Metro Valparaíso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Metro Valparaíso
Metro Valparaiso 2014.png
Emblema del Metro Valparaíso desde 2014.
Lugar
Ubicación Gran Valparaíso y Limache, Flag of Chile.svg Chile
Área abastecida Gran Valparaíso, Limache, Olmué y Gran Quillota
Descripción
Tipo Metro
Inauguración 23 de noviembre de 2005[1]
Características técnicas
Longitud 43 km
Estaciones 20
Ancho de vía 1.676 mm (trocha ancha)
Explotación
Estado En servicio
Líneas 1
Pasajeros 18.905.000 (2012)[2]
Operador Metro Regional de Valparaíso S.A.
Mapa
MetroValparaíso.svg
Mapa del Merval en el cual se señalan los tramos.
Notas
Página web Metro Valparaíso

El Metro Valparaíso, también llamado Merval, es el ferrocarril metropolitano urbano, que cruza gran parte del Gran Valparaíso. Conecta a las comunas de Valparaíso, Viña del Mar, Quilpué, Villa Alemana y Limache. Es administrado por Metro Regional de Valparaíso S.A., empresa filial de EFE (Empresa de los Ferrocarriles del Estado).

El servicio se inauguró el 23 de noviembre de 2005,[1] en una ceremonia que contó con la presencia del entonces Presidente Ricardo Lagos. Luego de un periodo de funcionamiento en «marcha blanca» de tres días, sus operaciones se iniciaron en plenitud el 24 de noviembre del mismo año.

Historia[editar]

El ferrocarril metropolitano que abrió en 1855 entre la estación Barón en Valparaíso y El Salto, cerca de Viña del Mar, es el ferrocarril más antiguo operando continuamente en el hemisferio sur. Este ferrocarril fue extendido hasta su actual terminal en la estación Puerto en 1875 y, en 1863, para conectar Barón con el área portuaria y la Aduana en la Plaza Wheelwright, un banquero local construyó uno de los primeros ferrocarriles urbanos a tracción animal de América del Sur. «Barón - Aduana» también fue la ruta de la primera línea de tranvías eléctricos de la ciudad en 1904.

Después del terremoto de 1906, que destruyó parte importante de la ciudad, la compañía británica Chilean Electric Tramway & Light Co., proyectó una línea de tren bajo el centro de la ciudad, con estaciones subterráneas desde Barón hasta el Cementerio de Playa Ancha, para así diferenciar entre una línea férrea de transporte de pasajeros y dejar la línea de la costa sólo para carga.

La compañía incluso estaba en conversaciones para comprar los paños de terrenos adyacentes a sus estaciones, en la entonces despoblada Playa Ancha, sin embargo, el alto precio de este proyecto y el desprecio hacia Valparaíso por parte del Presidente de la época, hicieron que la iniciativa fracasara, rechazando la otorgación del presupuesto al proyecto. Finalmente, se dio un presupuesto ínfimo para la reconstrucción de la ciudad.

A finales de la década de 1990, se tomó la decisión de renovar el material ferroviario, dotar a la región de trenes de última generación y, paralelamente, organizar una nueva estructura funcional con nuevas estaciones y la subterranización de parte importante del trazado.

Los trabajos se iniciaron en 1999, con la demolición de las estaciones de construcción sólida reemplazándolas por paraderos, y sólo remodelando la estación de Limache para los nuevos usos que posteriormente se le daría, homologándolas arquitectónica y funcionalmente. La construcción de un túnel de más de 5 kilómetros fue necesario para pasar bajo la superficie entre Caleta Abarca y el sector de El Salto en la comuna de Viña del Mar.

Unidad con destino Limache en la estación Portales.

El primer automotor de la nueva flota arribó a Chile el 22 de febrero de 2005. El 30 de junio se hizo un acto de despedida de los antiguos Automotores Eléctricos Suburbanos (AES), construidos en Argentina por Fiat Concord. A las 12.45 horas se inició un recorrido "simbólico" que empezó en Valparaíso y concluyó en Limache. Así, estaciones, paraderos y el sistema de señalización cumplieron su última jornada.

Hay que mencionar que en 1986, en el sector de Queronque, un accidente ferroviario afectó a 2 Automotores Argentinos AES, uno con dirección a Santiago y el otro con dirección a Valparaíso. Esto se produjo a raíz de la destrucción del puente Queronque. Los trabajos y su rehabilitación dejaron sólo una vía en la sección Peñablanca - Limache. La falla en la comunicación entre estas dos estaciones produjo el lamentable suceso. El servicio fue suspendido por unos años y fue reiniciado luego en la temporada estival. Años más tarde el servicio de transporte de pasajeros entre Valparaíso y Santiago fue cancelado, siendo usada la vía sólo para trenes de carga.

