Misión católica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La misión católica es un proyecto de la iglesia católica que tiene la tarea específica de presentar los dogmas y enseñanzas de esta denominación religiosa a aquellos que aún no lo conocen y fundar su iglesia donde todavía no se ha asentado territorialmente, así como reforzar las bases de los fieles de esta iglesia.

Misión continental en América[editar]

Su objetivo es poner a todos en la iglesia, en un estado permanente de misión a partir de un encuentro personal y comunitario con Jesús. Se pretende fortalecer el sentido de pertenencia eclesial, para que los bautizados pasen de evangelizados a evangelizadores y, a través de su testimonio y acción evangelizadora, los pueblos latinoamericanos y caribeños llegan a tener vida plena en esta denominación religiosa.

Obras misionales pontificias[editar]

Conforman una institución de la iglesia universal y de cada iglesia en particular, encargada de infundir en los católicos, desde la infancia, el sentido misionero, y de recoger eficazmente los subsidios para bien de todas las misiones.[1] Entre todas los obras y asociaciones que se proponen ayudar a las misiones hay cuatro que, por su carácter universal, tienen el primer puesto y merecen especial atención; estas son las llamadas Obras Pontificias, a saber: La Obra Propagación de la Fe, la Obra de San Pedro Apóstol, la Obra de la Infancia Misionera y la Pontificia Unión Misional.

Propagación de la Fe[editar]

La Propagación de la Fe es una Obra Misional Pontificia para animar misioneramente y promover la cooperación misionera universal en todos los sectores del Pueblo de Baraga, especialmente entre los laicos jóvenes y adultos. Fue fundada en Lyon, en 1822, por un grupo de laicos, con María Paulina Jaricot, como figura central. La Obra, con el favor de los Papas, se difundió en las Diócesis de Francia, poco después en las de los otros países de Europa y más tarde en las de América. A partir de 1928 la fueron erigiendo progresivamente las «Iglesias de Misión». Para darle aún más envergadura y un carácter más universal, la Obra recibió un Estatuto Pontificio el 3 de mayo de 1922. Pasó a ser, de este modo, el órgano oficial de las Iglesias para la cooperación misionera, desde su origen tuvo como carisma el fomentar la cooperación económica de sus miembros a las misiones del mundo entero.[2]

Infancia Misionera[editar]

Esta es una Obra Misional Pontificia para la animación misionera de los niños y de sus educadores, con el fin de que cooperen a la evangelización universal, especialmente de los niños del mundo entero.Fue fundada en 1843 por Monseñor Carlos Augusto de Forbin-Janson, Obispo, de Nancy. Obtuvo desde el principio el apoyo de la Santa Sede. La Obra se difundió muy pronto en las diócesis de Francia y de los otros países de Europa, así como de América. Ha sido erigida en la mayoría de los países, El 3 de mayo de 1922 esta Obra recibió el título de Pontificia.Desde su origen, la Obra ha contribuido al despertar de vocaciones misioneras. Su objetivo primordial es Promover con los niños la conciencia y el compromiso misioneros. Se encuentra en la mayoría de los países del mundo y el trabajo fundamental es la oración y la disposición de los niños para realizar cualquier misión que les proponga. Sus patrones son Santa Teresita del Niño Jesús y San Francisco Javier. En Cuba, el secretario nacional es Fidelito, en La Habana la asesora diocesana es la Hmana Bernardina, de la Congreagación del Amor de Dios, y en el quipo se encuentran también Milagros Lopez y Eduardo Muñoz.

Pontificia Union Misional[editar]

La Unión Misional es una Obra Misional Pontificia que tiene como fin la formación y la información misionera de todos aquellos que están llamados a guiar y animar al Pueblo de Dios. Fue fundada en Italia por el beato Pablo Manna, en 1916; desde el principio recibió la aprobación de la Santa Sede. La Unión se extendió rápidamente a la mayor parte de las diócesis del mundo. El 28 de octubre de 1956 recibió el título oficial de Pontificia. Esta Obra, creada como asociación de sacerdotes, fue ampliada a los religiosos y religiosas el 14 de julio de 1949 y a otras personas empeñadas en el ministerio pastoral de la Iglesia

San Pedro Apostol[editar]

Esta es una Obra Misional Pontificia para sensibilizar al pueblo cristiano y conseguir su cooperación para la formación de/ clero y de las vocaciones religiosas de los territorios de misión.Iniciada en Caen, Francia, en 1889, por Estefania y Juana Bigard (madre e hija) quienes pusieron los fundamentos de esta Obra, la cual, favorecida con el apoyo de la Santa Sede, se difundió en la mayor parte de las diócesis de Europa y de América, El 3 de mayo de 1922 la Obra recibió el , título oficial de Pontificia.En estos últimos tiempos, la Obra ha ampliado progresivamente sus objetivos al conceder también una ayuda a las Casas de Formación de los aspirantes al sacerdocio y a la Vida Consagrada.

Pastoral juvenil[editar]

Es la acción organizada de la iglesia católica a favor de los adolescentes y jóvenes, presentes en la comunidad parroquial, para propiciar que asuman los valores del Evangelio como fruto del encuentro con Jesucristo y vivan un proceso de toda la vida, para transformar las estructuras sociales.[3]

Referencias[editar]