Meretz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Meretz-Hatnuah Hajadashá (מרצ-התנועה החדשה)
español: Meretz-El nuevo movimiento
Presidente Zahava Gal-On
Fundación 1992
Ideología política Secularismo,
Socialdemocracia,
Sionismo laborista,
Libertarismo civil,
Pacifismo,
Ambientalismo,
Posición en el espectro Centro izquierda e Izquierda
Sede Tel Aviv, Israel
Afiliación internacional Internacional Socialista
Afiliación regional Partido Socialista Europeo (miembro observador)
Escaños en la Knéset
6 / 120
Sitio web www.meretz.org.il
[editar datos en Wikidata]

Meretz o Meretz y el Nuevo Movimiento (hebreo: מרצ והתנועה החדשה, Meretz Ve-Hatnuah Hajadashá español: Vitalmente - Juntos) es un partido político israelí de izquierda, con representación en la Knéset. Es de tendencia socialdemócrata, secular, sionista-socialista y pacifista. Meretz está liderado por Jaim Orón, quien fue ministro de agricultura en el pasado. El partido obtuvo seis bancas de diputados en las elecciones de enero en el 2013.

Origen[editar]

Meretz comenzó su existencia en 1992 como una alianza entre tres partidos izquierdistas, Ratz (el Movimiento de Derechos Civiles), los socialistas marxistas, Mapam (Partido de los Obreros Unidos), y el movimiento liberal Shinui (Cambio) antes de las elecciones de aquél año. En aquella votación Meretz logró doce escaños que ubicaron segundo al partido en el segundo gobierno de Isaac Rabin. Shulamit Aloni, la líder de Ratz, fue ministro de educación, Amnon Rubinstein (Shinui) de ciencias (y luego de educación), Yossi Sarid (Ratz) de asuntos ambientales, y Yair Zaban de inmigración. Meretz fue partidario de los Acuerdos de Oslo en el gobierno Rabin.

Oposición a Netanyahu[editar]

En 1996 Meretz perdió tres escaños en la Knéset en una votación en la que la derecha obtuvo un triunfo aplastante, llevando al Gobierno a una coalición liderada por Benjamín Netanyahu. La alianza fue dirigida por Yossi Sarid, un activista pro-derechos con una visión de seguridad nacional. Durante la administración de Netanyahu, en que la coalición fue totalmente de partidos derechistas, Meretz tomó el papel del opositor más fuerte al primer ministro, si bien sus peores temores de que Netanyahu pudiera detener el proceso de paz totalmente no ocurrieron. Pese al escaso número de ataques terroristas durante su mandato, Netanyahu fue criticado por la izquierda y también perdió el apoyo de la extrema derecha, debido a sus concesiones a los palestinos en Hebrón y otros lugares, y a sus negociaciones con Arafat en general. Después de una larga cadena de escándalos (incluso hubo trapos sucios sobre su mujer) y una investigación abierta acusándole de corrupción, Netanyahu perdió mucho apoyo popular. Después de ser derrotado por Ehud Barak en las elecciones generales israelíes de 1999, Netanyahu se retiró temporalmente de la política.

El gobierno de Barak[editar]

En mayo de 1999 fue elegido Ehud Barak de la alianza Único Israel. Barak invitó a los otros partidos de la izquierda a participar en su gobierno. Meretz ganó doce escaños en la Knéset, pero al contrario del gobierno anterior de Rabin en que participó Meretz, no fue el segundo poder, porque Barak negoció el ingreso del partido religioso ultraortodoxo Shas, convirtiéndose el Partido Nacional-Religioso en otro socio en su gabinete. Barak creyó que una coalición con Shas ayudaría a mantener la unidad y diversidad en su gobierno. Meretz abandonó la coalición después de que acordaran los poderes otorgados a un secretario del Shas en el Ministerio de Educación. En febrero de 2001 Barak fue derrotado por Ariel Sharón (Likud) quien ganó en una elección especial.

