Mercado financiero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En economía, un mercado financiero es un espacio (físico o virtual) en el que se realizan los intercambios de instrumentos financieros y se definen sus precios. En general, cualquier mercado de materias primas podría ser considerado como un mercado financiero si el propósito del comprador no es el consumo inmediato del producto, sino el retraso del consumo en el tiempo.

Los mercados financieros están afectados por las fuerzas de oferta y demanda. Los mercados colocan a todos los vendedores en el mismo lugar, haciendo así más fácil encontrar posibles compradores. A la economía que confía ante todo en la interacción entre compradores y vendedores para destinar los recursos se le llama economía de mercado, en contraste con la economía planificada.

Los mercados financieros, en el sistema financiero, facilitan:

Son usados para reunir a aquellos que necesitan recursos financieros con aquellos que los tienen.

Funciones de los mercados financieros[editar]

  • Establecer los mecanismos que posibiliten el contacto entre los participantes en la negociación.
  • Fijar los precios de los productos financieros en función de su oferta y su demanda.
  • Reducir los costes de intermediación, lo que permite una mayor circulación de los productos.
  • Administrar los flujos de liquidez de productos o mercado dado a otro.

Características[editar]

  • Amplitud: Número de títulos financieros que se negocian en un mercado financiero. Cuantos más títulos se negocien más amplio será el mercado financiero.
  • Profundidad: Es la existencia de títulos financieros que cubran diversas eventualidades en un mercado financiero. Por ejemplo, que existan títulos financieros que protejan contra el alza o la caída del precio de un determinado commodity.
  • Libertad: No existen barreras en la entrada o salida del mercado financiero.
  • Flexibilidad: Precios de los activos financieros, que se negocian en un mercado, a cambiar ante un cambio que se produzca en la economía.
  • Transparencia: Posibilidad de obtener la información del precio del activo financiero.
  • Que no existan costes de transacción, impuestos, variación del tipo de interés o inflación.
  • Los activos sean divisibles e indistinguibles.

Teoría del paseo aleatorio[editar]

Según la teoría del paseo aleatorio, los movimientos de los mercados financieros sí se pueden predecir. En la realidad, se puede observar un mayor o menor grado de este hecho (debido a ineficiencias del mercado como: información privilegiada, pánicos o comportamientos irracionales), por lo que se puede decir que los mercados tienen un comportamiento débil, semi-fuerte o fuerte.

Tipos de mercados financieros[editar]

Los mercados financieros pueden ser divididos en diferentes subtipos:

Por los activos transmitidos[editar]

  • Mercado monetario: Se negocia con dinero o con activos financieros con vencimiento a corto plazo y con elevada liquidez, generalmente activos con plazo inferior a un año.
  • Mercado de capitales: Se negocian activos financieros con vencimiento a medio y largo plazo, básicos para la realización de ciertos procesos de inversión.

En función de su estructura[editar]

Según la fase de negociación de los activos financieros[editar]

  • Mercado primario: Se crean activos financieros. En este mercado los activos se transmiten directamente por su emisor
  • Mercado secundario: Sólo se intercambian activos financieros ya existentes, que fueron emitidos en un momento anterior. Este mercado permite a los tenedores de activos financieros vender los instrumentos que ya fueron emitidos en el mercado primario (o bien que ya habían sido transmitidos en el mercado secundario) y que están en su poder, o bien comprar otros activos financieros.

Según la perspectiva geográfica[editar]

  • Mercados nacionales. La moneda en que están denominados los activos financieros y la residencia de los que intervienen es nacional.[1]
  • Mercados internacionales

Según el tipo de activo negociado[editar]

  • Mercado tradicional. En el que se negocian activos financieros como los depósitos a la vista, las acciones o los bonos.
  • Mercado alternativo. En el que se negocian activos financieros alternativos tales como inversiones en cartera, pagarés, factoring, propiedad raíz (ej. a través de derechos fiduciarios), en fondos de capital privado, fondos de capital de riesgo, fondos de cobertura (hedge funds), proyectos de inversión (ej. infraestructura, cine, etc.) entre muchos otros.

Otros mercados[editar]

¿Cómo Invertir en los Mercados Financieros?[editar]

Existen cientos de miles de productos financieros para elegir cotizados en cientos de mercados bursátiles alrededor del mundo. Los de mayor prestigio son los cotizados en los EEUU. Para invertir en los mercados financieros se necesita una cuenta con una corredora de prestigio global, y aprender las herramientas necesarias para interpretar los diferentes mercados bursátiles.

Hay varias modalidades de inversionistas y el estilo de cada una depende del tiempo necesario para observar los mercados. Los tiempos de especulación nos brindan una amplia oferta de personalidades de inversión que vá desde los inversores a largo plazo hasta los especuladores del intradia.

El análisis técnico es la herramienta esencial para pronosticar el movimiento futuro de los precios de todos los productos cotizados en los distintos mercados financieros. Es una técnica insustituible que optimiza la entrada y salida de los mercados, disminuyendo considerablemente la exposición al riesgo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]