Modelo escandinavo de bienestar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El modelo escandinavo de bienestar es un término utilizado para describir la forma que Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia e Islandia han escogido para financiar y organizar sus sistemas de seguridad social, servicios de salud y educación.

El llamado modelo nórdico se refiere específicamente al modelo económico de Suecia, Noruega y Dinamarca.

Beneficios[editar]

Se considera que el modelo de bienestar de los países escandinavos es universal. En adición, los beneficios son otorgados individualmente, por ejemplo, las mujeres casadas tienen derechos independientes de sus esposos.

En los países escandinavos, el estado está envuelto en la organización y financiamiento del bienestar social disponible para los ciudadanos en mayor medida que otros países europeos. Por esta razón el modelo de bienestar es acompañado por un sistema de impuestos que tiene tanto una amplia base tributaria como un sistema de impuestos progresivo dirigido por una redistribución de los ingresos desde los miembros de la sociedad más ricos hasta los más pobres. El cuidado de salud público es una parte importante del modelo escandinavo, asegurando servicios de salud de calidad independientemente de las circunstancias económicas del individuo.

Los beneficios dados son más generosos que los dados por el modelo británico Beveridge, y en comparación con el sistema fiscal éste tiene una mayor redistribución que el modelo de bienestar Bismarck.

Algunos economistas que favorecen la forma de organización escandinava argumentan que ésta es más simple y comprensible que en el caso de otros países de Europa. En los países de Escandinavia la mayoría de las tareas del bienestar social son asumidas por el estado o autoridades locales, y sólo de una manera limitada por individuos, familias, iglesias u organizaciones nacionales de bienestar.

Economistas en contra del sistema escandinavo argumentan que el incremento en la interferencia del estado en todos los asuntos públicos y la forzada redistribución de los ingresos, dejan a los miembros más productivos de la sociedad con ganancias limitadas por su trabajo. Argumentan que el sistema "parece" trabajar por estar implementados en países pequeños con un alto nivel de educación uniforme acompañado con una fuerte ética que enfatiza en el valor del trabajo. Es interesante notar que a pesar de los generosos beneficios del bienestar social los niveles de desempleo en Escandinavia son de los más bajos del mundo.

Este modelo coexiste con el capitalismo y ha contribuido al desarrollo de un alto nivel de vida en la región. Es importante notar que el modelo de bienestar escandinavo es un concepto abrazado en consenso tanto por partidos políticos de derecha como de izquierda. En ocasiones el nivel de beneficios es discutido, pero rara vez los beneficios en si.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

1.Defensa del modelo escandinavo de bienestar (inglés).
2.Crítica al modelo escandinavo de bienestar (inglés).