Mercedes-Benz CLR

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mercedes-Benz CLR
Fabricante Mercedes-Benz
Período 1999
Configuración Motor central trasero longitudinal, tracción trasera
Largo / ancho
/ alto / batalla
4893 / 1999 / 1012 / 2670 mm
Peso 921 kg
Motor V8 (GT 108 C), 5721 cc, 600 CV

El Mercedes-Benz CLR es un sport prototipo del fabricante alemán de automóviles Mercedes-Benz, que participó de las 24 horas de Le Mans de 1999. Tres unidades tomarían la salida, cada una de ellas pilotada por tres conductores como es habitual en esta prueba de resistencia. Se trataba de un prototipo que teóricamente debía estar en condiciones de luchar por la victoria en la mítica prueba francesa, pero se accidentó varias veces.

Problemas aerodinámicos[editar]

El diseño aerodinámico del CLR se había llevado demasiado lejos, a altas velocidades era demasiado sensible a cualquier turbulencia, lo que lo hizo volar (literalmente) en tres ocasiones durante la prueba. Al parecer el tren delantero tendía a perder agarre cuando se rodaba junto a otros coches, causando que el coche levantase el morro. De ahí en adelante sólo había que cumplir las leyes de la física.

Primer y segundo despegue[editar]

El primer incidente ocurrió durante los entrenamientos nocturnos del jueves, Mark Webber, a los mandos del coche número 4 salió volando cerca de la curva Indianápolis. El CLR quedo destrozado, pero los mecánicos consiguieron reconstruirlo a tiempo para la tanda de tanques llenos. Eso sirvió de poco, ya que en la tanda de tanques llenos del sábado se produjo el segundo vuelo. Cuando se aproximaba a la curva Mulsanne el prototipo levantó el morro y alzó el vuelo, siendo captado el suceso por los fotógrafos presentes.

Despegue en carrera[editar]

El coche número 4 quedo descartado para la carrera, por tanto solo dos unidades tomaron la salida de la competición. A las cuatro horas de carrera, el CLR número 5, pilotado por Peter Dumbreck repitió lo sucedido a su gemelo en plena recta mientras luchaba contra un Toyota GT-One, aterrizando el coche entre los árboles que rodean la pista. Esta vez el vuelo fue grabado por la cámaras de televisión.

Aterrizaje final[editar]

La unidad superviviente se retiró a continuación por motivos de seguridad. Afortunadamente en ninguno de los incidentes hubo que lamentar víctimas. El CLR no volvió a participar en ninguna competición y no se expone en el Museo Mercedes.

Mercedes culpó de estos despegues a los baches de la pista, que posteriormente fueron eliminados. Otros dos vehículos de su misma categoría, el Porsche 911 GT1 y el BMW V12 LMR también despegaron en 1998 y 2000 respectivamente.