Montaña rusa de madera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una gran woodie Colossos en Heide Park, Alemania, es una de las pocas megawoodies que existen, por cuatro pies no es hiper.

Una montaña rusa de madera, también conocida como woodie, es un tipo de montaña rusa cuya estructura está formada por un armazón de madera y sus rieles están hechos de madera forrados en su parte superior de una lámina de acero. Ocasionalmente, la vía es de madera pero la estructura es de perfiles de acero, pero la montaña se clasifica como madera por el diseño de la pista. También hay woodies en las que se usa acero en los vanos de la estructura.

Actualmente, según www.rdcb.com, hay censadas 176 woodies en todo el mundo, 130 en Norteamérica, 34 en Europa, 8 en Asia, 3 en Australia, 1 en Sudamérica y ninguna en África.

Características[editar]

Debido a los límites de la madera, las woodies no tienen inversiones (donde viajas cabeza abajo), o curvas extremadamente peraltadas (overbanked turns). Aunque hay excepciones: Son of Beast tiene 208 pies de caída (unos 63 metros y medio) y tuvo un rizo (looping) de 36 metros de alto, aunque el rizo estaba soportado en metal, pese a esto será difícil encontrar inversiones como un cobra roll. Otro caso especial es Hades, una única montaña rusa con un túnel de doble vía y una curva sobreperaltada a 91 grados, esta posee una estructura de acero.

Actualización: recientemente ha sido eliminado el rizo de son of beast, o será eliminado dentro de poco.

Sus principales elementos son los valles y colinas; las hélices, que proporcionan elevadas fuerzas G; y las dobles caídas, que consisten en dos bajadas seguidas con un tramo plano en lugar de una sola bajada, lo que produce una sensación de air time (ausencia de la percepción de gravedad), sobre todo en los últimos asientos del tren.

Este tipo de montañas rusas a veces circulan siguiendo de forma aproximada el relieve del terreno, y en este caso se las denomina también terrain coaster.

Sus vagones suelen ser de 2×2 o de 3×2 pasajeros. Actualmente casi todas llevan un arnés de seguridad que en casi la totalidad de los casos consiste en una barra que se sitúa justo encima de las piernas en la zona de la cadera. Los trenes suelen tener una capacidad de 24 personas aproximadamente.

Tradicionalmente han sido pintadas de color blanco, pero actualmente se tiende más a dejar el color natural de la madera. Siempre se usa madera con tratamientos para mejorar sus cualidades y evitar su deterioro con el tiempo.

Pista prefabricada[editar]

Uno de los más recientes desarrollos en diseño de montañas rusas de madera es el uso por parte de Intamin AG de la pista prefabricada. Este diseño esencialmente aplica los principios de la fabricación de montañas rusas de acero a las de madera.

Tradicionalmente la pista de las montañas rusas de madera se construye en el mismo lugar donde serán emplazadas. Esta se sujeta con clavos capa a capa a los soportes de la estructura, y después es suavizada para que adquiera la forma requerida, y finalmente se instalan unas platabandas de acero sobre la superficie, donde rodarán los coches. En el otro lado, la pista prefabricada se construye en una fábrica. Está hecha de muchas capas delgadas de madera que son pegadas juntas y después cortadas a láser para tener la forma exacta necesitada. La pista es construida en secciones de 25 pies (unos 8 metros y medio) que tienen juntas especiales en los extremos que permiten encajar entre ellos como piezas de LEGO o TENTE. Este proceso permite mucha más precisión que cualquiera realizado manualmente. Además, los trenes para una montaña rusa de madera prefabricada tienen ruedas con ruedas de poliuretano, como las montañas rusas de acero. En contraste, las montañas rusas de madera tradicionales tienen ruedas de metal.

Este proceso resulta en una atracción que es casi tan suave como la más suave de las montañas rusas de acero, y mucho más suave que cualquier montaña rusa de madera tradicional. Pese a ello, algunos aficionados a las montañas rusas pueden encontrar esta suavidad como algo negativo en la experiencia, porque ya no tiene el mismo carácter que una montaña rusa de madera tradicional. Pese a esto, muchas montañas rusas de madera prefabricadas suelen estar consideradas entre las mejores montañas rusas del mundo.

