Museo Nacional de Historia Natural de Chile

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Museo Nacional de Historia Natural de Chile
FIP 4363.jpg
Fachada del museo
Logo MNHN 2011.jpg
Logo del Museo
Localización
País Flag of Chile.svg Chile
Ciudad Santiago de Chile
Dirección Parque Quinta Normal
Información general
Superficie 12.000 m²

Inauguración 14 de septiembre de 1830, 184 años

Director(a) Claudio Gómez Papic
Información del edificio
Estilo Neoclásico
Construcción 1873 - 1875
Arquitecto(s) Paul Lathoud (Flag of France.svg Francia)
Información visitantes
Visitantes/año

404.405 (2009)

810.810 (2012)

652.128 (2013)
Metro Santiago de Chile L5.svg Quinta Normal
Horarios de apertura Martes a viernes de 10:30 a 17:30; sábados, domingos y festivos (excepto lunes) de 11:00 a 17:30
Sitio web www.mnhn.cl
Coordenadas 33°26′31.33″S 70°40′54.16″O / -33.4420361, -70.6817111Coordenadas: 33°26′31.33″S 70°40′54.16″O / -33.4420361, -70.6817111

El Museo Nacional de Historia Natural de Chile se encuentra ubicado en el centro de la ciudad de Santiago, al interior del Parque Quinta Normal. Es uno de los tres museos chilenos de rango nacional, junto al de Bellas Artes y el Histórico Nacional. La misión del Museo Nacional de Historia Natural es generar conocimiento y promover la valoración del patrimonio natural y cultural del país, para fomentar y fortalecer su comprensión de la sociedad.[1]

Historia[editar]

Claudio Gay, primer director del MNHN en 1830

Orígenes y desarrollo[editar]

El Museo Nacional de Historia Natural es uno de los más antiguos de América. Sus orígenes se remontan a los primeros años de Chile como país independiente. En 1813 ya estaba la idea de formar un museo de historia natural, esto se ve en un documento del 27 de julio de 1813, publicado en el periódico El Araucano, en el que se acuerda el establecimiento de un museo de estas características, en dependencias de la Universidad de San Felipe. El establecimiento de un museo se dio tras la entrega de un informe realizado por una comisión de educación del Senado, compuesta por prominentes personajes como Francisco Antonio Pérez, José Miguel Infante, Agustín Eyzaguirre, Camilo Henríquez, Juan Egaña y Mariano Egaña, entre otros. No obstante, la iniciativa no pudo materializarse. Posteriormente, en 1822, Bernardo O'Higgins, entonces Director Supremo de Chile, encarga la tarea de fundar el museo al francés Jean Josseph Dauxion Lavaysse, nombrándolo además director de ese museo por fundar. En junio de 1823 Dauxion Lavaysse recibe el encargo, de parte del Director Supremo Ramón Freire, de explorar el territorio chileno, y así recabar información sobre la mejor forma de colonizar el país y fomentar la conexión por mar y tierra. Dauxion Lavaysse falleció en el año 1830, sin cumplir ninguna de las tareas que se le había encomendado. Según lo relata Rodulfo Philippi, Dauxion Lavaysse era «un aventurero que había vivido en Haití, Venezuela y en el Brasil, y que tenía conocimientos, pero muy superficiales de varios ramos, lo que le había dado crédito inmerecido».[2]

El museo fue fundado en propiedad el 14 de septiembre de 1830 por el naturalista francés Claudio Gay, quien llegó a Chile en diciembre de 1828 contratado para ser profesor en un colegio que sería fundado por el médico y aventurero Pedro Chapuis, compatriota de Gay, pero la iniciativa fracasó por falta de alumnos. Luego Gay fue contratado por el gobierno de Chile, a través del entonces ministro del Interior Diego Portales, para realizar un completo estudio sobre la geografía y diversidad biológica, de un país que para él era completamente desconocido. Además, el gobierno de la época le encargó «formar un gabinete de Historia natural, que contenga las principales producciones vegetales y minerales del territorio».[3] Claudio Gay viajó por todo el territorio chileno, recolectando material para ser exhibido en el museo, incluyendo objetos prehistóricos. En 1838 el museo comenzó a funcionar en una sala del edificio de la Biblioteca Nacional, ubicado en la calle Catedral, entre Bandera y Morandé, a un costado de la sede santiaguina del Congreso Nacional. Este espacio fue ocupado luego por los . Ese primer museo contaba con una colección de objetos animales, vegetales y minerales.

