Muhammad al-Qa'im Bi-Amrillah

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Muhammad al-Qaim Bi-Amrillah (893 - 17 de mayo de 946) (árabe: محمد القائم بأمر الله) es el segundo califa fatimí en Ifriqiya, y gobernó desde 934 hasta su muerte en 946.

Al-Qaim nació en Salamya en Siria en 893 con el nombre de Abd ar-Rahman. Cuando su padre Abdullah al-Mahdi Billah (910-934) alcanzó el poder en Ifriqiya fue nombrado heredero al trono (912), y ayudó al califato sofocando varias revueltas. Sin embargo, las campañas en Egipto fracasaron ante la resistencia del califato abasí (914-915 y 919-921).

En 934 al-Qaim sucedió a su padre como Califa y después no volvió a dejar la residencia real en Mahdia. Sin embargo, el reino de los fatimíes se convirtió en un poder importante en el Mediterráneo. Después de la reconquista de Sicilia, la provincia Bizantina de Calabria y la costa de Italia y de Francia fueron saqueadas.

Pero, entre 944 y 947 el reino se fue hundiendo en una crisis por la rebelión de Abu Yazid, que había unido a las tribus Bereber del jariyismo con las tribus de las montañas de Aurès y de Argelia del este y el sobrante de Ifriqiya. El Imam Al-Qaim pudo aguantar en Mahdia con la ayuda de la marina de guerra durante más de un año, pero murió (17 de mayo de 946) antes de que la rebelión pudiese ser sofocada.

Fue sucedido por su hijo Isma'il al-Mansur Bi-Nasrillah (946-953).


Predecesor:
Abdullah al-Mahdi Billah
Califato Fatimí
934–946
Sucesor:
Al-Mansur'

Referencias[editar]