El Declive[editar]

Desde la subida de Sharon al poder, Meretz ha perdido mucho apoyo, debido a la frustración israelí por la violencia desatada en la segunda Intifada que comenzó en el 2000. En 2003 Meretz obtuvo solo cinco escaños, mientras el Likud lo superó ampliamente con 38 escaños en la Knéset. Este resultado se debió también a la ayuda recibida gracias a la mezcla del partido de inmigrantes rusos Elección Democrática de Roman Bronfman.

La salida de Sarid[editar]

Yossi Sarid fue el líder más admirado de Meretz durante la cumbre de su poder.

Yossi Sarid decidió renunciar al liderazgo de Meretz, creando una carrera entre el ex-ministro de justicia laborista Yossi Beilin y el legislador veterano Ran Cohen. Beilin, líder del movimiento pacifista Shajar (amanecer), prometió contribuir con sus experiencias políticas fuera de Israel, particularmente desde su trabajo en favor del Acuerdo de Ginebra: un acuerdo no oficial palestino-israelí firmado en diciembre de 2003 por Beilin y el ministro palestino Yassir Abed Rabbo. Beilin cambió el nombre de Meretz por "Meretz-Yajad" (Meretz-Juntos) para mostrar vigor nuevo en el esfuerzo de concluir el proceso de paz. Ran Cohen, un judío sefardí de Irak intentó quebrar la tendencia que dictaba que las minorías orientales no estaban calificadas para avanzar dentro de la izquierda israelí, la que tradicionalmente siempre estuvo compuesta de judíos ashkenazíes. Cohen reclamó su recuerdo como político muy trabajador con metas socioeconómicas claras considerándose así más calificado para dirigir el movimiento que Beilin, siendo que este último era un disidente del Partido Laborista. La derrota aplastante que Beilin dio a Cohen en la votación fue decisiva al corto plazo, aunque también dio crédito a las protestas, que acusaban a Meretz de no ser un hogar de izquierdas, amplio y multiclasista, sino más bien un club elitista y socioliberal de ricos pacifistas y "buenas almas" como fue peyorativamente apodado en Israel.[1]

Caudillaje de Beilin[editar]

Yossi Beilin concentró los esfuerzos de Meretz en los asuntos del proceso de paz.

Beilin y sus partidarios rebautizaron al partido Meretz-Yajad (Meretz-Juntos) para poner el énfasís en la unidad entre las distintas facciones de la izquierda israelí. Pero en las siguientes elecciones el partido retornó a su nombre original "Meretz". Con el crecimiento de¨Shinui, que ganó 15 escaños en las elecciones de 2003, Meretz pasó a la posición incomoda de ser el partido tercero de la izquierda. En el 2003-06 Meretz estuvo en la oposición, y a pesar de esto fue partidario de la retirada unilateral de la Franja de Gaza en 2005, no obstante que la plataforma de Meretz se opone a acciones unilaterales. En lugar de generar más apoyo para Meretz, la retirada desplazó gran número de izquierdistas al partido nuevo de Ariel Sharon, Kadima.

Para evitar la salida de votantes izquierdistas hacia el nuevo "centro" de Kadima, Meretz utilizó el lema «Meretz por la izquierda, el ser humano por el centro», interpretando los deseos de votantes liberales que temían una alianza de Kadima con los partidos religiosos.

Con la caída del gobierno de Sharon, Kadima se convirtió en el partido mayoritario en favor de la tesis de, "Dos estados para Dos pueblos". En las elecciones de marzo de 2006 Meretz ganó de vuelta sólo cinco asientos en el Knéset. La derrota fue debida a tendencias nuevas en la política israelí, así también cómo los escasos votantes (en Israel no es obligatorio votar en las elecciones), el crecimiento de la comunidad rusofona como un gran poder político, y la caída meteórica de Shinui.

