Monte de Venus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Monte de Venus.

Se conoce por monte de Venus (o mons Veneris) a una almohadilla adiposa que descansa sobre la cara anterior de la sínfisis púbica de la mujer. Venus es el nombre de una diosa de la mitología romana relacionada con el amor, belleza y fertilidad, por lo que es común llamar al monte de Venus, el monte del amor. Esta parte de la anatomía femenina ha estado presente a lo largo de la historia del arte, una muestra de ello se puede apreciar en las pinturas de varios artistas renacentistas. Además del vello pubiano, el monte de Venus está provista de glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas.

Vello pubiano[editar]

En la mayoría de las mujeres, el monte de Venus tiene una forma triangular invertida, situada en una zona adiposa. Es un acolchado velloso; los vellos pubianos son más cortos que en el hombre, suelen ser más ensortijado y se disponen en forma de triángulo,[1] con la base sobre el monte de Venus relacionado con el hipogastrio abdominal y el vértice inferior termina en los labios mayores. Los vellos pubianos aparecen en la mujer a inicios de la pubertad, y ya en la adolescencia recubren totalmente al monte de Venus. (Nota: En algunas etnias (o razas si se prefiere el término), el pelo o vello del monte de Venus es lacio o liso. Ejemplo, en el oriente asiático.)[cita requerida]

El rasurar el monte de Venus[editar]

Monte de Venus sin rasurar el vello púbico.

A algunas mujeres les resulta incómoda la presencia de los vellos en esta zona y optan por depilarlos o rasurarlos parcialmente o en forma total; sin embargo, para otras es sinónimo de feminidad y adultez, sintiéndose satisfechas con la forma de su vello púbico.

Todas las operaciones ginecológicas vienen precedidas por rasurar los vellos pubianos, sin que se haya visto un aumento de infecciones —como una infección urinaria— como consecuencia de rasurar la región púbica.[2]

Patologías[editar]

El edema del monte de Venus es una de las secuelas de la irradiación de la vulva en la radioterapia del abdomen y la pelvis.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. BARRANTES FREER, Alonso, JIMENEZ RODRIGUEZ, Milena, ROJAS MENA, Betzabé et al. Embarazo y aborto en adolescentes. Med. leg. Costa Rica. [online]. mar. 2003, vol.20, no.1 [citado 13 Diciembre 2007], p.80-102. Disponible en la World Wide Web: [1]. ISSN 1409-0015.
  2. MENENDEZ LOPEZ, V., GALAN LLOPIS, J.A., ELIA LOPEZ, M. et al. Sobre la necesidad del rasurado de la región púbica en los pacientes que van a ser sometidos a cirugía urológica endoscópica. Actas Urol Esp. [online]. 2004, vol. 28, no. 10 [citado 2007-12-13], pp. 761-765. Disponível em: [2]. ISSN 0210-4806.
  3. SAMPER OTS, P. M., PEREZ-ESCUTIA, M. A. y CABEZAS, M. A. Toxicidad en tratamientos de abdomen y pelvis: tipo de toxicidad y escalas de valoración. Oncología (Barc.). [online]. 2005, vol. 28, no. 2 [citado 2007-12-13], pp. 35-41. Disponible en: [3]. ISSN 0378-4835.

Enlaces externos[editar]