Metrónomo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Metrónomo a cuerda.

El metrónomo (del griego μέτρον, metron: ‘medida’, y νόμος, nomos: ‘regla’), es un aparato utilizado para indicar tiempo o compás de las composiciones musicales. Produce regularmente una señal, visual o acústica, que permite a un músico mantener un tiempo constante.

Historia[editar]

La creación de este dispositivo nació de la necesidad de contar con un instrumento que pudiera definir con precisión la velocidad de ejecución de una pieza musical. Antes de su invención, era habitual que los compositores usaran como velocidad de referencia el pulso medio humano, que en estado de reposo equivale aproximadamente a 80 pulsaciones por minuto.

El metrónomo fue inventado en el año 1816 por el holandés Dietrich Nikolaus Winkel quien, a pesar de haber sido el inventor original, no lo registró. Otro compatriota suyo, Johann Maezel, copió muchas de las ideas y logró adjudicarse la patente del metrónomo portátil en el año 1816. Inicialmente, los metrónomos consistían en un péndulo con una polea, la que se podía regular para marcar un tiempo más lento o más rápido según la velocidad requerida.

El compositor alemán Ludwig Van Beethoven fue, en la época clasicista, el pionero en establecer en sus composiciones musicales las marcaciones de los tiempos usando un metrónomo. Curiosamente el mismo Beethoven, ya en el Romanticismo, dijo que para la nueva música, más libre y llena de elementos que alteraban el tempo, el metrónomo era una abominación.

Pulsos por minuto[editar]

Para definir el ritmo al cual debe ser ejecutada una pieza musical, se establece el tiempo de duración de una nota negra. Si quien escribe la composición desea que el movimiento o tiempo sea de una nota negra por segundo, escribirá en la parte superior de la partitura de la obra la indicación "negra = 60", indicando así el número de negras que deben sonar en un minuto. Esto servirá para ajustar el dispositivo a este valor.

La mayoría de los estudiantes de música, en la actualidad, usa un metrónomo para la práctica, con el fin de respetar un tiempo estándar. Antiguamente, para establecer los tiempos en una composición se usaban palabras en italiano que indican el tempo como "allegro", "vivace", andante" o "presto", pero esta práctica se ha abandonado en favor de valores más precisos para el ritmo de la ejecución.

La siguiente tabla establece los diferentes ajustes aproximados del metrónomo según las indicaciones del tempo en idioma italiano.

Negras por minuto Expresión italiana
40-43 Grave
44-47 Largo
48-51 Larghetto
52-54 Adagio
55-65 Andante
66-69 Andantino
70-95 Moderato
96-112 Allegretto
113-120 Allegro
121-140 Vivace
141-175 Presto
176-208 Prestissimo

Tipos de metrónomos[editar]

En la actualidad, la mayoría de los metrónomos son electrónicos. Los más simples consisten en un dial o una serie de botones para el control del tiempo, produciendo un solo tipo de sonido. Los metrónomos más sofisticados pueden producir dos o más tipos de sonidos para la marcación del tiempo. Por ejemplo, un tipo de sonido es para el inicio de cada compás, mientras que otro tipo de sonido es para cada uno de los tiempos que lo componen. Un controlador ajusta la cantidad el tiempo que separa cada sonido, mientras que otro ajusta el ritmo del compás, y por lo tanto el número de sonidos relacionados con los tiempos que hay en este.

Metrónomo mecánico[editar]

Sonido de un metrónomo a 120 bpm (pulsos por minuto)

El metrónomo mecánico consta de una caja de madera o de plástico y de una varilla metálica que porta una pesa que puede desplazarse a lo largo de la misma. La varilla se comporta como un péndulo invertido de frecuencia ajustable. Cuando la pesa se sitúa cerca de la base, los tiempos son más cortos, mientras que al alejarla de la base el péndulo se mueve más despacio.

En la parte superior de la caja, detrás de la varilla, hay una escala numérica que permite fijar el número de oscilaciones por minuto. La escala abarca desde 40 a 208 oscilaciones o pulsos por minuto. El mecanismo interno que sirve para impulsarlo suele consistir en un muelle helicoidal, tensado mediante un sistema de cuerda manual, que permite al metrónomo funcionar en forma contínua de 10 a 15 minutos.

Metrónomo electrónico digital[editar]

Metrónomo digital Korg MA-30

Los metrónomos digitales cumplen las mismas funciones de los mecánicos, reproduciendo regularmente una señal (acústica o visual). En algunos casos, el aparato incluye un afinador. Tiene algunas ventajas respecto al mecánico, como que puede ajustarse la intensidad de la señal emitida y que el tiempo de funcionamiento no está limitado más que por la autonomía de sus baterías. No obstante, algunos músicos prefieren los metrónomos mecánicos tradicionales, bien por su estética y por tradición.

Metrónomos de software[editar]

Existen aplicaciones de software específicas que realizan la función de metrónomo. Además, muchas aplicaciones informáticas como las de secuenciadores o editores de audio multipista integran también esta función.

Ritmógrafo[editar]

El ritmógrafo es un metrónomo visual que marca los tiempos a través de un gráfico animado en el que se pueden observar la duración de las pulsaciones. Está destinado para la comprensión de la teoría musical, en concreto para la escritura de las figuras rítmicas, y también para personas con discapacidades auditivas o psicomotrices.[1]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]