Monte Elbrús

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Monte Elbrus»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Elbrus
Albours.jpg
Elbrus
Elbrus
Tipo Estratovolcano (apagado)
Ubicación Flag of Russia.svg Rusia Europea
 • Coordenadas 43°20′45″N 42°26′55″E / 43.345833333333, 42.448611111111Coordenadas: 43°20′45″N 42°26′55″E / 43.345833333333, 42.448611111111
Altitud 5642 msnm
Prominencia 4741 m
Sierra olaser
Cordillera Cáucaso
Primera ascensión 1874, por F. Crauford Grove, F. Gardner, H. Walker y P. Knubel.
Ruta Escalada en nieve/hielo
[editar datos en Wikidata ]
Representación tridimensional del Elbrus

El monte Elbrús (en ruso: Эльбрус; en karachayo-bálkaro: Минги тау, Mingi tau [miŋŋi taw]) es un estratovolcán durmiente situado en la parte occidental de la cordillera caucásica, en Kabardia-Balkaria (Rusia), cerca de la frontera de Georgia. Es el punto más elevado de Europa. Es la montaña más alta de Rusia y de la cordillera del Cáucaso, la cual, junto con los montes Urales marcan la frontera tradicionalmente aceptada entre Europa y Asia. La cima de menor altitud de las dos que tiene el Elbrús fue ascendida por vez primera el 10 de julio de 1829 (calendario juliano) por Killar Kashirov, un guía karachái.

Al ser una frontera artificial, se considera que la parte norte del Cáucaso es europea y la parte sur asiática. Por tanto, el monte Elbrús, con 5642 m de altitud, es la montaña más alta de Europa al encontrarse en la zona norte del Cáucaso.

Localización[editar]

El Elbrús está situado 20 km al norte de la divisoria principal del Gran Cáucaso y 65 km al suroeste de la ciudad rusa de Kislovodsk. Su capa de hielo permanente alimenta 22 glaciares, de los que nacen los ríos Baksan, Kuban y Malka, entre otros.

Historia[editar]

Imagen por satélite del monte Elbrus.

En la antigüedad se conocía la montaña como Strobilus, nombre latino del estróbilo o cono de los pinos, un préstamo directo del griego antiguo strobilos que significa «un objeto retorcido» (un término botánico establecido desde hace mucho que describe la forma de la cima del volcán). Según la mitología, Zeus había encadenado allí a Prometeo, el titán que había robado el fuego de los dioses y se lo había dado al hombre antiguo; probablemente una referencia a la actividad histórica del volcán.

La cima de menor altitud de las dos que tiene el Elbrús fue ascendida por vez primera el 10 de julio de 1829 (calendario juliano) por Killar Kashirov, un guía karachái para una expedición científica del Ejército Imperial Ruso, liderada por el General Emmanuel. Los segundos en alcanzar esta cumbre fueron los ingleses Douglas Freshfield, Adolphus Moore y C. C. Tucker en 1868. La superior (unos 40 m más alta) tuvo su primera ascensión en 1874 por una expedición británica encabezada por Florence Crauford Grove y que incluía a Frederick Gardner, Horace Walker y el montañero suizo Peter Knubel.

Durante los primeros años de la Unión Soviética, el montañismo se convirtió en un deporte de masas muy popular, y hubo un considerable tráfico de personas por la montaña. En el invierno de 1936, un grupo muy grande de miembros del komsomol, inexpertos, intentaron subir la montaña, y acabaron padeciendo muchas muertes al resbalar en el hielo y caerse.

La Wehrmacht alemana ocupó brevemente el área aledaña durante la Segunda Guerra Mundial con 10.000 soldados de una división de Gebirgsjäger (regimientos de montaña), desde agosto de 1942 hasta enero de 1943.[1] Una historia posiblemente apócrifa narra que un piloto soviético recibió una medalla por bombardear la principal cabaña en la montaña, Priyut 11 (en ruso, Приют одиннадцати, «Refugio de los 11»), mientras estaba ocupada. Más tarde fue propuesto para una medalla no por darle a la cabaña sino, en lugar de ello, al suministro de combustible alemán, dejando la cabaña en pie para futuras generaciones. Cuando le llegaron a Adolf Hitler noticias de que un destacamento de montañeros fue enviado por el oficial general que lideraba la división alemana a subir a la cima del Elbrús y plantar la bandera con la esvástica en su cima, se dice que se enfureció, llamando al logro un "truco" y amenazando con un consejo de guerra al general.[2]

El monte Elbrus con sus dos picos.

Durante la existencia de la Unión Soviética se fomentaron las escaladas al Elbrús, y en 1956 una ascensión en masa de 400 montañeros marcó el 400 aniversario de la anexión de Kabardino-Balkaria, la república autónoma en la cual se halla el Elbrús. El Elbrús se encuentra representado en la bandera de dicha república.

De 1959 a 1976, se construyó un sistema de teleféricos que en varias etapas lleva a los visitantes hasta una altitud de 3.800 m. Hay una amplia variedad de rutas para ascender a la montaña, pero la ruta normal, que está libre de grietas glaciares, continúa más o menos recta por la vertiente donde se sitúa la estación final del teleférico. Durante el verano, puede darse que 100 personas intenten acceder a la cumbre en un día utilizando esta ruta. Los ascensos en invierno son escasos, y normalmente los emprenden sólo montañeros muy experimentados. El Elbrús es tristemente célebre por su brutal tiempo invernal, y los intentos en la cumbre son pocos y distanciados entre ellos. La subida no es técnicamente difícil, pero sí es exigente desde el punto de vista físico por la altitud y los vientos fuertes frecuentes. El número medio de muertes anuales oscila entre 15 y 30, debido ante todo a los muchos intentos desorganizados y pobremente equipados de llegar a la cima de la montaña.[3]

El monte Elbrús no debe confundirse con los montes Alborz (también llamados Elburz) en Irán, que también derivan su nombre de la legendaria montaña Harā Bərəzaitī en la mitología persa.

Tradicionalmente se pensaba que el mítico Mont Blanc era el más alto de Europa; no obstante, el Elbrús lo supera considerablemente. Aún en el presente sigue siendo motivo de disputa por su posición en el límite de Europa, en el Cáucaso.

En 1997 un Land Rover Defender fue conducido hasta la cumbre, entrando en el Libro Guinness de los récords.[4]

Formación[editar]

Las montañas del Cáucaso son el resultado de una colisión tectónica entre la placa arábiga que se mueve hacia el norte y la placa euroasiática. Forman una continuación del Himalaya. La región entera sufre con relativa frecuencia fuertes terremotos como resultado de esta actividad.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]