Desde el año 1876, el museo ocupa un edificio ubicado al interior del Parque Quinta Normal. El recinto, diseñado por el arquitecto francés Paul Lathoud, fue creado para albergar la Exposición Internacional de Chile, en 1875. La realización de esta exposición fue encargada a la Sociedad Nacional de Agricultura, y en su etapa de organización estaba entre ser montada en el Parque Cousiño o en la Quinta Normal de Agricultura. Fue finalmente este último el lugar donde se decidió realizar la exposición, para la cual se comenzó, en marzo de 1873, la construcción del edificio, que ocupó uno 10.000 m² de extensión.

En 1889 comienza a funcionar la primera planta de funcionarios del museo, luego de que el gobierno dictara un reglamento, que asignó una planta definida de trabajadores. Estos tenían que mantener los nacientes departamentos de botánica, zoología y mineralogía, que fueron las primeras áreas de estudio a las que se dedicó el museo. Ya en 1908 la planta del Museo estaba formada por un Director, Federico Philippi, cuatro Jefes de Sección (de Zoología, Bernardino Quijada; de Botánica, Carlos Reiche; de Entomología, Filiberto Germain; y de Mineralogía, Miguel Machado), un naturalista auxiliar (Bernardo Gotschlich), un escribiente-bibliotecario (Raúl Arrieta), un preparador taxidermista, un mayordomo y dos porteros. Con el aumento del personal también debía aumentar la productividad, lo cual se vio reflejado en la primera publicación Boletín del Museo Nacional, que aún se sigue editando como Boletín del Museo Nacional de Historia Natural.

El siglo XX[editar]

En la noche del 16 de agosto de 1906 un fuerte terremoto dejó al museo gravemente dañado, dejando destruidos los costados norte y sur del edificio del MNHN y, consecuentemente, las colecciones que estaban albergadas en esos sectores. Al día siguiente, el entonces director del museo, Federico Philippi, se encontraba junto a otros colaboradores, rescatando lo que se podía de los escombros. Posteriormente se envió un informe al ministerio de Educación y se ordenó la demolición de los lugares peligrosos. Esto dio inicio a un trabajo de restauración que se prolongó por dos años, hasta enero de 1908, a tiempo para que el museo fuera la sede de un congreso científico. En abril de 1910 la dirección del museo recayó en el médico Eduardo Moore Bravo, bajo cuyo mandato se crearon tres nuevas secciones en el museo: Antropología, Botánica criptogámica y Aracnología e insectos dañinos. Además Moore promovió la creación de una Estación Zoológica Marítima y del Museo de Oceanografía en San Antonio. Para esto Moore logró una cesión de terreno en el puerto de San Antonio, sin embargo estos proyectos no se materializarían por falta de fondos. Asimismo se compraron la biblioteca y colecciones de los Philippi, y se editó la última entrega de los Anales del Museo Nacional de Chile, que sería suspendido por falta de fondos. Moore solicitó el desalojo del Instituto Agrícola, que funcionaba en el edificio del museo, pero su petición fue rechazada. Asimismo tampoco logró que en el MNHN se instalara luz eléctrica en las salas de exhibición, considerando que, a 1910, la mayoría de los edificios públicos chilenos contaban con ese servicio. Solamente en los años 60, siendo director del museo Humberto Fuenzalida, se obtendrían fondos y se habilitaría la iluminación de esas salas. Moore tampoco tuvo éxito en solicitar la devolución del Jardín Botánico de la Quinta Normal, que había sido transferido al Ministerio de Obras Públicas.