Arquitectura[editar]

Trazado de la línea por el Puerto de Valparaíso.

Entre las estaciones Puerto y Recreo el trazado va sobre el nivel de superficie, orillando el borde costero, paralelamente a las avenidas Errazuriz Zañartu y España.

En el sector de Caleta Abarca (muy cerca del reloj de flores de Viña del Mar) las vías se sumergen en un túnel que pasa por debajo de las avenidas Viana y Álvares, las cuales tras la entrada en funciones del metro se fusionaron en una sola, conocida como el Par Vial Viana/Álvares. Así, por lo tanto, las estaciones Miramar, Viña del Mar, Hospital y Chorrillos del metro son subterráneas. La boca de salida del túnel se encuentra en el sector industrial de El Salto, por donde continúa un sinuoso trayecto que bordea escarpadas cuestas hasta las comunas del interior de la ciudad.

El nuevo servicio también beneficia, funcional y estratégicamente, a los habitantes de las comunas residenciales de Quilpué y Villa Alemana, además de la ciudad satélite del Gran Valparaíso, Limache, tres de los lugares donde vive la mayor parte de los pasajeros que habitualmente utilizaba el antiguo sistema, MERVAL.

Trenes[editar]

Automotor Xtrapolis entrando en la estación Puerto.

La nueva flota está compuesta por 27 trenes modelo "X'trapolis 100" de dos coches, fabricados por la empresa Francesa Alstom en su fabrica de "La Rochelle" en Francia entre los años 2005 y 2006. Además, la mantención durante 30 años se realiza en el taller Alstom de Limache, construido sobre terrenos de EFE. En la actualidad, su planta laboral se compone de estudiantes del liceo industrial de la zona, ex funcionarios y actuales funcionarios de MERVAL S.A. Esto pudo ocurrir gracias a un contrato suscrito en noviembre de 2002. Alstom-Brasil construyó los coches de la Línea 4 del Metro de Santiago de Chile.

Los coches, pintados de blanco y azul, están dotados de 144 asientos y tienen una capacidad para 392 pasajeros, además de incluir aire acondicionado. La velocidad máxima de los trenes es de 120 km/h (restringida por un sistema de seguridad llamado ATP), la cual se justifica por las mayores distancias entre estaciones (sobre todo en el tramo interurbano de Peñablanca - Limache).

Para el 2015 se incluirán 8 trenes nuevos, modelo "X'trapolis Modular" de dos coches, fabricados por la empresa Francesa Alstom en su fábrica de Santa Perpetua en España. Este nuevo modelo es menos contaminante, mucho más silencioso y con un ahorro energético del 50%. Su capacidad interior será similar a la del "X'trapolis 100", mientras que su velocidad también será restringida a 120 km/h.

Con la adquisición de estos nuevos trenes, la flota aumentara a un total de 35 automotores.

El "X'trapolis Modular" es el mismo modelo de tren que llegó entre los años 2013 y 2014 para el servicio entre Santiago - Rancagua llamado "Rancagua Xpress".

Línea y frencuencia[editar]

El servicio de la red de MERVAL cuenta con una línea de 43 km de longitud, la cual posee veinte paraderos, trazados desde la Plaza Sotomayor, en la comuna de Valparaíso hacia el Noreste del Gran Valparaíso. Las estaciones Laboral, Valencia, Colegio Alemán y Rumié del antiguo servicio fueron eliminadas porque, según los estudios hechos en 2001, en esa zona no había la demanda suficiente de pasajeros y habitantes en las inmediaciones de esos paraderos. Se prometió un servicio de Metrobus para paliar su ausencia, situación que no se concretó. El anhelado Plan Laboral fue definitivamente eliminado. Ricardo Lagos anunció en 2005 la voluntad de iniciar un estudio de factibilidad sobre la extensión del servicio hasta otra ciudad satélite del Gran Valparaíso, La Calera, a mediano plazo. Ese estudio costó 80 millones de pesos y nunca superó la instancia de "idea", Pero en el Año 2011 los Habitantes de las comunas de Quillota, La Cruz y La Calera Iniciaron una campaña para que el Metro Llegara a esas comunas nuevamente juntando casi 40.000 Firmas, Por lo que el Presidente de EFE se mostro muy dispuesto a extender el Metro a esta Zona, Pero Primero se realizaran los estudios pertinentes, Actualmente las 3 mencionadas comunas cuentan con el Servicio BUS+METRO.-

