Mortalidad catastrófica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Mortalidad catastrófica es el nombre con el que en demografía se conoce al tipo de mortalidad anual que difiere de la mortalidad habitual, como consecuencia de algún acontecimiento que eleva de forma puntual la tasa de mortalidad.

Esos acontecimientos han de ser de alguna manera extraordinarios y repentinos, como pueden ser una guerra, una epidemia o una hambruna.

La mortalidad catastrófica suele ser característica del Antiguo Régimen demográfico, y su repetición periódica a lo largo de una serie secular de años de comportamiento demográfico habitual (tasas elevadas de natalidad y mortalidad), elimina el crecimiento natural que se hubiera producido, en cumplimiento de lo que se ha venido en llamar trampa malthusiana, pues se entiende que es el mismo crecimiento de la población lo que presiona al medio natural y social hasta provocar las catástrofes.

Ejemplos que la historiografía ha estudiado son las crisis seculares del siglo XIV o XVII. La edad contemporánea elimina la mayor parte de las consecuencias demográficas de las hambrunas o epidemias (no así de las guerras), aunque hay excepciones, como la llamada gripe española de 1917 (más mortífera que la simultánea Primera Guerra Mundial).

Véase también[editar]