Mercado de la Merced

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Mercado de La Merced»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Una sección del Mercado de la Merced

El Mercado de la Merced se encuentra en el extremo oriente del centro histórico de la Ciudad de México y es el mayor mercado minorista de alimentos tradicionales en toda la ciudad.[1] La zona en que está ubicado, también llamada barrio de la Merced, ha sido sinónimo de actividad comercial desde principios del período de la colonia, cuando llegaron comerciantes de otras partes de la Nueva España. En una época casi todo el barrio estaba lleno de puestos de mercado y en la década de 1860 se decidió construir un mercado permanente en los terrenos del antiguo Convento de la Merced. En la primera mitad del siglo XX este mercado fue el principal mayorista para toda la ciudad.[2] Esto terminó cuando la Central de Abasto fue inaugurada en la década de 1980, pero la Merced sigue siendo el mayor mercado minorista tradicional.[3] El área que rodea el mercado también es conocida por la prostitución flagrante que ocurre a cualquier hora del día y de la noche. Se estima que aproximadamente un tercio de las trabajadoras sexuales son menores de edad.[4] Se puede entrar al mercado a través de la entrada de la estación del metro Merced, de la línea 1 del Metro de la Ciudad de México.

Ubicación[editar]

El mercado de la Merced se encuentra ubicado al este del Zócalo, distribuido en varios edificios, y es el mayor mercado detallista tradicional de la ciudad.[1] [5] La estación del metro "Merced" tiene entradas tanto en las afueras del mercado como dentro de uno de los edificios. En el exterior, el mercado no oficial o tianguis continúa en las aceras y las calles entre el mercado y el Zócalo.[1] Este tipo de comercio es ilegal, pero las leyes en su contra se aplican solo de forma intermitente ya que el desempleo es alto y los vendedores ambulantes pagan sobornos a sus dirigentes, que a su vez pagan sobornos a los funcionarios locales.[6] Esto significa que, tanto dentro como fuera del mercado, los atascones de tráfico peatonal son frecuentes, por lo que los empujones son necesarios y socialmente aceptables.[7] El área de mercado también genera alrededor de 450 toneladas de basura al día.[8]

Historia[editar]

Puesto de venta de chiles secos

El nombre la Merced es sinónimo de comercio en la ciudad. El mercado y el barrio están situados en el extremo oriental de la disposición que adquirió originalmente la Ciudad de México después de la llegada de los españoles. Aquí fueron llegando muchos comerciantes de cerca y de lejos con sus mercancías. El mercado toma su nombre del barrio de la Merced, que a su vez fue nombrado así después de que se estableciera el monasterio de Nuestra Señora de la Merced de la Redención de los Cautivos en 1594, que era llamado coloquialmente el Convento de la Merced. La mayor parte de este monasterio ha desaparecido, queda solo el claustro con decoración plateresca. El barrio es antiguo y tiene historias y leyendas, tales como los susurros de doña Esperanza Goyeneche de García Ruiz, quien murió trágicamente aquí. Otra leyenda narra que un jefe indígena que recibió dinero para ser espía de los españoles y fue descubierto; se dice que se quedó quieto, sin volver a moverse, hasta que murió de tristeza.[2]

A finales del siglo XVIII, casi todo el barrio era un gran mercado, que creció cuando los mercados de la zona del Zócalo fueron desterrados alrededor de la misma época. En el siglo XIX, el famoso Circo Orrin, con el primer payaso mexicano Ricardo Bell, de Pachuca, se instalaba regularmente cerca de este mercado.[2]

En la década de 1860, se decidió ubicar al mercado bajo un mismo techo y se construyeron los edificios en los terrenos del antiguo monasterio.[2] En 1863, se construyeron los primeros edificios permanentes.[9] A principios del siglo XX, la Merced fue el principal mercado al por mayor y al por menor de la Ciudad de México, especialmente de productos alimenticios.[2] Continuó siendo el mercado mayorista de la ciudad durante el período posterior a la Revolución Mexicana hasta aproximadamente la década de 1960. Por ese tiempo se creó la Central de Abasto al sur de la ciudad, para tomar el relevo y modernizar la venta al por mayor de productos alimenticios, especialmente vegetales y carne.[3] La Merced sigue siendo el mayor mercado minorista tradicional de la Ciudad de México para una amplia variedad de productos de uso diario, tales como frutas, verduras, carne, aves de corral, juguetes, ropa, flores, dulces y más.[10]

