Modalidades de los signos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las modalidades de los signos en Astrología son unas cualidades que se asignan a cada signo zodiacal: fijo, cardinal o mutable. Dentro de dicha pseudociencia se cree que estas cualidades son significativas.

Signos cardinales[editar]

Son aquellos signos que se encuentran en los cuatro extremos de los puntos conocidos como equinoccios y solsticios del círculo zodiacal. Existen cuatro signos cardinales: Aries, Cáncer, Libra y Capricornio.

Se denomina equinoccio al momento del año en que los días tienen una duración igual a la de las noches en todos los lugares de la Tierra, excepto en los polos. Ocurre dos veces por año: el 20 ó 21 de marzo y el 22 ó 23 de septiembre de cada año. Debido a si fecha de ocurrencia se asocian a los signos Aries y Libra con el Equinoccio.

Los solsticios son aquellos momentos del año en los que el Sol alcanza su máxima posición meridional o boreal, es decir, una máxima declinación norte (+23º 27') y máxima declinación sur (-23º 27') con respecto al ecuador terrestre. En el solsticio de verano del hemisferio norte el sol alcanza el cenit al mediodía sobre el Trópico de Cáncer y en el solsticio de invierno alcanza el cenit al mediodía sobre el Trópico de Capricornio. Ocurre dos veces por año: el 20 o 21 de junio y el 22 o 23 de diciembre de cada año. Debido a sus fechas de ocurrencia se asocian a los signos Cáncer y Capricornio con el solsticio.

Signos fijos[editar]

Estos signos le siguen a los cardinales en el círculo del zodíaco, siendo estos Tauro, Leo, Escorpio y Acuario. El nombre de signos "fijos" se le ha dado por el hipotético temperamento fijo o rígido que se les asigna en la astrología.

Signos dobles o mutables[editar]

Son Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis. Al igual que los "fijos", se llaman "dobles" por, dentro de las creencias de la astrología, contener dos rasgos básicos opuestos en una misma personalidad.