Ricardo Latcham Cartwright, director del MNHN entre 1928 y 1943

La década de 1920 fue muy difícil para el museo, que enfrentó serios problemas económicos. Esto llevó a recortes que ocasionaron despidos de personal y reducciones salariales de los investigadores. Por ejemplo, los Jefes de las secciones de Paleontología y Botánica criptogámica debieron ser degradados a ayudantes. Además, el tomo XI del boletín del museo fue el último que se editó en diez años, pues se suprimió el financiamiento de las publicaciones. Esta crisis culminó en abril de 1927, cuando Santiago sufrió un fuerte terremoto que afectó nuevamente las dependencias del museo. Estas sólo pudieron ser reparadas un año después bajo la dirección de Ricardo Latcham. Eduardo Moore ya había abandonado la dirección del museo, presumiblemente a partir de una renuncia por la falta de financiamiento que afectaba al MNHN. En abril de 1928, con Latcham, al frente del MNHN, comenzó una profunda labor de renovación del museo. Para eso, el director consiguió dineros del ministerio de Educación, dirigido en ese momento por Eduardo Barrios. Se donaron $200.000 pesos de la época, recursos que sirvieron para reconstruir el edificio y poner en marcha nuevamente al museo. Dentro de sus aportes está el haber gestionado una nueva planta de trabajadores, que permitió tener mejores salarios y contar con más investigadores. También se renovaron las colecciones y se retomaron las publicaciones del museo, que estaban suspendidas. El museo creció con nuevas plantas para oficina de la dirección, la biblioteca y la sala de taxidermia. Las obras de refacción del edificio se llevaron a cabo hasta 1931, con la terminación de la fachada del edificio, el vestíbulo, el Salón Central y ocho salas de exhibición, sin que se dieran por concluidas completamente. Esto recién ocurrió en 1968, cuando Grete Mostny era directora de la institución. Igualmente se logró, en 1938, concluir la reconstrucción de las alas oriente y suroriente.

En 1929, se dicta una nueva ley con la creación de la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos, la cual albergaría todos los instituciones de este tipo que estuvieran en el país, frente a lo cual el museo debía formar parte de esta dirección que actualmente se conoce como DIBAM. Desde este momento, el museo pasa a tener la denominación que tiene actualmente, Museo Nacional de Historia Natural. Antes fue conocido como Gabinete de Historia Natural y Museo Nacional de Chile, y dependió de instituciones como la Universidad de San Felipe, la Facultad de Ciencias Físicas de la Universidad de Chile, el Ministerio de Justicia e Instrucción Pública y la Dirección General de Enseñanza Artística del Ministerio de Educación. El 15 de septiembre de ese mismo año, se inauguró un nuevo pabellón en el museo para la biblioteca Abate Juan Ignacio Molina, bautizada así para conmemorar un siglo del fallecimiento de Molina.

Ricardo Latcham falleció en 1943, y fue sucedido en el cargo, como Jefe de Sección más antiguo, por Enrique Ernesto Gigoux, quien mantuvo el ritmo de trabajo y crecimiento del museo. Gigoux jubiló en 1948, dando paso a Humberto Fuenzalida Villegas como director del museo. Bajo el mandato de Fuenzalida se creó la sección de Hidrobiología y se remodeló el Salón Central con nuevos cuadros biológicos y nuevas exhibiciones. En tanto, las publicaciones del museo tuvieron

El siglo XXI[editar]

El año 2010, a causa de un fuerte terremoto se dañaron los muros principales del museo, por lo que fue cerrado al público hasta que fue reabierto, el 18 de mayo de 2012, en el marco del Día Internacional de los Museos. A causa de esto, se decidió realizar una mejora general de las instalaciones, que deberían estar finalizadas el 2018.[4]

En la reapertura del museo también se reinauguró la exposición "Chile Biogeográfico", espacio totalmente renovado luego del terremoto y que constituye a la primera etapa de renovación del museo y corresponde a un recorrido por el patrimonio natural y cultural de Chile. La exposición está constituida por nueve salas: El Origen, Zona Desértica, Zona Subdesértica, Zona Mediterránea, Zona de Transición Zona Templada, Zona Austral, Antártica Chilena, y El Mar Chileno y sus Islas; que incluyen diversas vitrinas y dioramas. Además la muestra cuenta con dos estaciones de trabajo donde los visitantes pueden ver parte del trabajo que realizan los profesionales del museo. El recorrido cuenta también con infografías en español e inglés, zonas de descarga Wi-fi, aplicaciones para aparatos móviles donde se puede encontrar y descargar información visual y de audio gratuitas.

Exposiciones vigentes[editar]

Parte de la colección del museo.

Actualmente, desde el terremoto de febrero del 2010, el museo solamente cuenta con la exposición Chile Biogeográfico. Esta muestra es la única que se encuentra habilitada para ser visitada por el público. La muestra consiste en un recorrido por la geografía de Chile. Ocupa el circuito más extenso del primer piso del Museo. Esta exposición, inaugurada en 1982 y completamente remodelada en 2012, muestra diferentes ambientes biogeográficos de nuestro país a través de didácticos dioramas.