En 1988, un puesto que vendía fuegos artificiales explotó en la Merced, y murieron 61 personas.[11] En 1998, un incendio destruyó dos terceras partes de la sala principal del mercado, junto con 572 puestos de venta de zapatos, chiles secos, frutas, verduras y piñatas en la madrugada del 4 de mayo; no hubo muertos o heridos y se sospechó que la causa fue el cableado defectuoso. Les tomó más de tres horas a más de 100 bomberos controlar el fuego.[12] La madrugada del 27 de febrero de 2013, otro incendio destruyó más de 7,000 metros —alrededor del 70%— de la nave mayor;[13] a pesar de que afectó a 2000 locales, solamente causó daños materiales.[14] Días más tarde los peritos dictaminaron que el incendio se debió a un sobrecalentamiento originado por conexiones eléctricas irregulares.[15] El 25 de enero de 2014, por causas similares,[16] se incendió de nuevo el mercado, esta vez quedaron destruidos alrededor de 400 puestos y 16 personas resultaron intoxicadas.[17] Durante mucho tiempo se ha hablado de una remodelación progresiva, que incluyese una modernización de todos los sistemas e infraestructura del mercado y sus naves correspondientes; sin embargo, por diferencias entre locatarios y gobierno y corruptelas aún no han podido erradicarse este proyecto y ha sido pospuesto una y otra vez. Un caso similar ocurre en el apartado de dulces y artículos de fiestas, que incluso cerró sus dos pasos peatonales subterráneos por las mismas causas. Se ha anunciado un plan a largo plazo que incluye una reorganización de la zona, mejoras en la conectividad urbana, autosuficiencia y otras tareas que servirían para recuperar la sustentabilidad, habitabilidad y mejora de imagen urbana para esta zona de la ciudad[18]

Al interior del mercado[editar]

Comerciante clasificando el maíz fresco.

El mayor edificio del complejo se dedica principalmente a la venta de frutas y verduras. En otros edificios se venden artículos para el hogar, como licuadoras, hojalata, cucharas, artículos de limpieza.[1] Hay un movimiento constante de gente y es costumbre llamar la atención de los clientes potenciales con gritos. El trabajo comienza en la mañana muy temprano y termina por la noche. El mercado está lleno a todas horas con camioneros, vendedores, compradores, carniceros y cocineros.[2]

Los alimentos típicos de México son la columna vertebral de estos mercados que venden especias mexicanas como el epazote,[1] chiles frescos y secos de casi todas las variedades, nopales, pieles de cerdo enteras fritas, maíz y otros artículos poco comunes, tales como setas silvestres.[5] [7] Además de que es uno de los pocos lugares en la ciudad, donde podemos encontrar auténtico queso Oaxaca. Los vendedores pueden ser vistos atando las pilas de hojas de plátano, retirando las espinas de los nopales y la vendiendo «secretos» remedios herbales.[7]

La Merced, como muchos mercados tradicionales de México, es uno de los lugares favoritos para degustar la clásica comida callejera mexicana, llamada «antojitos». Dos de las especialidades más comunes en este mercado son las quesadillas y las tostadas. Las quesadillas se presentan en una gran variedad de rellenos, junto con el queso (que generalmente es queso Oaxaca), tales como tripas de cerdo guisadas, cuero de cerdo en escabeche, huitlacoche (hongo del maíz) y flor de calabaza, entre otros. Las quesadillas que se venden aquí son típicamente alargadas y cocidas en un comal, a menudo de masa de maíz azul. Se bañan con una salsa con chile rojo o verde que se ha mezclado con cebolla y sal hasta formar una pasta aguada.[7] Al igual que las quesadillas, las tostadas se preparan con una amplia variedad de ingredientes y la crujiente tortilla a veces tiene saborizantes inusuales tales como semillas de ajonjolí y chile chipotle.[19]

