Moneda de curso legal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Moneda corriente»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La moneda de curso legal, moneda corriente o unidad monetaria, es la forma de pago, definida por la ley de un Estado, que se ha declarado aceptable como medio de cambio y forma legal de cancelar las deudas.

El curso legal se otorga en ciertas especies de moneda, el cual lo hace independiente del diseño o cantidades expresadas en la moneda. En algunos casos el curso legal puede incluir equivalencias con otras monedas o unidades de cuenta. Por ejemplo, el pago de derechos aduaneros, al interior de un país, se puede expresar en la o las principales monedas usadas para el comercio internacional. En algunos casos la contabilidad de una empresa puede expresarse en otra moneda (por ejemplo, dólares estadounidenses) pero el cobro y pago de obligaciones entre personas o instituciones en el país solo se puede efectuar con la moneda nacional definida como de curso legal.

En algunos casos se puede establecer el curso legal de dos monedas de distinto origen (la moneda nacional y una extranjera). Por ejemplo, dólar estadounidense y moneda nacional como en los casos de El Salvador (2001), Panamá (1904), así como un conjunto de países puede acordar una moneda en común como de curso legal, por ejemplo, el euro o el SUCRE.

Curso forzoso[editar]

Cuando la ley obliga a utilizar una sola moneda de curso legal como única forma de pago aceptable en un país, imponiendo así un monopolio monetario, se habla de moneda de curso forzoso. Esto contrasta así con países donde se permite la competencia monetaria, ya sea aceptando que los pagos se realicen en divisas de otros países o en monedas alternativas.

El curso forzoso ha sido criticado, entre otros por el profesor Larry Parks: "Si el dinero es bueno y la gente lo acepta voluntariamente, ¿qué necesidad hay de leyes de curso forzoso? Si el dinero no es bueno, ¿cómo se puede en una democracia obligar al pueblo a utilizarlo?"

Véase también[editar]