Menceyato de Adeje

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Reinos guanches de Tenerife. Los puntos son los núcleos urbanos de los modernos municipios.

El menceyato de Adeje era una de las nueve demarcaciones territoriales en que los guanches tenían dividida la isla de Tenerife, Canarias, en la época de la conquista por parte de la Corona de Castilla, en el siglo xv.[1]

Toponimia[editar]

El término Adeje, de procedencia guanche,[2] es traducido como 'macizo montañoso' por algunos investigadores.[3]

En los documentos de la época de la colonización aparece también escrito como Adexe, Adex, Dexe y Edexe.[4]

Características[editar]

Se encontraba situado en el sector suroeste de Tenerife, abarcando la extensión aproximada de los modernos términos municipales de Adeje, Guía de Isora y Santiago del Teide, así como posiblemente también parte de Arona,[5] con una superficie de unos 180 km².[6] [nota 1]

Adeje limitaba al norte con Daute e Icod, y al sur y oeste con Abona. En cuanto a sus límites, su frontera con Abona la sitúan los investigadores bien en el barranco de La Orchilla bien en el barranco del Rey, proponiéndose también una línea que, partiendo de Vilaflor, llegara hasta las proximidades de la punta de la Rasca.[6] Su límite con Daute lo establecen las estribaciones meridionales del macizo de Teno hasta la Cumbre de Erjos. De Icod quedaba separado por una línea que, partiendo de la Cumbre de Erjos, seguía por Montañas Negras hasta la cadena montañosa que enlaza con las estribaciones occidentales del Pico Viejo.[5]

Los poblados más importantes del menceyato se ubicaban en los barrancos próximos a los modernos núcleos urbanos de Adeje y Santiago del Teide, y de menor importancia eran los correspondientes a Guía de Isora.[5]

Su economía se basaba principalmente en la ganadería de cabras y ovejas, desarrollándose una trashumancia permanente por todo el territorio. El área pastoril de alta montaña perteneciente a Adeje comprendía las tierras altas de la dorsal de Abeque y los parajes de Las Cañadas del Teide al oeste de los Roques de García.[5]

Investigaciones modernas han propuesto una población de 1.700 habitantes para el menceyato en tiempos de la conquista, con una esperanza de vida al nacimiento de unos 30 años.[6]

Para el historiador Juan Bethencourt Alfonso la «capital» del menceyato se ubicaba en las cercanías del moderno casco urbano de Adeje, en la zona donde se edificó la conocida como Casa Fuerte en el siglo xvi.[7]

Menceyes[editar]

Los reyes o menceyes de Adeje conocidos fueron Atbitocazpe, primer soberano, y Pelinor, quien gobernaba durante la conquista.[1]

Historia[editar]

En Adeje se encontraba la residencia de los menceyes cuando la isla se mantenía bajo el control de un único jefe, antes de su división en nueve bandos a finales del siglo xiv.[1]

Juan Bethencourt Alfonso recoge una tradición oral sobre la llegada a la playa de Los Cristianos de unos doscientos hombres, que fueron dejados en tierra por varias naves. A muchos de estos individuos se les había cortado la lengua, y entre ellos había sacerdotes del culto cristiano denominados por los guanches «babilones».[8]

El menceyato de Adeje mantenía relaciones con los europeos antes del inicio de la conquista. En 1464, el mencey se encuentra presente en el acto simbólico de toma de posesión de la isla por Diego García de Herrera. Hacia 1490 son reasentadas las paces con el gobernador de Gran Canaria Pedro de Vera, lo que convierte a Adeje en un bando de paz ante los europeos, librándolo de las constantes razias de la época.[1] [nota 2]

En mayo de 1494, en el momento del desembarco de Alonso Fernández de Lugo y las tropas conquistadoras, el mencey reafirma la sumisión de su territorio. No obstante, incorporada la isla definitivamente a la Corona de Castilla en 1496, Adeje se convirtió en refugio de guanches rebeldes o alzados huidos de los bandos de guerra sometidos, dada la protección que los guanches de paces les proporcionaban.[1]

Como bando de paz, los guanches de Adeje quedaban libres de esclavitud. Sin embargo, en verano de 1497 Lugo cautivó y esclavizó a unos doscientos guanches de este bando haciéndoles creer que el obispo de Canarias Diego de Muros, de visita pastoral en la isla, iba a bautizarlos en persona. Así, los atrajo a un cercado de piedra en las proximidades de la playa de Los Cristianos, donde un soldado aguardaba disfrazado del obispo. Los adejeros fueron rápidamente embarcados para ser vendidos como esclavos.[8]

