Mito del carro alado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El mito del carro alado y el auriga (o de la biga) aparece en la obra Fedro de Platón y sirve para explicar la teoría de la reminiscencia.

Esbozo[editar]

Platón ilustra su concepción acerca de la constitución interna del alma humana. Esta alegoría habla de un auriga que conduce un carro tirado por dos caballos alados:

El conductor del alma humana conduce un par de caballos, uno de los cuales es noble y de casta noble, pero el otro todo lo contrario en raza y carácter. La conducción es difícil y problemática.

El auriga representa el intelecto, la razón, o la parte del alma que debe guiar al alma hacia la verdad, un caballo representa impulso racional o moral o la parte positiva de la naturaleza pasional (indignación justa, p.ej.) mientras que el otro representa las pasiones irracionales del alma, apetitos o naturaleza concupiscente. El Auriga dirige la carroza/alma, tratando de detener los caballos de ir de maneras diferentes y avanzar hacia la iluminación.