Mikel Zubimendi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Mikel Gotzon Zubimendi Berastegui (San Sebastián, Guipúzcoa, España, 1971), conocido simplemente como Mikel Zubimendi y apodado Mikelon es un político español de ideología independentista vasca.

Fue parlamentario vasco entre 1994 y 1998. Con posterioridad desapareció de la vida pública y se integró en la banda terrorista ETA, habiendo cumplido una condena de 6 años de cárcel en Francia por este hecho. Actualmente se encuentra en libertad provisional a la espera de juicio por ser miembro de la dirección del partido político ilegal Batasuna.

Inicios[editar]

Nació en San Sebastián, aunque ha vivido durante su infancia en la localidad de Vergara de la que se considera natural.

En la primera mitad de la década de 1990 destacó como portavoz y dirigente de Jarrai, la organización juvenil de la organización independentista vasca Herri Batasuna. El 9 mayo de 1992, Zubimendi fue detenido por la Policía Nacional durante la celebración de V Congreso de Jarrai en el Instituto de Txurdinaga, en Bilbao, aunque posteriormente fue puesto en libertad por el juez.

Parlamentario[editar]

En 1994 es elegido miembro del Parlamento Vasco dentro de las listas de Herri Batasuna, siendo el parlamentario más joven de la V Legislatura (1994-98) al contar solo 23 años de edad. Durante los dos años escasos en los que acudió a las sesiones del parlamento fue protagonista de varios sonoros incidentes en la cámara vasca.

El 30 de noviembre de 1994, Zubimendi originó un primer incidente en la Cámara, al acudir con una camiseta en la que insultaba a la Ertzaintza (Zipaioak hiltzaileak, Cipayos asesinos). Tendría también un enfrentamiento con este cuerpo de policía en las inmediaciones del Parlamento durante su época como parlamentario.

Sin embargo Zubimendi es sobre todo recordado por el célebre incidente que tuvo el 24 de marzo de 1995 al arrojar un saco de cal sobre el escaño vacío del entonces consejero vasco de Justicia, Economía, Trabajo y Seguridad Social y líder del PSE-EE/PSOE, Ramón Jáuregui. Con este gesto, que se vio en todas las televisiones de España, Zubimendi trató de acusar a los socialistas de los asesinatos de los miembros de ETA José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala. Este gesto supuso una sanción disciplinaria para Zubimendi.

En enero de 1996, sin haberse cumplido la mitad de la legislatura, Zubimendi abandonó repentinamente la vida pública y desapareció del País Vasco. Unas semanas más tarde Herri Batasuna emitió un comunicado oficial informando de que Zubimendi residía en Dinamarca, adonde se habría marchado para eludir la presión policial a que era sometido por su reconocida militancia en Jarrai.

Desde medios policiales se consideraba que Zubimendi había huido del país para evitar una eventual condena de 2 años de cárcel por insumisión, delito por el que tenía una causa abierta desde 1992; y que no residía en Dinamarca sino en algún lugar cerca de París.[1]. A pesar de haber desaparecido de la vida pública, Herri Batasuna no sustituyó a Zubimendi como parlamentario y mantuvo oficialmente su cargo hasta 1998 cuando finalizó la legislatura. En febrero de 1997, el Parlamento vasco le sancionó por inasistencia reiterada.

Integrado en ETA[editar]

No se supo nada del paradero ni de las actividades de Zubimendi hasta que en marzo de 1999 fue detenido por la Policía Francesa en París. Zubimendi estaba en compañía de José Javier Arizcuren, Kantauri, jefe del aparato militar de ETA y otros 5 miembros de la banda. La detención se produjo durante la Tregua de ETA de 1998. Al parecer Zubimendi se había integrado en la banda terrorista ETA después de su desaparición de la vida pública.

Zubimendi fue condenado a 6 años de cárcel en el año 2000 por el Tribunal Correccional de París por los delitos de asociación de malhechores con fines terroristas, tenencia ilícita de armas y falsos documentos. El Tribunal le atribuyó en la sentencia un rol eminente de responsabilidad en el seno de ETA.

Tras cumplir los 6 años de condena, el 7 de marzo de 2005, Zubimendi fue liberado en la frontera franco-española y expulsado del país. Al no tener ninguna causa pendiente en España no fue detenido por la policía española.

Regreso a la vida política[editar]

Tras su regreso a España, Mikel Zubimendi se reintegró a la actividad política, entrando en las filas de la formación política Batasuna, heredera de Herri Batasuna. El 18 de marzo de 2006 fue elegido miembro de la Mesa Nacional (órgano directivo) de Batasuna. Esta organización política está declarada ilegal en España al considerarse integrante de un complejo terrorista.

El 5 de octubre de 2007 fue detenido en Segura (Guipúzcoa) junto con otros miembros de la dirección de Batasuna mientras mantenían una reunión para la renovación de la Mesa Nacional. Tras esa detención Zubimendi estuvo 2 años y medio en prisión preventiva acusado de pertenencia a organización terrorista, hasta que fue liberado en abril de 2010 bajo fianza.[1] Actualmente está a la espera de juicio y permanece alejado de la primera línea pública de la política.

Véase también[editar]

Referencias[editar]