Ante las quejas en la corte por estos y otros atentados contra los bandos de paces, los Reyes Católicos ordenaron la liberación de los guanches indebidamente capturados, encomendando el cumplimiento de esta orden al gobernador de Gran Canaria Lope Sánchez de Valenzuela, quien la llevaría a cabo en julio de 1498.[10]

En 1502 seguía Adeje siendo refugio de numerosos alzados. En el mes de noviembre, los regidores de la isla ordenan a cuatro guanches de Tacoronte someter a los alzados. Estos cuatro guanches piden entonces que se libere de la cárcel a don Pedro de Adeje, pariente próximo del mencey de este bando, para que los guíe en sus antiguos dominios, a lo que accede el cabildo.[11] [nota 3]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. La superficie indicada se corresponde con el áera ocupada donde se desarrollaba la vida cotidiana de la comunidad, añadiéndosele una superficie de pastoreo en la alta montaña que los grupos humanos ocuparían en los meses estivales.[6]
  2. Para los historiadores Antonio de Viana y José de Viera y Clavijo, Adeje no fue bando de paz, sino que decidió defenderse por su cuenta de la invasión al rehusar unir sus fuerzas con las de Bencomo de Taoro.[9] Juan Bethencourt Alfonso, por su cuenta, dice que el menceyato se confederó con los bandos de Abona, Daute e Icod para defenderse de los conquistadores en lo que él llama la «Confederación del Sudoeste».[7]
  3. Para Juan Bethencourt Alfonso, el motivo de esta insurrección se debió a que los guanches alzados habían proclamado ese mismo año como mencey de toda la isla a Ichasagua, miembro de la antigua nobleza de Adeje. Sigue este historiador aludiendo a un encuentro entre los guanches enviados por el cabildo e Ichasagua, y de cómo este prefiere matarse que entregarse.[7]

Referencias[editar]

  1. a b c d e Rumeu de Armas, Antonio (1975). «VI-XIII-XV». La Conquista de Tenerife (1494-1496) (1ª edición). Aula de Cultura de Tenerife. pp. 155-171; 291-294; 350-354. ISBN 84-500-7108-9. 
  2. Pérez Pérez, Buenaventura (2007). La Toponimia Guanche (Tenerife). Nueva aportación a la lingüística aborigen de las Islas Canarias. Ediciones Idea. ISBN 978-84-83823-28-6. 
  3. Reyes, Ignacio (11 de agosto de 2012). «Adexe». Diccionario histórico-etimológico del amaziq insular (Canarias). Consultado el 11 de marzo de 2013.
  4. Serra Ràfols, Elías (1978). Las datas de Tenerife: (libros I a IV de datas originales). San Cristóbal de La Laguna: Instituto de Estudios Canarios. ISBN 84-88919-08-5. 
  5. a b c d Cuscoy, Luis Diego (1968). «XII». En Publicaciones del Museo Arqueológico de Tenerife. Los Guanches: vida y cultura del primitivo habitante de Tenerife (1ª edición). Santa Cruz de Tenerife: Cabildo Insular de Tenerife. pp. 166-167. 
  6. a b c d Mederos Martín, Alfredo; Escribano Cobo, Gabriel (2004). «Hábitat aborigen en cuevas artificales del sur de Tenerife (Arico-Granadilla)». Anuario de Estudios Atlánticos I (50). ISSN 0570-4065. 
  7. a b c Bethencourt Alfonso, Juan (1991). «Tomo II». En Francisco Lemus. Historia del pueblo guanche. San Cristóbal de La Laguna. ISBN 84-87973-05-1. 
  8. a b Escribano Cobo, Gabriel; Mederos Martín, Alfredo (2006). «Explotación aborigen del litoral suroeste de la Isla de Tenerife: el puerto viejo de Los Cristianos y la punta del Faro de Rasca (Arona)». Anuario de estudios atlánticos (52). ISSN 0570-4065. 
  9. Viera y Clavijo, José de (1950). Elías Serra Ráfols. ed. Noticias de la historia general de las Islas Canarias (definitiva edición). Santa Cruz de Tenerife: Goya Ediciones. 
  10. Rumeu de Armas, Antonio (1983). «La colaboración del mencey de Güimar en la conquista de Tenerife». Anuario de estudios atlánticos (29). ISSN 0570-4065. 
  11. Serra Ràfols, Elías (1996). Acuerdos del Cabildo de Tenerife. I, 1497-1507 (2ª edición). San Cristóbal de La Laguna: Instituto de Estudios Canarios. ISBN 84-88919-08-5.