Miguel Marín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Miguel Marín
Nombre José Miguel Marín Acotto
Apodo El caballero argentino
El gato Marín
"Superman" "el azul de corazón"
Nacimiento 15 de marzo de 1944
Río Tercero, Córdoba, Argentina
Fallecimiento 30 de diciembre de 1991
Querétaro, México
Nacionalidad Flag of Argentina.svg Argentina
Posición Guardameta
Estatura 1.84 m. metros
Partidos internacionales 5 con Argentina
Año del debut 1964
1982 (Como Entrenador)
Club del debut Vélez Sarsfield (1964-1971)
Cruz Azul (como entrenador)
Año del retiro 1980
Club del retiro Cruz Azul (1971-1980)

José Miguel Marín Acotto (15 de marzo de 1944 - 30 de diciembre de 1991) fue un futbolista argentino que se desempeñó como guardameta y también como entrenador de fútbol. Surgido en el Club Atlético Vélez Sarsfield, se consagró campeón en el conjunto argentino. Posteriormente, se transformó como una de las máximas leyendas del balompié mexicano, y del Club Deportivo Cruz Azul, considerado como el más grande ídolo a nivel deportivo de tal equipo.

Orígenes[editar]

Hijo de una familia de modesto nivel económico, Miguel nació el 15 de mayo de 1945 en la ciudad de Río Tercero en la Provincia de Córdoba, Argentina. Desde pequeño mostró aptitudes como portero, admirador del mítico arquero Amadeo Carrizo; tuvo en él su ejemplo a seguir. Surgido de su cantera, debutó a la edad de 19 años, jugando para el Club Atlético Vélez Sarsfield el 9 de agosto de 1964. Las habilidades de Marín le ayudarían a ser considerado dentro del cuadro nacional argentino juvenil durante los Juegos Olímpicos de Tokio 1964, en Japón. Poco después, en 1970, sería convocado a jugar con la Selección de fútbol de Argentina.

Inicios[editar]

Sereno defensor, hábil estratega, atajador experimentado, supo jugar el área y mover su línea de seguridad a diversas distancias, y alturas también, parador de tiros rasos, al arco y era resistente a los cañoneos, Marín lograba posicionarse en un lugar donde fue difícil vencerle.

Afianzado como arquero titular, "El Gato" Marín se consagró campeón con "El Fortín" en el Torneo Nacional 1968 y subcampeón del Torneo Metropolitano de 1971. En total disputó 225 cotejos defendiendo la "V" azulada entre 1964 y 1971.

El año de 1971 Guillermo Álvarez Macías, directivo de Cruz Azul, logró la transferencia de Marín a "La Máquina Celeste" el 21 de diciembre de 1971, a través del pago de 30 mil dólares, para debutar el 25 de diciembre del mismo año [1]. Debutó el 26 de diciembre de 1971 y su primera participación fue un éxito, ya que contribuyó al triunfo de su nuevo equipo sobre las Chivas Rayadas del Guadalajara, al finalizar el encuentro con el marcador de 2 a 0 en favor de los "cementeros".

El sobrenombre con que inicialmente se le conocía era "El Gato". No obstante, debido a la espectacularidad de sus lances, se ganó el calificativo de "Superman", el cual invariablemente le era aplicado por el afamado y ya desaparecido comentarista y locutor Ángel Fernández Rugama. Se iniciaba la etapa épica del club y, a la vez, la leyenda del arquero. La brillante trayectoria de Marín lo colocaría en una posición inigualable dentro de las estadísticas, con un número mínimo de goles en contra que lo convertían en el guardameta más eficaz de la historia del fútbol mexicano.

Las actuaciones de Marín poco a poco lo consolidaban como una de las figuras destacadas del Cruz Azul y del balompié mexicano, y sin lugar a dudas la vigilancia del marco celeste contribuyó en mucho para la consecución de 5 "Campeonatos de Liga" de la Máquina, además del título "Campeón de Campeones" en una ocasión, "Campeonato de Concacaf", y las distinciones de "Mejor arquero del año" en las temporadas 78-79 y 79-80, además de "Mejor jugador del año" en la temporada 79-80 durante los torneos largos.

La sencillez, el carisma y sus enormes dotes de líder lo convirtieron en ídolo de los niños mexicanos de aquellos años. El gran sentido de disciplina y camaradería se hacían patentes en el plantel a través de su persona. Fue él quien le dio el mote de "Ojitos" a Enrique Meza, su gran amigo y eterno suplente dentro del Cruz Azul.

Era común ver, en cada encuentro disputado por Cruz Azul, las gradas detrás de la cabaña celeste llenas con niños -de todos los niveles económicos- que gritaban emocionados al observar los lances espectaculares de Miguel.

Parador de cañoneros como Evanivaldo Castro "Cabinho", la "Cobra" Muñante, Osvaldo Battocletti e incluso Hugo Sánchez, Carlos Reinoso y Ricardo Ferretti, el arco defendido por Marín era sinónimo de seguridad para sus compañeros. No obstante, el "Súper Hombre" resentía el castigo de los disparos.

