Michael Curtiz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Michael Curtiz
Nombre de nacimiento Manó Kertész Kaminer
Nacimiento Civil ensign of Austria-Hungary (1869-1918).svg Budapest, Imperio austrohúngaro, actual Hungría
24 de diciembre de 1888
Fallecimiento Bandera de los Estados Unidos Hollywood, California, Estados Unidos
10 de abril de 1962 (75 años)
Nacionalidad Estadounidense
Apodo(s) Miska
Ocupación Director, productor, actor, escritor
Años activo/a 1912-1961
Características físicas
Estatura 1,75 m
Familia
Cónyuge Lucy Doraine (1918-1923)
Lili Damita (1925-1926)
Bess Meredyth (1929-1962)
Hijo/s John Meredyth Lucas
Premios
Premios Óscar Mejor director
1943 Casablanca
Ficha en IMDb


Michael Curtiz, cuyo verdadero nombre era Manó Kertész Kaminer (Budapest, 24 de diciembre de 1886- Hollywood, 10 de abril de 1962) fue un director de cine estadounidense, originario de una familia judía húngara.

Michael Curtiz se marchó de casa a los 21 años para ir a trabajar en un circo. Luego se formó como actor en la Real Academia de Arte y teatro. En 1912, empieza a trabajar como actor y director de cine en Hungría, con el nombre de Mihály Kertész. Estudió cine unos meses en el centro más importante: Copenhage.

Al finalizar la Primera Guerra Mundial, se trasladó a Austria primero (había hecho 40 filmes) y luego Hollywood en 1926, con 58 largometrajes mudos. En Estados Unidos estuvo hasta 1962, año de su muerte, y dirigió entre otros a estrellas consagradas como Errol Flynn o James Cagney en películas que han llegado a ser clásicos: Jimmy the Gent (1933), El Capitán Blood (1935), La carga de la brigada ligera (1936) y Robín de los bosques (1939), lo mismo que a la mítica Bette Davis en su única película en color de los años treinta, La vida privada de Elizabeth y Essex (1939).

La película que ha hecho pasar a Curtiz al Olimpo del cine fue Casablanca (1942), con Humphrey Bogart e Ingrid Bergman, sin embargo, además de ser uno de los cineastas más prolíficos de la historia del cine (con 167 filmes), y de tener una notable carrera de cincuenta años, fue un artista polifacético, de gran ritmo y viveza, como demuestran muchas de sus otras películas.

Estilo[editar]

Se ha dicho a menudo que Curtiz era un director sin un estilo especialmente definido: trabajó todos los géneros, no siempre aportando originalidad. Sin embargo, su trabajo, caracterizado entre otras cosas por una compleja manera de mover la cámara, composiciones robustas, texturas matizadas en la iluminación, siempre es apreciado por el cinéfilo.

Filmografía selecta[editar]

Dolores Costello y George O'Brien
representados en un cartel de la película
El arca de Noé (1928).

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]