultura. Los 17 años de experiencia en buceo le brindaron la capacidad de transportar su trabajo a un medio en el cual el arte no había llegado a proponer, Taylor defiende la idea de un arte sostenible y tanto los materiales como su conceptualización apoyan este ideal.

El MUSA no es su primer proyecto bajo el mar, anteriormente en Grenada en el año 2006, Taylor creó el primer parque subacuático ubicado en esta isla del Caribe, además de ello es reconocido por las mismas fotografías que el hace a sus obras.[2]

El arte[editar]

Las obras escultóricas están conceptualizadas ecológicamente desde todos sus ámbitos: los materiales con que se realizan, la implantación de éstas mismas en el fondo del mar y la forma en que los visitantes deben recorrer el museo.

  • Materiales: Según investigaciones oceanográficas, solamente del 10 a 15% del lecho marino tiene el sustrato suficiente para que el arrecife se regenere de forma natural y se mantenga el ecosistema marino; es por ello que en conjunto a un grupo especializado de biólogos marinos, se examinaron materiales ecológicos que promueven activamente el crecimiento del coral, con las propiedades inactivas del pH neutro capaz de durar cientos de años. De tal manera que la escultura como tal promueve la regeneración coralina a través de esa colonia artificial.
  • Implantación: Las esculturas aún si fuesen concebidas con materiales ecológicos, por sí mismas y considerando que son a escala real, podrían llegar a ser invasivas con las poblaciones del lecho marino; por lo cual su estructuración está pensada para acoger flora y fauna marina, está diseñadas con varios tamaños de orificios para atraer distintos tipos de peces: en los agujeros planos de la base habitan crustáceos (cangrejos, langostas, camarones) y los pequeños son el refugio de coloridos peces minúsculos.[1]
  • Recorrido del museo: El museo está pensado para recorridos mediante el buceo o el snorkel, dos maneras en las que el ser humano se puede acercar al medio marino y comprender su magnificencia.

Historia, concepto y objetivos[editar]

El jardinero de la esperanza, escultura sumergida a una profunidad de 4m.

MUSA nació de la necesidad que tienen los corales naturales de no soportar una carga de visitas de los seres humanos excesivas, tanto por el uso de bronceadores como por el desconocomiento de la fragilidad que tienen los ecosistemas. El Dr. Jaime González Cano, director del área natural protegida, invitó a principios de 2008, al Lic. Roberto Díaz Abraham, presidente de Asociados Náuticos de Cancún, a que visitara los arrecifes artificiales (reef balls) que el parque marino había ubicado desde 2004 e implantado en los mismos, corales fracturados, que poco a poco irán poblando las estructuras. Al carecer de belleza natural y artificial esta área en Sac Bajo cerca de Isla Mujeres, la propuesta no fue del agrado de los prestadores de servicios. Es por ello que el Dr. González Cano buscó una alternativa, encontrando el trabajo de Jason Taylor. El Dr. González Cano consultó con el Roberto Díaz si este trabajo sería del agrado de los náuticos y si él se integraría al proyecto. El parque invitó a Jason a Cancún y ANC costeó el boleto del artista. En abril de 2008 se conocieron los tres y comenzaron a trabajar en pro del arte y la conservación.

Es así, que nació el Museo Subacuático de Arte (MUSA) con la frase “El arte de la conservación” y sus traducciones al inglés. Las frases y marcas están registradas para que se evite el uso comercial de las mismas sin que se hagan contribuciones al MUSA.

Algo importante para rescatar respecto a esta iniciativa es la constante metamorfosis de las esculturas, o más bién la constante apropiación que la misma naturaleza y vida marina hace de ellas, por lo cual es una especie de co-creación entre el humano y la naturaleza para lograr resultados estéticamente equilibrados en las dinámicas biológicas. Al cabo de muchos años, las estructuras artificiales pero amigables al medio ambiente, se irán convirtiendo en arrecifes coralinos.

  1. a b Geada, Karina (6 de julio de 2012). «La evolución silenciosa de un ejército de hombres bajo el mar». Yahoo Noticias. Consultado el 18 de agosto de 2013.
  2. «Jason deCaires Taylor. Biography». Underwater Sculpture. Consultado el 18 de agosto de 2013.

Enlaces externos[editar]