Vanguardia de la izquierda[editar]

Con la elección de Ehud Ólmert como primer ministro en 2006 y la formación de la coalición Kadima, el Partido Laborista, y Shas; Meretz entró al 17o período parlamentario, y por tercera vez como un partido opositor desde la primera elección de Sharon en 2001. El sentimiento en la izquierda en general fue que el público había "comprado" la visión de Meretz, pero sin darles sus votos, cuándo los gobiernos israelíes de Olmert y Sharon, si bien ambos eran liderados por políticos de extracción derechista, habían girado tácticamente hacia la izquierda convirtiéndose en partidarios del proceso de paz. Durante la administración de Olmert, Meretz dio su apoyó a la Guerra del Líbano de 2006 y también en el Conflicto de la Franja de Gaza de 2009, aunque en ambas oportunidades, sólo en la primera fase. Luego su postura se volvó muy crítica hacia el gobierno; un buen ejemplo de esto es el llamado de su legisladora Zahava Gal-On, a que el ministro de defensa Amir Péretz fuera juzgado por crímenes de guerra después de la muerte de ocho palestinos en la playa de Gaza el 9 de junio de 2006, supuestamente víctimas de la artillería de la marina israelí.

Durante la sesión del 17o Knéset, Meretz decidió elegir de vuelta líder, presentándose cuatro candidatos: Beilin, Cohen, Zehava Gal-On, y Jaim Oron. Los tres con visiones diferentes de la dirección futura del partido, Cohen concentrado como siempre en asuntos socioeconómicos, Gal-On en derechos humanos, reformas sociales y educacionales, y Oron, en presentar un frente socialdemocrático alternativo de los laboristas. Beilin, continuó abogando casi exclusivamente en asuntos del proceso de paz, y renunció a su candidatura luego de oír que Oron podía sustituirlo. En la votación Oron triunfó, con Cohen en la segunda posición y Gal-On en la tercera. Beilin anunció antes de la elección primaria su retirada, relegando su banca en la Knéset en favor de Zvía Greenfeld, la primera mujer jaredí (ultra-ortodoxa) electa al parlamento.

Derrota de 2009[editar]

En septiembre de 2008 Ehud Olmert fue reemplazado cómo líder de Kadima, por la ministro de relaciones exterioresTzipi Livni, y fue necesario renegociar los términos del gobierno con los otros partidos, el Partido Laborista, Shas, y Gil («Pensionistas Israelíes a la Knéset»). Cuándo Shas no dio su acuerdo a los detallas del presupuesto anual, el gobierno perdió representatividad y fue necesario llamar a nuevas ellecciones. Meretz intentó aprovechar la debilidad de los laboristas, para atraer los votantes insatisfechos con la gestión de Kadima y de los laboristas no satisfechos con Ehud Barak. Pero en diciembre Israel inició la operación militar Plomo Fundido contra Hamas, y la posición zigzagueante de Jaim Oron con respecto al conflicto (al principio apoyó la operación y luego pidió al gobierno frenar la ofensiva y no introducir fuerzas terrestres en Gaza) dibujó un perfil ambivalente del líder de Meretz.

Al principio de la campaña electoral, Oron invitó a un grupo de izquierdistas independientes a unirse a Meretz, con la intención de traer sangre nueva a la cúpula del movimiento. Los nuevos integrantes, denominados Hatnuáh Haadashá (El nuevo movimiento), fueron representados por Nizan Horowitz, un periodista y activista en cuestiones ambientales que tuvo el tercer lugar en la lista electoral, tras Oron y el ex-legislador Ilan Gil'on, con Zehava Gal-On y Avshalóm Vilan ocupando los puestos cuárto y quinto. La alianza se presentó a las elecciones, con el nombre de Meretz-haTnuah haJadachá. En su publicidad electoral, Meretz trataba de presentarse como el único partido de izquierdas, pasible de lograr el umbral electoral mínimo y que además rechazaría servir en un gobierno con Benjamin Netanyahu o Avigdor Lieberman.

Las elecciones del 11 de febrero fue recibida por Meretz como una derrota humillante; sólo trés escaños había logrado su lista. En el 18o período parlamentario, Meretz está en la oposición al gobierno dirigido por Benjamín Netanyahu.

Razones de la derrota[editar]

La caída de la lista en febrero a sólo trés asientos, fue debida a diferentes razones :

Fobia de Netanyahu[editar]

La más popular, es que los votantes izquierdistas, temiendo una victoria indiscutible de Netanyahu, votaron por Kadima de Tzipi Livni para darle más efecto de palanca tras la votación. Ésa táctica falló cuando el bloque derechista de Likud, Yisrael Beitenu, y otros partidos ganaron 65 de los 120 escaños en la Knéset, dándoles el poder de bloquear cualquiera coalición propuesta por Livni.

