Mosaico de Issos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mosaico de Issos
Alexandermosaic.jpg
El mosaico completo
Autor Filoxeno de Eretria
Creación c. 325 a. C.
Ubicación Museo Arqueológico Nacional de Nápoles
Técnica Mosaico
Dimensiones 272 cm × 513 cm

El mosaico de Issos (también conocido como mosaico de Alejandro Magno), realizado cerca del año 325 a. C., es un famoso mosaico de la Casa del Fauno, en Pompeya. Representa la batalla de Issos, en especial la carga de los hetairoi de Alejandro guiados por su líder mientras los soldados de Darío III Codomano intentan proteger a su rey. Mide 272 cm × 513 cm y forma parte de la colección actual del Museo Arqueológico Nacional de Nápoles.

Tema[editar]

¿Qué batalla se representa?[editar]

El mosaico representa una batalla en la que Alejandro trataba de llegar a Darío para capturarle o asesinarle. Tanto la batalla de Issos del 333 a. C. como la batalla de Gaugamela del 331 a. C. compartían esta característica, aunque en la primera Alejandro se acercó más a su rival antes de que éste huyera.

Generalmente se sostiene que el mosaico es una copia de un cuadro de Apeles que éste pintó mientras el líder macedonio aún vivía (por tanto tuvo que ser antes de la batalla de Gaugamela, en su visita a la tienda real), o bien un fresco ya perdido del pintor Filoxeno de Eretria que databa del siglo IV a. C. A éste último menciona Plinio el Viejo,[1] quien sostiene que dicho pintor fue contratado por Casandro para decorar el palacio real.

Alejandro y Darío[editar]

Detalle del retrato de Darío III.

A pesar de estar parcialmente dañado, los principales personajes son fáciles de reconocer.

  • El retrato de Alejandro es uno de los más famosos. El peto de Alejandro tiene una representación de Medusa, la famosa gorgona y su pelo de serpientes, que es típica de los retratos reales según los cánones del arte griego establecidos en el siglo IV a. C. Se le retrata a la izquierda, iniciando la carga montado en su caballo Bucéfalo, y manteniendo su mirada fija en el líder persa.
  • A Darío se le muestra en su carro. Parece estar dando órdenes desesperadamente al auriga real para huir de la batalla, mientras extiende su mano como un gesto mudo hacia Alejandro, o posiblemente tras haber lanzado una jabalina. Tiene una expresión preocupada en su rostro. El auriga da latigazos a los caballos mientras intenta escapar. Los soldados persas situados detrás de él expresan arrojo y consternación.

Otras características[editar]

También se representa a Oxiartes, el hermano de Darío, sacrificando su vida para salvar al rey.

La perspectiva en disminución -que tiene como centro al caballo, visto desde atrás- y el uso de formas para dar una sensación de masa y volumen transmite un efecto naturalista a la escena. Lanzas repetidas en diagonal, espadas que chocan, y la multitud de hombres y caballos evocan el furor de la batalla. Al mismo tiempo, la acción se detiene debido a detalles dramáticos en primer plano, como los caballos caídos y los soldados persas del fondo que contemplan su propia muerte reflejada en un escudo.

Historia del mosaico[editar]

Producción[editar]

Detalle del retrato de Alejandro Magno.

El mosaico está hecho de aproximadamente un millón y medio de diminutas teselas, colocadas en curvas progresivas llamadas opus vermiculatum (literalmente, trabajo de gusano, porque parecía imitar el lento movimiento de un gusano arrastrándose por la tierra). El mosaico es una obra inusualmente detallada y realizada para una residencia privada, y fue probablemente costeada por una persona o familia rica (como hemos dicho, Plinio el Viejo sugiere que esta persona fue el propio Casandro de Macedonia). Otra teoría sostiene que pudo haberse tratado de un mosaico original helenístico, que fue trasladado de Grecia a Roma. El arqueólogo italiano Fausto Levi apoya la primera teoría.

Descubrimiento[editar]

El mosaico fue redescubierto el 24 de octubre de 1831, y en septiembre de 1843 se trasladó a Nápoles, donde se conserva actualmente en un muro (no sobre un suelo, como se encontró) en el Museo Arqueológico Nacional de esta ciudad.

Copia moderna[editar]

En el 2003 el Centro Internacional para el Estudio y Enseñanza de la técnica del Mosaico (CISIM) de Rávena, Italia, propuso crear una copia del mosaico. Cuando su proyecto fue aprobado, el experto en mosaicos Severo Bignami y sus equipo de ocho miembros tomaron una gran fotografía del mosaico, hicieron un boceto de la imagen con un rotulador negro y crearon una especie de «negativo fotográfico» del mosaico.

El equipo compuso el mosaico en secciones de 44 franjas de arcilla, intentando preservar las piezas en las mismas posiciones del mosaico original. Tuvieron que mantener las placas húmedas todo el tiempo. Entonces presionaban un trozo de tela en la arcilla para crear una imagen de los contornos del mosaico sobre el material.

Se recreó el mosaico usando cerca de 2 millones de piezas de varios tipos de mármol. Cuando habían colocado todas las piezas, cubrieron el resultado con una capa de pegamento y gasas y lo sacaron de la arcilla. Colocaron cada sección sobre cemento sintético y las unieron con un compuesto de PVC y plástico.

El proyecto duró 22 meses, con un presupuesto de 216.000 dólares. La copia se instaló en la Casa del Fauno en el 2005. Pueden verse fotos de cómo se hizo esta copia moderna del mosaico en la página web de dos de los artistas que colaboraron en el proyecto, llamada Koko Mosaico.

Referencias[editar]

  1. Plinio el Viejo, Historia natural, XXXV, 110

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]