Medios de comunicación del Bloque del Este

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Warsaw Pact Logo.svg

Los medios de comunicación del Bloque del Este estaban controlados directamente por el partido comunista de cada país, que controlaba la prensa estatal, la censura y los órganos de propaganda. La propiedad del Estado y del partido de los medios impresos, la televisión y la radio sirvió de manera importante para controlar la información y la sociedad a la luz de los liderazgos del Bloque del Este que vieron, incluso, a grupos marginales de oposición de intelectuales como una amenaza potencial a las bases que subyacían en el poder comunista mismo. Es decir, los medios de comunicacion no estaban en manos de burgueses y/o magnates de la economia con el unico fin de enriquecerse.

La elusión de los controles de difusión se produjo, en cierta medida, por la recepción samizdat y limitada de la radio y televisión occidentales. Además, algunos regímenes restringieron fuertemente el flujo de información procedente de sus países de fuera del bloque del Este regulando, en gran medida, los viajes de los extranjeros y la segregación de los viajeros aprobados por la población nacional.

Antecedentes[editar]

Mapa del Bloque del Este y sus miembros.

Creación del bloque[editar]

Los Bolcheviques tomaron el poder tras la Revolución Rusa de 1917. Durante la Guerra Civil Rusa posterior, coincidiendo con la entrada del Ejército rojo en Minsk en 1919, se declaró a Bielorrusia la República Socialista Soviética de Bielorrusia. Después de más conflicto y un año más tarde, fue declarada oficialmente la República Socialista Soviética de Bielorrusia en 1920. Con la derrota de Ucrania en la guerra polaco-ucraniana, después de la Paz de Riga de marzo de 1921 por la guerra polaco-soviética, el centro y el este de Ucrania fueron anexionados a la Unión Soviética como la República Socialista Soviética de Ucrania. En 1922, la República Socialista Soviética de Rusia, la República Socialista Soviética de Ucrania, la República Socialista Soviética de Bielorrusia y la República Socialista Soviética de Transcaucasia se fusionaron oficialmente como la creación de las repúblicas de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Al final de la Segunda Guerra Mundial, todas las capitales de Europa central y oriental fueron controlados por la Unión Soviética.[1] Durante las etapas finales de la guerra, la Unión Soviética comenzó la creación del Bloque del Este, ocupando varios países como Repúblicas Socialistas Soviéticas, que originalmente estaban cedidas a ella por la Alemania nazi mediante el Pacto Molotov-Ribbentrop. Estos incluyeron el este de Polonia (que se incorpora en dos diferentes repúblicas socialistas soviéticas),[2] Letonia (se convirtió en la República Socialista Soviética de Letonia),[3] [4] Estonia (se convirtió en la República Socialista Soviética de Estonia),[3] [4] Lituania (se convirtió en República Socialista Soviética de Lituania),[3] [4] parte del este de Finlandia (se convirtió en la República Socialista Soviética Carelo-Finesa)[5] y el noreste de Rumanía (se convirtió en el República Socialista Soviética de Moldavia).[6] [7]

En 1945, estos países anexionados sumaron, aproximadamente, 180.000 kilómetros cuadrados adicionales, o un poco más que el área de Alemania Occidental, Alemania Oriental y Austria juntas.[8] Otras naciones se convirtieron en estados satélites soviéticos, como la República Popular de Polonia, la República Popular de Hungría,[9] la República Socialista de Checoslovaquia,[10] la República Popular de Rumania, la República Popular de Albania,[11] y más tarde la República Democrática Alemana.[12] La República Federal de Yugoslavia se consideraba también parte del Bloque,[13] [14] aunque la fractura entre Tito y Stalin ocurrió en 1948,[15] seguido por la formación del Movimiento de Países No Alineados.

Condiciones[editar]

A lo largo del bloque del Este, tanto en la República Socialista Soviética y en cualquier otra parte, a Rusia se le dio gran importancia y fue considerada la naibolee vydajuščajasja nacija (la nación prominente) y rukovodjaščij narod (el pueblo líder).[8] Los soviéticos alentaron la admiración de todo lo ruso y la reproducción de sus propias jerarquías estructurales comunistas en cada uno de los estados del Bloque.[8]

El Muro de Berlín en 1975.

La característica que define al comunismo como se aplica en el Bloque del Este fue la simbiosis única del Estado con la sociedad y la economía, lo que resultó en que la política y la economía perdían sus características distintivas como esferas autónomas y distinguibles.[16] Al principio, Stalin dirigió los sistemas occidentales que rechazaron características institucionales de las economías de mercado, la gobernanza democrática (llamado "democracia burguesa" en la jerga soviética) y el Estado de Derecho se sometió a intervención discrecional del Estado.[17] Los soviéticos oredenaron la expropiación y estatización de la propiedad privada.[18]

Los "regímenes de réplica" de estilo soviético que surgieron en el Bloque no sólo reprodujeron las economías dirigidas por soviéticos, sino también adoptaron los métodos empleados por Iósif Stalin y la policía secreta soviética para suprimir la oposición real y potencial.[18] Los regímenes comunistas del Bloque del Este vieron incluso grupos marginales de oposición de intelectuales como una amenaza potencial debido a la base subyacente del poder comunista.[19] La supresión de la disidencia y la oposición es un requisito previo fundamental para la seguridad del poder comunista en el Bloque del Este, aunque el grado de oposición y supresión disidente varió por país y periodo.[19]

