Melanocito

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Illu skin02.jpg

Un melanocito es una célula que se encarga de reproducir melanina, un pigmento de la piel, ojos y pelo cuya principal función es la de bloquear los rayos ultravioleta solares, evitando que dañen el ADN de las células de estas regiones tan expuestas a la luz.

Se caracterizan por su núcleo ovoide y en condiciones normales los melanocitos se disponen a nivel de la capa basal epidérmica contactando con los queratinocitos por medio de sus dendritas. La densidad de melanocitos es variable dependiendo de la región anatómica, pero es muy constante entre los individuos de diferentes razas. El color de la piel depende de la actividad de estas células. La melanina puede ser de eumelanina (color marrón parduzco) o feomelanina (pigmento rojo amarillento). Ambas formas son producidas a partir de la tirosina del retículo endoplásmico rugoso y el aparato de Golgi al llegar a la célula la hormona estimulante del melanocito (MSH) que se fija al receptor de la membrana de éstos (MCR)

Los melanocitos están relacionados con algunas enfermedades como el vitiligo o los melanomas. El vitiligo se caracteriza por la formación de unas manchas blancas en la piel como resultado de la falta de pigmentación de ésta. No se sabe bien por qué ocurre el proceso pero algunas de las hipótesis implican la destrucción de los melanocitos por el propio sistema inmune, o por funcionamiento anormal de algunas células nerviosas que producirán sustancias tóxicas provocando el daño de los mismos.

El melanoma es un tipo de cáncer de piel. Se forma por una concentración de melanocitos malignos. Cuando la concentración es de melanocitos benignos aparecen las pecas, lunares y léntigos.