Áreas curatoriales[editar]

Antropología[editar]

Este departamento tiene como funciones conservar, investigar y difundir el patrimonio arqueológico, bioantropológico y etnográfico de Chile, lo que se ha manifestado en generación de importantes colecciones patrimoniales que se resguardan en sus depósitos.

Entre algunas investigaciones realizadas se pueden destacar las referidas a la expansión del Tawantinsuyu en Chile, con énfasis en los estudios del Niño del cerro El Plomo y del Camino del Inca. En el ámbito de la arqueología histórica se han investigado las ocupaciones loberas del siglo XIX en las islas Shetland del Sur.

En el área de etnografía los trabajos han estado abocados a aspectos relacionados con lo museal como es la conservación preventiva de las colecciones, formadas por objetos patrimoniales pertenecientes a pueblos originarios vigentes y a etnias recientemente extinguidas. Entre las principales colecciones etnográficas se encuentran las referidas a los pueblos mapuche y rapanui así como las de los ya extintos selknam, yámana, kaweshkar y aónikenk. Asimismo existen en esta área colecciones conformadas por objetos de pueblos de Oceanía, principalmente Nueva Guinea, así como también de África.

Botánica[editar]

En el herbario del Museo Nacional de Historia Natural están representados todos los grupos de vegetales de Chile y también existen colecciones de plantas del extranjero.

El punto de partida del herbario del museo se remonta al año 1830, cuando llega a Chile el naturalista francés Claudio Gay. En ese momento se inicia también el estudio sistemático y organizado de los recursos naturales en el país. La colección más antigua conservada en el herbario corresponde a la realizada por Carlos José Bertero en 1828 y está formada por 443 ejemplares.

Del material botánico recolectado por Claudio Gay, más o menos 1.500 ejemplares, con sus etiquetas manuscritas, se encuentran en el Herbario del Museo y constituyen isotipos de las especies nuevas para la ciencia que Gay y sus colaboradores describieron para la flora de Chile (3.467 especies).

Con la labor científica que R.A. Philippi y su hijo Federico desarrollaron en forma conjunta y con el impulso de ellos al estudio de nuestras plantas, aumentaron en 3.730 las especies de plantas para Chile. De estas especies nuevas el Museo conserva el 90% de sus ejemplares tipo, es decir el ejemplar usado para la descripción original.

De este modo, en diciembre de 2004, la colección contaba un total de 151.596 ejemplares:

  • Herbario de plantas chilenas: 102.182 ejemplares
  • Herbario de plantas exóticas: 49.103 ejemplares
  • Fotos y fototipos: 311

Este material científico se ha reunido gracias a la labor de los botánicos que han trabajado en el Museo y de quienes actualmente realizan dicha labor. Así también es el resultado de proyectos de diferentes científicos nacionales y extranjeros que han apoyado estudios sobre la flora de Chile y que han depositado sus colecciones en esta institución.

Las líneas de investigación científica que se desarrollan en la actualidad están relacionadas con estudios sistemáticos de algas, musgos, hepáticas, plantas vasculares y arqueobotánica. También se realizan proyectos museológicos basados en las colecciones que se conservan, confeccionando catálogos e ingresando la información a bases de datos computacionales, para mantener y conservar las colecciones.

El herbario de la sección botánica del Museo Nacional de Historia Natural junto a su Biblioteca especializada son las fuentes principales de los estudios de la biodiversidad vegetal de Chile.

Entomología[editar]

Desde 1893 el museo cuenta con un Área de Entomología. Desde entonces la colección entomológica del MNHN ha crecido, y el material que alberga la colección ha sirvido como fuente de numerosos estudios entomológicos, que permiten comprender mejor y de manera más amplia la diversidad de insectos de Chile. La colección de insectos se ha valorizado no solamente gracias al aporte de científicos que han trabajado en el museo, sino también gracias a aportes externos. Todas estas colaboraciones han contribuido a incrementar y enriquecer el patrimonio entomológico del país. Entre los colaboradores externos a esta colección, se pueden destacar a los integrantes de la Sociedad Entomológica de Chile, así como a diversos colaboradores individuales, investigadores y aficionados. Asimismo, el Área de Entomología cuenta con su biblioteca propia, que puede ser consultada por los usuarios.

Entre los científicos e investigadores del MNHN que trabajaron en el área y enriqucieron la colección se cuentan Rodulfo Philippi, Federico Philippi, Carlos Silva Figueroa, Carlos E. Porter, Emilio Ureta, Vicente Pérez D'Angello, Juan Moroni y Ariel Camousseight.