Las montañas rusas de madera prefabricadas también tienen la ventaja de una construcción más rápida y un mantenimiento más reducido que una montaña rusa de madera tradicional. La pista es símplemente instalada sobre la estructura, lo que requiere significativamente de un tiempo menor comparado con el proceso tradicional. La pista prefabricada, además, permanece suave mucho más tiempo que la pista tradicional, que se vuelve brusca más rápidamente y a veces, incluso necesita ser complétamente reemplazada.

Madera contra acero[editar]

Texas Giant, una gran woodie de Six Flags over Texas, Estados Unidos.

Las sensaciones de una montaña rusa de madera son muy diferentes a una de acero. Aunque técnicamente tienen menos posibilidades que las de acero para tener mayor variedad de elementos e inversiones, las de madera en su lugar suelen tener más sensaciones salvajes, además tienen cierto efecto psicología que induce algo de temor, además de mayor sensación de velocidad y altura. Sus vacilantes estructuras y pistas dan una sensación de inseguridad mayor que el acero, aparte del poderoso rugido del tren al pasar por los tramos del recorrido y hacer crujir la madera; si bien la sensación de inseguridad que puedan ofrecer es ficticia, ya que las estructuras son muy seguras y fiables gracias a que se usan maderas de alta calidad y a su cuidadoso mantenimiento.

Se debate qué tipo de montaña rusa es mejor, si de madera o de acero. Pero esta comparación no tiene mucho sentido, ya que ambos tipos son complementarios, puesto que ofrecen sensaciones muy diferentes. Actualmente, los buenos parques suelen tener, aparte de las de acero, al menos una montaña rusa de madera. Los mayores tienen dos, como Six Flags Magic Mountain, o tres woodies, como Cedar Point.

Tipos de woodies[editar]

A pesar de su parecidos, hay varios tipos diferenciados de montañas rusas de madera, en función de la forma del recorrido.

Clásicas (classic)[editar]

Constan fundamentalmente de valles y colinas, y tramos predominantemente rectilíneos. Actualmente ya no se construyen.

Tornado (twister)[editar]

Tienen numerosas curvas en el recorrido, aparte de sus valles y colinas. También tienen hélices (curvas con muchos grados de giro, y normalmente prolongadas en muchos metros). No suelen tener muchos tramos rectos. Son las más construidas en la actualidad.

Perdiendo popularidad y resurgimiento[editar]

Fueron muy populares en los parques de atracciones en la primera mitad del siglo XX; pero desde la aparición del acero, las montañas rusas de madera aparentan perder popularidad por algunas razones: Primero, porque los parques preveen los costes de la atracción con antelación. Las de acero requieren un desembolso inicial mayor para la atracción, pero tienen un menor coste de mantenimiento a lo largo de los años de operación. En cambio las de madera requieren mayor presupuesto anual para cuidarlas y que operen en condiciones, como reparar la pista, lubricarla, mantener las estructuras...

Además son menos llamativas en el mundo de la publicidad para el gran público. Los anuncios de superlativos "más grande," "más alta", o "más rápida" que tanto llaman a las masas, es algo en lo que casi no pueden competir las montañas rusas de madera; de hecho, la mayoría de los récords mundiales son de montañas rusas de acero. La woodie más alta son unos 60 metros y en acero son 130 metros, y en velocidad pocas hay que pasen de 100 km/h. En cambio en duración del trayecto y longitud del recorrido, las montañas rusas de madera si que pueden estar al nivel, y superarlas (como The beast). Los parques de atracciones suelen buscar atracciones cada vez más rápidas, altas y innovadoras, pero sobre todo comerciales y que atraigan a la gente. En los anuncios, a menudo, muestran las montañas rusas más altas y rápidas, no mostrando apenas las de madera.

De todas formas, parece que las montañas rusas de madera experimentan un resurgimiento. En 2006 tres grandes montañas rusas abrieron en Estados Unidos. Las tres atracciones fueron Kentucky Rumbler, The Voyage en Holiday World, and El Toro en Six Flags Great Adventure. Mientras no se sabe si esta tendencia continuará, parece que los parques de atracciones y temáticos muestran interés en las montañas rusas de madera.

Ejemplos de woodies[editar]

Estados Unidos[editar]

Resto de Europa[editar]

Asia[editar]

México[editar]

Bibliografía[editar]

Ver además[editar]