Demasiada competición en la izquierda[editar]

Además de Meretz hubo otros grupos izquierdistas o progresistas que se presentaron en las elecciones. Ellos variaron del centro del espectro (Partido Laborista, Israel Fuerte), a partidos especialistas de sectores desfavorecidos (Gil, Lejem, y el Partido de inválidos Físicos), dos partidos verdes (Los Verdes, Meimad-El Movimiento Verde), Partidos de Juventud (Tzabar/"Tuna", dos versiones de Ala Verde, y el partido en favor de la decriminalización del hachís, hasta partidos radicales de la izquierda y árabes, Da'am, Jadash, Taál, Balad. Jadash (Nuevo), una alianza dominada por el Partido Comunista Israelí, presento su campaña hacia votantes israelíes como una alternativa más audaz que Meretz, centrando sus críticas en el apoyo inicial de Meretz a la operación "Plomo Fundido". El legislador Dov Jenin, un político popular de Jadash, fue un factor decsivo en el éxito de su lista, la que ganó 4 asientos, superando por primera vez a Meretz.

Debilidades de la izquierda, fortaleza de la derecha.[editar]

Por otro lado, los grupos de la derecha fuera de Likud quedaron fortalecidos (aunque estaban divididos en tres movimientos diferentes) y buscaron capitalizar temas como tensiones entre árabes israelíes y judíos israelíes y el deseo por una nueva dirigencia pol[ítica, luego de trés años de escándalos bajo el liderazgo de Ehud Olmert. Likud se vio beneficiado por el apoyo político de muchas "estrellas" que participaron en las elecciones primarias a la lista electoral del partido, como el Jefe de Estado Mayor Moshe Ya'alon y Benny Beguin, hijo del dífunto primer ministro Menájem Beguin. Los partidos ultraortodoxos Shas y Yahadut Hatorah no sufrieron divisiones y perdieron sólo dos escaños en relación a la elección anterior.

Divisiones internas[editar]

Aunque es un partido pequeño a nivel parlamentario, Meretz tiene militantes muy activos en relación a otros partidos de mayor tamaño. Pero el movimiento sufre, especialmente desde 2003, de divisiones odiosas entre sí. Un ejemplo de esto, son las acusaciones de los partidarios de Ran Cohen, que argumentan que sus derrotas en la carrera por el liderazgo de Meretz en 2003 y 2008, fracasaron debido al racismo anti-oriental subyacente entre los afiliados ashkenazies de Meretz.[1] Cohen, un activista para asuntos socioeconómicos, avisó a sus rivales Beilin y luego Gal-On y Oron que Meretz está perdiendo el apoyo del electorado debido a su enfoque en el proceso de paz, en lugar de abogar más decididamente en favor del bienestar social del público en general. Otro ejemplo fue la resignación de Itai Pinkas, un consejero municipal en Tel Aviv y abogado gay de Meretz en 2006, como resultado del tratamiento frío de Beilin a la comunidad gay.[2]


Meretz está ubicado en la oposición al segundo gobierno de Benjamin Netanyahu. Jaim Oron y Nitzan Horowitz recibieron llamados tras las elecciones, para resignar sus posiciones en favor de Gal-On y Avshalom Vilan, pero hasta ahora han rechazado la petición.

Juventud[editar]

Nuestros Colores en la marcha de orgullo en Tel Aviv, 2003.

Meretz tiene dos organizaciones de juventud, Noar Meretz (Juventud Meretz) y Hatzvaim Shelanu (Nuestros Colores). Las dos son casi idénticas, a partir del hecho que Hatzvaim Shelanu es un foro de jóvenes homosexuales y tiene posiciones pacifistas más radicales que Noar Meretz. Hatzvaim Shelanu declara tener dos filiales hoy, la primera en Tel Aviv y la segunda en Haifa, si bien es difícil saber cuántos militantes tiene cada filial.

Notas[editar]

  1. a b Ynet - sobre la retirada de Ran Cohen. [1]
  2. Itón Tel Aviv. 10 de febrero de 2006.[2] (en hebreo)

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]