Situado justo al otro lado de La Merced está el mercado de Sonora o el «mercado de las brujas». Los mexicanos acuden aquí para comprar remedios a base de hierbas, pociones de amor, talismanes y otros bálsamos espirituales. También se comercian animales y plantas en peligro de extinción, por lo que las redadas policiales son una ocurrencia común aquí.

Véase también[editar]

Coordenadas: 19°25′33.32″N 99°7′26.61″O / 19.4259222, -99.1240583

Referencias[editar]

  1. a b c d e «La Merced». Frommers Guides. Consultado el 26 de enero de 2011.
  2. a b c d e f Barranco Chavarría, Alberto. «La Merced: Siglos de Comerico». Ciudadanos en Red. http://www.ciudadanosenred.com.mx/?cve=327. 
  3. a b «La historia del abasto». Mexico City: Reforma. 20 de noviembre de 1999. p. 6. 
  4. Cevallos, Diego (23 de julio del 2008). «México: Prostitution Rings Flourish at all Levels». Montevideo, Uruguay. IPS - Inter Press Service. 
  5. a b Sheraton, Mimi (18 de noviembre de 2007). «Markets as Both Feast and Spectacle» (en inglés). Nueva York: New York Times. Consultado el 30 de enero de 2011. 
  6. Quadri de la Torre, Gabriel (9 de marzo de 2007). «DF y ambulantaje». Ciudad de México: Economista. 
  7. a b c d Roig-Franzia, Manuel (7 de septiembre de 2008). «The Dish on Mexico City's Markets; Two Champion Eaters Pursue the Ultimate Quesadilla and Other Delights» (en inglés). Washington D. C .: The Washington Post. Consultado el 29 de enero de 2011. 
  8. González, Alberto; Romano, Luz; Velazquez, Francisco; Hernandez, Juan Alberto; Santiago, Anibal; Durán, Manuel (29 de mayo de 2002). «Abandonan 8 mil toneladas de basura». Monterrey, México: El Norte. p. 2. 
  9. «Historia de los mercados en México». México: CONACULTA. Consultado el 30 de enero de 2011.
  10. «Sitio web oficial de la Secretaría de Turismo de la Ciudad de México». Ciudad de México: Gobierno de la Ciudad de México. Consultado el 30 de enero de 2011.
  11. «Explosiones históricas». Guadalajara, México: Mural. 2 de enero de 2003. p. 9. 
  12. Garduño, Javier; Rodriguez, Francisco (4 de mayo de 1998). «Consume incendio La Merced». Saltillo, México: Palabra. p. 2. 
  13. Redacción (27 de febrero de 2014). «Incendio en el mercado La Merced consume el 70% de la nave mayor». Proceso. Consultado el 1 de marzo de 2014.
  14. Servín, Mirna; Gómez, Laura y Quintero, Josefina (28 de febrero de 2013). «Arrasa incendio 8 mil m2 del mercado de La Merced». La Jornada. Consultado el 1 de marzo de 2014.
  15. Notimex (1 de marzo de 2013). «Causaron "diablitos" incendio en La Merced». El Universal. Consultado el 1 de marzo de 2014.
  16. López Sosa, Allan (27 de enero de 2014). «Incendio en La Merced por "diablitos": PGJDF». El Universal. Consultado el 1 de marzo de 2014.
  17. Montes, Rafael (26 de enero de 2014). «Incendio en La Merced daña 400 puestos». El Universal. Consultado el 1 de marzo de 2014.
  18. http://aristeguinoticias.com/1401/mexico/lanzan-plan-de-16-anos-para-remodelar-la-merced/
  19. «Crujientes manjares». Monterrey, México: El Norte. 7 de septiembre de 2001. p. 7. 

Enlaces externos[editar]