Mohamed Atta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mohammed Atta
محمد عطا
Mohamed Atta.jpg
Nombre real Mohamed al-Amir Awad al-Sayid Atta
Nacimiento 1 de setiembre de 1968
Bandera de Egipto Kafr el Sheij, Egipto
Fallecimiento 11 de septiembre de 2001 (33 años)
Bandera de los Estados Unidos Nueva York, Estados Unidos
Cargo(s) criminal(es) Terrorismo
Situación actual Muerto
Ocupación Terrorista kamikaze
Padres Padre: Mohamed al-Amir Awad al-Sayed Atta
Madre: Bouthayna Mohamed Mustapha Sheraqi
[editar datos en Wikidata ]

Mohamed Atta (Kafr el Sheij, Egipto, 1 de setiembre de 1968Nueva York, Estados Unidos, 11 de septiembre de 2001) fue uno de los terroristas islámicos kamikazes que organizaron y secuestraron uno de los aviones que provocaron los atentados del World Trade Center. Atta, en árabe, significa "regalo".

Biografía[editar]

Mohamed al-Amir Awad al-Sayid Atta nació el 1 de septiembre de 1968 en Kafr el Sheij, Egipto, en el seno de una familia acomodada. Su padre era abogado en El Cairo y su madre profesora universitaria.

Atta se matriculó después en la Universidad de El Cairo, donde obtuvo el título de arquitecto urbanista. Se trasladó a Alemania en 1992 para estudiar en la Universidad de Hamburgo. En esta ciudad germana formó la célula de Hamburgo de Al Qaeda junto con Ramzi Binalshibh, Marwan al-Shehhi, Said Bahaji, Zakariya Essabar, Mounir el Motassadeq y Abdelghani Mzoudi.

Mohamed Atta entra por primera vez en territorio estadounidense. Lo hace con un pasaporte de los Emiratos Árabes Unidos y con visado de turista el 3 de junio de 2000. Junto con al-Shehhi, uno de los miembros de la célula de Hamburgo, ambos se inscriben en la escuela de pilotaje de Venice, Florida, y piden ser adiestrados más intensamente en viajes.

El 29 de junio de 2001, Atta alquila una habitación en Las Vegas. Se reúne con Salem al-Hazmi (uno de los terroristas que viajará en el avión que se estrellará en El Pentágono) con Hani Hanjour (que viajará también en ese avión) y otros contactos de la célula de Hamburgo, Marwan al-Shehhi (el piloto del avión que chocó contra la segunda torre) y Ziad Jarrah (piloto del avión que se estrellaría en Pensilvania). Los jefes de los cuatro comandos del 11 de septiembre están allí reunidos.

Los últimos preparativos son perfilados en España, en una reunión cerca de Tarragona entre Atta, al-Shehhi, Binalshibh y otros tres militantes islámicos. Atta llegó a Madrid procedente de Miami el 7 de julio de 2001 y partió de España rumbo a Florida el 19 de julio. El 17 de julio, Mohamed Atta, con un pasaporte egipcio y bajo su propio nombre, ya que no tenía antecedentes penales, se aloja en el hostal Mont-Sant de Salou. El director del hospedaje lo confirmaría inmediatamente al ver su fotografía después de los atentados. Así mismo, pasó la noche anterior a su regreso definitivo a Estados Unidos en un hotel de Barajas.

El 11 de septiembre de 2001, Atta y cuatro secuestradores secuestraron el vuelo 11 de American Airlines, un Boeing 767 con 92 personas a bordo, y lo estrellaron contra la Torre Norte del World Trade Center a las 8:46 a.m., hora local de Nueva York.

La última voluntad de Atta[editar]

El domingo 30 de septiembre de 2001, el diario El Mundo publicó la última voluntad de Mohammed Atta [1], que a continuación se muestra de manera íntegra:

«Yo, Mohamed, hijo de Mohamed Al-Amir Awad al-Sajjid, deseo que se cumpla lo siguiente a mi muerte:

  1. Quienes me amortajen han de ser buenos musulmanes, que me encomienden a Dios y pidan su perdón.
  2. Deben cerrarme los ojos y rogar que me despierte en el cielo, han de vestirme con nuevas ropas y no dejarme con aquéllas con las que muera.
  3. Nadie debe llorar por mi causa, ni gritar, ni arrancarse las ropas, o golpearse el rostro, porque son gestos que carecen de sentido.
  4. Nadie, que en el pasado no me tratara bien, ha de visitarme, ni besarme o despedirse de mí.
  5. No quiero que me despidan ni embarazadas ni personas impuras.
  6. Las mujeres no deben pedir perdón por mi muerte.
  7. Quienes laven mi cadáver han de dar gracias a Dios y rezar para que esté con los ángeles.
  8. Quienes laven mi cadáver han de ser buenos musulmanes. No deben ser muchos, pues es innecesario.
  9. Quienes laven mi cuerpo y mis genitales han de llevar guantes para no ser tocado.
  10. La mortaja ha de ser de tela blanca, ni seda ni material caro.
  11. No debe haber mujeres en mi entierro ni deben visitar después mi tumba.
  12. El entierro ha de celebrarse en voz baja y proceder rápidamente.
  13. He de ser inhumado con buenos musulmanes, con la cara en dirección a La Meca.
  14. He de reposar sobre el lado derecho.
  15. Una hora han de acompañarme en la tumba.
  16. No quiero que se siga la costumbre de que me recuerden cada 40 días o una vez al año.
  17. Tampoco quiero que nadie me coloque un talismán, mejor que recen.
  18. Mis propiedades han de repartirse como dispone el Islam.»

Véase también[editar]