En cuanto a la Colección Nacional de insectos que se encuentra en el museo, ésta se encuentra subdividida y distribuida en 30 órdenes, entre los que se pueden destacar:

  • Colección Nacional de Coleoptera: compuesta por más de 73.000 ejemplares, que representan a más de 2.200 especies identificadas.
  • Colección Nacional de Diptera: compuesta por más de 15.000 ejemplares; incluye la colección de Drosophilidae, donada al museo por el científico chileno Danko Brncic Juricic, Premio Nacional de Ciencias de Chile en 1987.
  • Colección Nacional de Hymenoptera: con más de 45.000 ejemplares, destaca por representar de forma completa las abejas y avispas existentes en Chile.
  • Colección Nacional de Lepidoptera: compuesta por más de 10.000 ejemplares, representa a grupos de insectos como los Noctuidae y los Geometridae.
  • Colección Nacional de Tipos: esta colección agrupa ejemplares primarios y secundarios que han sido de gran utilidad para describir nuevas especies. La colección está compuesta por aproximadamente 6.700 ejemplares y se nutre de aportes de investigadores y colaboradores externos, tanto chilenos como extranjeros.

Además de la Colección Nacional de Insectos, el Área de Entomología del MNHN también alberga colecciones de insectos foráneos. Ése es el caso de la colección de mariposas "Arnaldo Droste". También existe en la institución una colección de más de 23.000 arañas, basada en la armada por la bióloga y aracnóloga Hildegard Zapfe Cavanillas. Esta colección fue adquirida por el museo en 1982.

Paleontología[editar]

El Área de Paleontología tiene como misión recolectar, investigar, conservar y publicar sus estudios sobre los fósiles. En este sentido, en esta Área del museo se halla la mayor colección de fósiles de Chile, junto con otras de valor histórico, como la reunida por Rodulfo Philippi.

Para ello está dividido en tres áreas:

Dentro de estas áreas ha tenido especial énfasis el estudio de invertebrados fósiles al investigar y clasificar las colecciones existentes del Museo, las cuales comprenden más de 7.000 muestras ingresados a su base de datos. Estos estudios y proyectos realizados por investigadores expertos, se dan a conocer a través de publicaciones y revistas especializadas.

En cuanto al desarrollo del Área, ésta se basa en las investigaciones y registros del mesozoico y el neógeno.

Zoología de invertebrados[editar]

Esta área del museo contiene colecciones que abarcan diversos grupos del Reino Animal, desde protistas hasta artrópodos. Dentro de las colecciones destacadas de esta Área se encuentra la de moluscos, recolectada por Rodulfo Philippi y que consta de cerca de 250.000 ejemplares, tanto de Chile como de Europa. Asimismo, la institución cuenta con una colección de crustáceos, de 3.000 piezas de extensión.

Zoología de vertebrados[editar]

Esta área del museo tiene como objetivo el estudio de la biodiversidad chilena. A partir de esto, el trabajo consiste en investigar, describir y explicar a los diversos animales vertebrados en todas sus dimensiones, compensando el análisis de su estructura y sus funciones. Los investigadores que se desempeñan en esta Área Curatorial cumplen a la vez el rol de custodios de las colecciones existentes en la institución.

Dentro de las colecciones relevantes del Área se encuentra la de mamíferos, con 2.000 especies. De esta colección surgen los ejemplares de gran tamaño que se exhiben en el Salón Central del museo. También destacan las colecciones de aves (5.000 ejemplares, una de las más completas de Chile) y de herpetozoos (3.000 ejemplares de anfibios y reptiles).

Otras áreas del MNHN[editar]

Además de sus Áreas Curatoriales, la institución cuenta con otras áreas referidas a su funcionamiento diario, como Educación, Exhibiciones, Colecciones, Gestión y Administración, y Comunicaciones y Desarrollo Institucional.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Momento actual: Planificación estratégica 2011-2015, Misión del Museo Nacional de Historia Natural de Chile.
  2. Philippi, Rodulfo Amando (1908). «Historia del Museo Nacional de Chile». Boletín del Museo Nacional 1 (1):  pp. 3-30. 
  3. En el Bicentenario, 180 AÑOS DE HISTORIA NATURAL
  4. La Tercera.cl: Descubren contrafuertes que salvaron al Museo de Historia Natural del terremoto

Enlaces externos[editar]