Modo infinitivo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En gramática, el infinitivo es una forma verbal no finita que exhibe características propias de un sustantivo. Generalmente no distingue persona, número ni tiempo; aunque, por ejemplo en portugués y en gallego, se puede conjugar con persona y número. Es una forma apta para expresar la idea de una acción como noción general, sin especificar las circunstancias de su realización particular (cómo, cuándo, qué o quién).

El carácter abstracto de la acción evocada por el infinitivo explica que en muchos idiomas lo encontremos como entrada (lema) en el diccionario agrupando todas sus formas conjugadas. Por esta razón también se suele encontrar en las frases donde se dice algo general sobre dicha acción.

Ejemplos en español:

  • Querer es poder.
  • El comer y el rascar todo es empezar.
  • Ver para creer.

Dentro de las características del infinitivo en la mayoría de los idiomas —con la excepciones mencionadas para el portugués y el gallego— se pueden enumerar:

  • Se usa como verboide en la mayoría de los casos.
  • Cumple la función de otras categorías léxicas —generalmente de sustantivo— en las oraciones que lo contienen, por ejemplo, como sujeto de otro verbo.
  • No se conjuga con ningún sujeto; en los casos en que haya sujeto, no presenta caso.
  • No cumple la función de verbo declarativo aunque sea la única forma verbal de la frase.
  • Por convención lexicográfica, es la forma verbal considerada como lema, nombre o forma no conjugada del verbo; y es la forma inicial usual para referirse a un verbo o investigar sus conjugaciones.
  • No presentan tiempo, modo, aspecto, ni voz.
  • Se utilizan con verbos auxiliares.

Sin embargo, no siempre el infinitivo presenta todas estas características en un idioma en particular. Los infinitivos de los idiomas pueden presentar otras características, incluyendo la ausencia de algunas de las características listadas previamente. Además, hay idiomas sin un infinitivo estricto, como el japonés.

El infinitivo en español[editar]

En español hay tres formas verbales consideradas no finitas; sin embargo, el término infinitivo se aplica a sólo una de ellas: aquella más cercana a un sustantivo; mientras que el participio se asimila al adjetivo y el gerundio al adverbio. El infinitivo no se conjuga y sus terminaciones son:

  • 1ª conjugación, terminación en -ar
  • 2ª conjugación, terminación en -er
  • 3ª conjugación, terminación en -ir

En español hay además dos formas de infinitivo:

  • Infinitivo simple (vg.: amar, temer, partir).
  • Infinitivo compuesto (vg.: haber amado, haber temido, haber partido).