En los partidos de Cruz Azul, era común escuchar la Narración de "Ángel Fernández" famoso comentarista deportivo de la epoca, con una frase muy hecha para su gran amigo "Y ME PONGO DE PIE ANTE EL SUPERMAN MIGUEL MARIN"

Durante una entrevista a los medios deportivos mexicanos reveló las consecuencias del atajar tantos "bombazos" al quitarse los guantes y dejar ver unas manos deformadas, aseverando: "Son pelotazos de la vida".

La entrega al espectador mexicano, su público, era total: dejaba el corazón en cada encuentro, y fue precisamente el corazón quien le dio el primer aviso de su inminente retiro. El hombre del suéter albiceleste comenzaba a tener problemas. Aun así, haría historia al convertirse en uno de los pocos guardametas que se anotaban autogol, y esto debido a un error en un partido disputado el domingo 23 de mayo de 1976 cuando, al enfrentar al Atlante, Marin efectuó un despegue de mano que erróneamente terminó dentro de su propia cabaña.

Hacia 1980 experimentó síntomas de problemas cardíacos, por lo que fue trasladado a Houston, Texas, para ser intervenido quirúrgicamente. Aparentemente su salud mejoraba, pero a principios de febrero de 1981 sería intervenido nuevamente para atenderle un cuádruple desvío de las arterias coronarias, y a mediados de ese mismo año le diría adiós a las canchas y a la afición mexicana, precisamente jugando ante los rivales que lo vieron llegar: el Club Deportivo Guadalajara. Su último partido fue el 6 de junio de 1981. La insignia -su suéter- la entregó en manos de Ricardo "El Oso" Ferrero, también argentino, quien resintió el peso de su antecesor.

En total jugó 319 partidos con Cruz Azul y recibió 298 goles.

Fue nombrado por la directiva entrenador de Cruz Azul el año de 1982, pero su carrera se vio truncada a causa de una agresión a un árbitro (algo insólito en él), lo que le valió ser castigado por espacio de un año. Poco después se incorporaría al plantel de los Coyotes de Neza, fungiendo como entrenador para regresar posteriormente a dirigir a fuerzas inferiores del campamento "cementero".

Dentro de la Selección Nacional Mexicana desempeñaría un papel clave, al convertirse en entrenador de guardametas durante la era de Bora Milutinović, en el mundial de México 1986.

Muerte[editar]

Fue precisamente al desempeñar el puesto como de entrenador del equipo de la Universidad de Querétaro, cuando se encontraba en actividades, cuando sufrió un infarto fulminante al corazón: el 30 de diciembre de 1991 fue trasladado al Hospital de Santa Cruz de Querétaro.

La noticia se extendió como reguero de pólvora,un golpe seco para el medio futbolístico mexicano: había muerto "Superman" el insuperable "Miguel Marín" Sus rivales y compañeros de profesión acudieron a darle el último adiós. Marín se convertía en leyenda que, al paso del tiempo, ha permanecido y se ha agigantado en la historia de Cruz Azul y del fútbol mexicano. Sus restos descansan en el Cementerio de la Chacarita, en su país natal, Argentina. En México vive su leyenda. y siempre todo cruz azul lo tendrá en el corazón por siempre y en la memoria

Datos históricos[editar]

En Argentina[editar]

En México[editar]

  • Cinco veces Campeón de Liga con Cruz Azul (1971-1972),(1972-1973),(1973-1974), (1978-1979)y (1979-1980), completando cinco de las ocho estrellas del escudo del club.
  • Campeón de Campeones con Cruz Azul (1973-1974)
  • Campeón de CONCACAF en las filas celestes (1972)
  • Ganador del premio Citlalli en dos ocasiones durante las temporadas (1978-1979) y (1979-1980), y premio al mejor jugador de la temporada (1979-1980).
  • Subcampeón de la Copa Interamericana jugando para Cruz Azul (1972).
  • Posee el récord del promedio de menos goles en contra de todos los tiempos en el fútbol mexicano pues, de los 309 partidos de liga y liguilla que disputó, apenas le pudieron hacer 298 goles (0.96 goles por juego).

Curiosidades[editar]

  • En un partido Atlante vs. Cruz Azul del año 1976 anotó un autogol: queriendo despejar la pelota con las manos, perdió el control (dijo haberse arrepentido al ver la posición de sus compañeros y los contrincantes, a lo lejos) y, al hacerlo, anotó el que quedaría registrado como uno de los goles más raros e insólitos de la historia del fútbol mexicano.
  • A manera de homenaje y encajando en el estilo retro que tomo el Equipo en su uniforme para la temporada 2010, Cruz Azul se elaboró un Suéter de portero similar a los que usaba en los años 70.[1]
  • A menudo es mencionado en algunos episodios del programa cómico El Chavo del 8 con el apelativo de: "El gato Marín"
  • La directiva del Cruz Azul, así como los familiares de Marín, le realizaron un homenaje, donde se presentó el jersey conmemorativo albiceleste del "Gato" modelado por el actual guardameta cementero, Jose de Jesús Corona, quien espera poder utilizarlo en el partido contra Rayados de Monterrey el día sábado 10 de noviembre de 2012.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Cruz Azul, con playeras retro para el torneo». Milenio. 11 de noviembre de 2010. Consultado el 11 de enero de 2011. 
  2. «Revive corona suéter del "Gato" Marín». 08 de noviembre de 2012. Consultado el 09 de noviembre de 2012.  Texto «Mediotiempo.com » ignorado (ayuda)

Enlaces externos[editar]