El proyecto inaugurado en noviembre de 2005 tuvo un costo de aproximadamente $ 196.000.000.000 (196 mil millones de pesos chilenos). Los principales componentes corresponden a la compra de los nuevos trenes y el soterramiento de la vía en Viña del Mar. Se estimó que el MERVAL transportaría a unos veinte millones de pasajeros al año. En el 2010 transporto a más de 14.034.000 pasajeros, cifra que para diciembre de 2011 se incrementó a 17.220.000 pasajeros(muy por encima de los 14.347.000) pasajeros proyectados).[3] y durante el año 2012 transportó 18.905.000 pasajeros[4]

El recorrido completo estipula una duración de 55 minutos aproximadamente, con una frecuencia de 6 minutos entre automotor y automotor en hora baja. Desde el 1 de Mayo del 2014 en hora alta la frecuencia es de 2 minutos hacia Sargento Aldea y 4 minutos hacia Limache. La frecuencia los días Sábados, Domingos y Festivos es de 8 y 12 minutos.

Estaciones[editar]

Tramo Estaciones
Tramo 1 del Metro de Valparaíso.svg
Tramo 1
Valparaíso
Tramo 2 del Metro de Valparaíso.svg
Tramo 2
Viña del Mar
Tramo 3 del Metro de Valparaíso.svg
Tramo 3
Quilpué
Tramo 4 del Metro de Valparaíso.svg
Tramo 4
Villa Alemana
Tramo 5 del Metro de Valparaíso.svg
Tramo 5
Limache
Tramo 6 del Metro de Valparaíso.svg
Tramo 6
Limache Viejo
Recorrido en bus hacia el sector Limache Viejo de la ciudad de Limache, partiendo desde la Estación Limache.
Tramo 7 del Metro de Valparaíso.svg
Tramo 7
Quillota
Recorrido en bus desde la Estación Limache hasta el centro de la ciudad de Quillota.
Tramo 8 del Metro de Valparaíso.svg
Tramo 8
La Calera y La Cruz
Recorrido en bus desde la Estación Limache, atravesando la ciudad residencial de La Cruz, hasta el centro de la ciudad de La Calera.

Tramo 9
Olmué
Recorrido en bus desde la Estación Limache, hasta el centro de la ciudad de Olmué.


Sistemas de combinación con otros medios de transporte[editar]

Estación intermodal[editar]

Estación subterránea del Metro Valparaíso.

El primer servicio integrado de transporte de la Región de Valparaíso es el que implementa Metro Valparaíso y la empresa de buses Limequi en un comienzo, siendo relevada posteriormente por la empresa AGDABus, al unir el principal puerto de la Región con la Provincia de Quillota, Limache Viejo y Olmué. Esta conexión se logra a través de una flota especial de vehículos que salen hacia esta ciudad desde de la estación ferroviaria de Limache.

Este suceso, inédito en la región, quedó suscrito en la firma de un contrato de este servicio combinado firmado por José Miguel Obando, Gerente General de MERVAL; Zenón Arancibia, Representante de Buses Limequi; Iván de la Maza, Intendente Regional de Valparaíso y Mauricio Candía, SEREMI de Transportes de la Región de Valparaíso.

El objetivo de este plan es potenciar la actividad del traslado de pasajeros que cada una de las empresas desarrolla por medio de trenes y buses, generando nuevas vías de acceso y el acercamiento de la comunidad de Quillota, Calera, La Cruz, Limache y Olmué al resto de la región. Para la conexión intermodal, Metro Valparaíso construyó en la Estación Limache una zona de intercambio entre los distintos sistemas para los pasajeros, a la cual acceden directamente desde los buses.

Sistema MetroBici[editar]

Bicicletas en un vagón de MetroValparaíso

MetroValparaíso es el primer sistema de transporte público en Chile que integra el transporte de bicicletas como servicio para sus usuarios, este actualmente está en marcha blanca, funcionando los fines de semana y días festivos, utilizando la tarjeta personalizada de MetroBici que tiene un costo de CL$4.500 y debe ser retirada en Servicio al Cliente en la estación Viña del Mar previa firma de un contrato especificando el correcto uso de este servicio.

