Mercado Común Árabe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Mercado Común Árabe es la idea de la unión económica y hermandad política aún no lograda transcurridos 60 años de la creación de la Liga Árabe. Su referente sería la Unión Europea, como ámbito de prosperidad económica y estabilidad política. Los dirigentes y visionarios árabes consideran que la UE es el camino a seguir, dado que ésta comenzó como una comunidad económica para después pasar a una unión política.[1]

Hace 15 años que los países de la región acordaron crear un Mercado Común Árabe, un proyecto que nunca se ha realizado. Para ello, ahora se considera la refundación de la Liga Árabe y la reconsideración de sus mecanismos, así como la creación de una zona de libre comercio y movimiento de personas.[2]

Datos estadísticos[editar]

El idioma común de los 22 países miembros (algunos de los cuales con importantes minorías étnicas), sería el árabe (aunque éste tendría diferentes dialectos). Con una superficie de 13.687.041 kilómetros cuadrados, la idea del Mercado Común Árabe abarcaría, oeste a este, a los siguientes países: Mauritania, Marruecos (sin incluir el ocupado Sahara Occidental), Argelia, Túnez, Libia, Sudán, Egipto, Somalia, Yibuti, Comores, los Territorios Palestinos, Jordania, Líbano, Siria, Irak, Arabia Saudí, Kuwait, Baréin, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Yemen.

El PIB per cápita (2007) es de 13.441 dólares, para una población de 339.510.532 habitantes.

Pros y contras[editar]

Pros:

- Existe el ejemplo del Consejo de Cooperación del Golfo, que engloba a Arabia Saudí, Kuwait, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, y Omán. Éste sería la organización regional matriz, la cual tendría proyectada la unión monetaria para 2010.

Contras:

- Para establecer un Mercado Común Árabe, a los países implicados les quedaría mucho por recorrer, dado que es una zona que se encuentra todavía en pleno proceso de construcción (e incluso reconstrucción) de sus infraestructuras.

- Los países árabes carecen de una red de comunicaciones que les una, como muestra la casi completa ausencia de redes ferroviarias, o de proyectos de conexión internacional de gran envergadura.[3]

- Limitaciones de la red portuaria, la cual contaría con 95 puertos, de los que sólo 35 tendrían capacidad para grandes contenedores.

- El paro se sitúa en el 22% de la población activa, con un incremento anual del 1'5%,[4] y estando desempleados el 54% de los jóvenes.[5] Son 18 millones de parados sólo en el área del Golfo Pérsico, con 17 millones de inmigrantes.

- Inestabilidad, conflictos y falta de democracia

- Falta de disposición a ceder poder a instituciones comunitarias.

- Nula armonización legal.

Referencias[editar]

  1. "La economía es el camino hacia la unificación y tenemos como ejemplo la experiencia de la Unión Europea en un continente con una larga historia de guerras" - jeque Sabah al Khaled al Hamad al Sabah, ministro de información de Kuwait
  2. Rachid al Rash, ministro de Comercio egipcio, durante la Cumbre Económica de la Liga Árabe celebrada en Kuwait en enero de 2009
  3. Samir Khoury, director de operaciones de Global Coalition for Efficient Logistics (GCEL)
  4. Sultan al Dosari, ministro del Trabajo de Qatar y presidente del Foro de Doha de Desarrollo y Trabajo
  5. Ahmad Lukman, director general de la [Organización Árabe del Trabajo] (ALO, por sus siglas en inglés)

Bibliografía[editar]

¿Es posible crear un Mercado Común Árabe?, Rosa Meneses (Kuwait). Mercados, suplemento de El Mundo, nº 69, domingo 8 de marzo de 2009.