Misión de San Borja Ádac

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La misión de San Francisco de Borja Ádac está ubicada cerca de Bahía de Los Ángeles en el norteño estado mexicano de Baja California, no existen grandes centros poblaciones que sirvan de ubicación, Guerrero Negro (Baja California Sur) es el sitio más cercano que puede servir de referencia, queda a más de 100 km de San Borja. Fue construida por los misioneros jesuitas en el siglo XVIII en una región que los cochimíes llamaban Ádac, topónimo cuyo significado esprobable que sea Mezquite o Lugar de Mezquites.

La misión de San Borja está dentro de la jurisdicción del estado de Baja California, los padres misioneros de la orden de los jesuitas solamente levantaron dos misiones y dos visitas en el estado (una visita era una pequeña y frágil capilla subordinada a una misión cercana) solo sobreviven las dos Misiones, San Borja y Santa Gertrudis. Los misioneros jesuitas construyeron las menciones citadas en adobe, fueron los misioneros de la orden de los dominicos quienes las reconstruyeron en cantera y aún existen.

Camino misionero

La fundación[editar]

El sitio donde se estableció la misión lo encontró el misionero jesuita George Retz en 1758, él partió desde la Misión de Santa Gertrudis la Magna de Kadakaamán, después de una travesía de tres días dio con el sitio en que se fundó la misión.

La dotación o dote para construir esa misión la proporcionó la piadosa señora María de Borja, duquesa de Béjar y Gandía España, la señora recibió información de boca de un sirviente que había sido soldado en la California de la labor que entre los gentiles (no cristianos) estaban desarrollando los misioneros jesuitas.

La edificación de la misión le fue conferida al sacerdote jesuita Wenceslao Link, él era nativo de la región de Bohemia hoy en día parte de la República Checa, después de un corto tiempo en la misión aprendió a hablar la lengua nativa, cochimí. A su llegada el padre Link encontró a no más de 300 nativos conversos que le heredó el padre Retz.

Gracias a la buena labor que desarrolló el padre Link en la misión esta creció al grado que en su plenitud llegó a albergar a cientos de nuevos conversos, en su día la misión contó con más de 300 cabezas de ganado. Para auxiliar al padre Link en la naciente misión le enviaron al padre jesuita Victoriano Arnés, posteriormente y debido que tanto el padre Link como el padre Arnés se dedicaron a explorar más al norte de la península con el fin de fundar nuevas misiones, fue enviado a la misión el padre Juan José Diez para que la misión no se quedara sin religiosos.

El abandono[editar]

Desde 1769, muchos indios de San Borja y de otros lugares fueron llevados a la Alta California para auxiliar a los franciscanos en los trabajos agrícolas de las nuevas misiones que allá se establecerían; finalmente, en 1818 o 1821, la misión se cerró por la falta de indios, las pinturas al óleo que adornaban la iglesia, incluyendo un Velásquez, fueron robadas; las campanas originales desaparecieron en 1962, y una de las pocas piezas artísticas originales que se conserva es la estatua de San Francisco de Borja, que fue restaurada por los lugareños en 1994. Actualmente se hacen obras de restauración general y el lugar es centro religioso de los pocos vecinos que celebran allí la fiesta del santo el 10 de octubre.

Hoy en día la misión está deshabitada y abandonada; fue rescatada e iniciada su reconstrucción por el gobierno mexicano y por el p. Mario Menghini Pecci. En ella habita una familia que se encarga de la custodia. La Misión recibe la visita de viajeros y lugareños que celebran en octubre la fiesta del santo.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]