Cada tren puede albergar hasta 4 bicicletas con un tamaño de aro máximo 28' y el ingreso a estos se debe realizar sólo por las estaciones Puerto, Francia, Portales, Miramar, Hospital, El Salto, El Sol, La Concepción, Sargento Aldea y Limache, mientras que la salida puede realizarse en cualquiera de las estaciones de la red.[5]

Debates y propuestas sobre la extensión del servicio[editar]

Quillota, La Cruz y La Calera ejercen presión para extensión del servicio[editar]

En 1995, aduciendo razones de rentabilidad financiera, fue suprimido el servicio ferroviario de pasajeros más allá de Limache, hacia Quillota. Ante dicha situación, la comunidad en conjunto con las autoridades dieron paso a una serie de iniciativas tendientes a lograr que este medio de transporte vuelva a la ciudad.

De este modo, la comuna de Quillota inició una campaña de recolección de firmas para que el tren de pasajeros vuelva a pasar por esta ciudad. El lanzamiento de esta iniciativa se dio el 10 de mayo de 2011 a las 11 de la mañana en la Plaza de Armas de la ciudad teniendo un promedio de 500 firmas por hora.[6]

El alcalde Luis Mella explicó que viajar en tren ahorra tiempo y dinero, es más seguro y menos contaminante, agregando que los servicios de transporte público reciben subsidios por parte del Estado, lo cual significa que la decisión de hacer retornar el tren a Quillota no es técnica ni financiera, sino política. “Por ello es tan importante que la comunidad manifieste su voluntad a través de un gran movimiento ciudadano y transversal como la recolección de firmas, lo cual puede dar los argumentos necesarios al Gobierno para que decida extender el servicio hasta nuestra ciudad”.

Dicho proceso de recolección consiguió reunir cerca de 36 mil firmas las que fueron entregadas al Ministerio de Transportes para su consideración.

Estos esfuerzos se suman a otra iniciativa impulsada por la Gobernación, que tiene carácter provincial, así como a campañas impulsadas por internet «Quiero que el tren llegue a Quillota otra vez».[7] Actualmente el servicio complementario Bus+Metro permite viajes diarios a más de ocho mil personas, lo cual hace evidente la necesidad que retorne a cabalidad el servicio ante el colapso del servicio principalmente en las horas de mayor flujo de pasajeros.

Cabe destacar que al anexar estas 3 comunas al Servicio de Merval se sumarían 154.000 nuevos potenciales pasajeros, ya que Quillota cuenta con una población de cerca de 85.000 Habitantes, mientras que La Cruz cuenta con una población de cerca de los 20.000 Habitantes, y finalmente La Calera cuenta con más de 50.000 Habitantes, todos potenciales pasajeros.

Propuestas para una segunda línea[editar]

Otro gran debate es la construcción de una eventual Línea 2 que comunicaría Viña del Mar con las comunidades ubicadas hacia el norte como Reñaca y Concón. A este respecto, un grupo de expertos de la Universidad del Mar han planteado la construcción de un tranvía hacia Reñaca, como una alternativa integrada al sistema metro, de menor costo y más fácil implementación y mantención en comparación con la puesta en desarrollo de una línea completa de metro.[8]

Esta idea se ha venido a sumar a un cúmulo de propuestas e inquietudes que hace ya un buen tiempo han venido ventilándose en los más diversos espacios de discusión, en donde se destacan nuevamente los argumentos expuestos en la Red. Así, diversas opiniones coinciden en que la implementación de un servicio ferroviario de pasajeros hacia el norte de Viña del Mar se convertirá tarde o temprano en una necesidad ineludible, tanto a medida que se van incrementando los desarrollos inmobiliarios en sectores como Reñaca y Concón,[9] como tomando en cuenta las consideraciones de desarrollo y expansión urbana del Gran Valparaíso hacia el norte del río Aconcagua por medio del crecimiento del área urbana de la comuna de Quintero.

De este modo, ha llegado incluso a proponerse la inclusión de la franja ferroviaria existente al sur de esta última ciudad, al borde de las extensas dunas de Ritoque, como parte del trazado de una nueva línea del ferrocarril metropolitano,[10] idea cuyos antecedentes se remontan a mediados del siglo XIX tanto en los estudios para el establecimiento del ferrocarril Santiago - Valparaíso como a proyectos de desarrollo, principalmente británicos, contemplados en dicha zona y jamás llevados a cabo por la falta de asentimiento de los gobiernos de la época.[11]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]