Memorias

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina memorias a aquel relato que de una forma más o menos fiable describe los hechos y acontecimientos que el autor ha vivido como protagonista o testigo.

La distinción entre «memorias» y «autobiografía» no es clara. Por un lado, el Diccionario de la lengua española, por ejemplo, define ambos términos de manera similar, de forma que pueden entenderse como sinónimos.;[1] por otro, sin embargo, determinados autores apuntan a que es posible establecer distinciones. Básicamente, se conviene en que en las memorias el autor realiza una narración parcial de su vida, mientras que en la autobiografía lo que busca es referir su trayectoria vital de forma completa. Así, mientras que en la autobiografía, en última instancia, el autor pretende esclarecer la identidad alcanzada al final de su vida a través del relato de la misma, con lo que eso conlleva de atención a los múltiples aspectos que la condicionan (por ejemplo, Teresa de Jesús narra, de forma en ocasiones pormenorizada, en Libro de su vida sus primeros cuarenta años de vida), en las memorias el interés se centra, más bien, en rememorar la vivencia del yo de una determinada etapa o de toda una época (por ejemplo, las Memorias de África de Karen Blixen, más conocida por su seudónimo Isak Dinesen, narran el período que esta escritora vivió en Kenia).[2]

En lengua española destacan las obras escritas en la segunda mitad del siglo XIX por Ramón de Mesonero Romanos (Memorias de un setentón). Ya en el siglo XX pueden citarse las memorias del poeta chileno Pablo Neruda, en Confieso que he vivido; del poeta español Rafael Alberti, con La arboleda perdida; del escritor y periodista César González Ruano, con su libro Memorias, o el libro Recuerdos y olvidos, de Francisco Ayala, por citar sólo algunos ejemplos en los que se alcanzó una alta calidad literaria. También en el siglo XX han adquirido notable aceptación las memorias escritas por políticos de nuestro tiempo, como Winston Churchill, con su libro Memorias de la guerra; Charles de Gaulle, con su Memorias de esperanza, o el español Enrique Tierno Galván, con Cabos sueltos.

"Al toque de las oraciones de la tarde de aquel día en que conmemora la iglesia al patriarca San Jhosep, hallábase reunida toda mi familia en la sala de la casa, frente al obligado cuadro que pendía en el testero representando a la Purísima Concepción, y rezando en actitud religiosa el Santo Rosario, operación cotidiana que dirigía mi padre, y a que contestábamos todos los demás, incluso- ¿se ceería ahora?- los sirvientes de ambos sexos, que para el caso eran llamados a capítulo.

Y aquella tarde, como día de tan grande solemnidad, reforzábase el piadoso ejercicio con un buen aditamento de Pater Noster y Ave María, especialmente dedicados al esposo de Nuestra Señora."

Ramón de Mesonero Romanos, Memorias de un setentón(fragmento)[3]

Notas[editar]

  1. Cf. DRAE, «Memoria» y «Autobiografía».
  2. Cf. «Memorias» y «Autobiografía» en Mª Victoria Ayuso de Vicente et alii, Diccionario Akal de términos literarios, Akal, Madrid, 1997 (2ªed.), e Ignacio Sotelo, «Experiencias de dos exilios», Revista de Libros, 151-152, julio-agosto de 2009, pág. 31.
  3. Ramón de Mesonero Romanos, Memorias de un setentón

Véase también[editar]