Moura (mitología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la mitología gallega, las mouras o donas son mujeres bellísimas y encantadas que habitan bajo tierra o bajo el agua, saliendo a asollar su oro junto a las fuentes, ríos, castros, mámoas y ruinas de antiguos monumentos. Son seres feéricos, leucodermos, de rubia cabellera y ojos azules. Lucen lujosos vestidos cubriendo ocasionalmente sus descalzos y bellos pies, llevan suelto su largo cabello y se adornan con maravillosas joyas. Sentándose a orillas de los manantiales o ríos, lavan, peinan sus dorados cabellos con peines de oro, mirándose en un áureo espejo y... aguardan. Son el eco de las Matres celtas, trasunto (Pena Graña) de la joven Mater, que según el principio "la Soberania escoje", busca digno marido, merecedor de gobernar el reino y compartir con ella sus riquezas. Sometiéndolo previamente a una encubierta prueba la Moura mostrará al pretendiende un fabuloso tesoro y le pedirá que elija lo que considere de más valor. Es el origen del ciclo melusino y alclara el sentido de las cantigas medievales, de la enamorada "belida" lavando sus cabellos en la fontana fria. En O Val, Narón (Galicia) los vecinos de la parroquia representan esta leyenda en la Pena Molexa en la noche de San Juan.

Véase también[editar]