Mientras que más de 15 millones de residentes del bloque del Este emigraron hacia el oeste desde 1945 a 1949,[20] la emigración se detuvo de manera efectiva en la década de 1950, con el enfoque soviético para controlar el movimiento nacional imitado por la mayoría del resto de los países satélites.[21] Por otra parte, el Bloque del Este experimentó un mal desarrollo económico por parte de los planificadores centrales en estos países tras una trayectoria de un intenso desarrollo y, por lo tanto, muy por detrás de sus homólogos occidentales europeos en cuanto al Producto Interno Bruto per cápita.[22]

Restricciones a los medios y la información[editar]

Un solado del Ejército rojo lee una edición del Pravda, periódico oficial soviético, en Moscú en octubre-diciembre de 1941.

En el bloque oriental el estado poseía y operaba los medios de comunicación de masas.[23] Las autoridades gobernantes vieron los medios de comunicación como una herramienta de propaganda, se practicó la censura y ejercercieron un control casi total sobre la difusión de información.[23] La prensa en los países comunistas era un órgano totalmente dependiente del estado.[24] Hasta finales de 1980, todas las organizaciones del Bloque Oriental de radio y televisión eran de propiedad estatal (y estrictamente controlada), mientras que los medios impresos estaban poseídos, generalmente, por organizaciones políticas, sobre todo por el partido comunista local.[25]

Los periódicos y revistas juveniles eran propiedad de las organizaciones juveniles afiliadas al partido comunista.[25] El órgano de gobierno de la Unión Soviética era el "Comité Estatal de Televisión y Radiodifusión de la Unión Soviética" o Gosteleradio URSS (Государственный комитет по телевидению и радиовещанию СССР, Гостелерадио СССР), que estuvo a cargo tanto de la televisión y la radio en la Unión Soviética.

El Partido Comunista ejerció el control sobre los medios de comunicación y fue responsable de la censura.[25] Los medios sirvieron como una importante forma de control sobre la información y por ende de la sociedad.[26] Las autoridades del Bloque del Este vieron la difusión y representación del conocimiento como vital para la supervivencia del comunismo y, por lo tanto, encubrieron conceptos alternativos y las críticas.[26] Fueron publicados varios periódicos estatales del Partido Comunista. La radio era inicialmente el medio dominante, mientras que la televisión no era muy considerada en la lista de prioridades cuando se elaboraron los Planes quinquenales durante la industrialización de la década de 1950.

Censura y anulación de la disidencia[editar]

La estricta censura existía en el Bloque del Este, aunque era a veces eludida por quienes se dedicaban al samizdat.[27] Las instituciones de censura en los países del Bloque se organizaron de manera diferente.[23] Por ejemplo, la censura en Polonia se identificó claramente mientras pero estaba estructurada vagamente, aunque no menos eficaz que en Hungría.[23] La censura estricta se introdujo en la República Popular de Albania y la República Federal de Yugoslavia en 1944, aunque se relajó un poco en Yugoslavia tras la ruptura de Tito y Stalin de 1948.[28] A diferencia del resto del Bloque del Este, existió relativa libertad durante tres años en Checoslovaquia hasta que la censura de estilo se aplicó plenamente en 1948,[28] junto con el golpe de Estado de Checoslovaquia de 1948.

Voroshilov, Molotov, Stalin, with Nikolai Yezhov.jpg
Nikolai Yezhov, el joven que pasea con Iósif Stalin, a su derecha, fue asesinado en 1940. Su imagen en la foto fue eliminada por los censores soviéticos.[29]  Este sistema de eliminación o modificación de datos, documentos e imágenes era una práctica común bajo el gobierno de Stalin.
Nikolai Yezhov, el joven que pasea con Iósif Stalin, a su derecha, fue asesinado en 1940. Su imagen en la foto fue eliminada por los censores soviéticos.[29] Este sistema de eliminación o modificación de datos, documentos e imágenes era una práctica común bajo el gobierno de Stalin.

A lo largo del Bloque, los diferentes ministerios de cultura realizaron un estricto control sobre los escritores.[30] Los productos culturales reflejaban que la propaganda necesitaba del estado[30] y los censores aprobados del partido ejercían un estricto control en los primeros años.[31] Durante el período estalinista, incluso los pronósticos climáticos se cambiaban si hubiera otra voz que sugiriese que el sol no brillaría el Primero de Mayo.[31] En virtud de Nicolae Ceauşescu en Rumania, los informes climáticos fueron alterados para que no se viese que las temperaturas se elevasen o se desplomasen alrededor de los niveles que dicta que el trabajo debe detenerse.[31]

En cada país, los organismos dirigentes del Partido Comunista gobernante ejercían el control jerárquico del sistema de censura.[28] Cada Partido Comunista mantenía un departamento de su aparato del Comité Central para supervisar a los medios de comunicación.[28] Los censores emplearon herramientas auxiliares, tales como capacidad para iniciar o cerrar cualquier periódico, radio o televisión, licencias de los periodistas a través de los sindicatos y el poder de nombramiento.[28] Los burócratas del partido contaban con todas las posiciones editoriales.[28] Uno o dos representantes de los organismos de censura, según el modelo de la GLAVLIT Soviética (Administración Principal para la Protección de Secretos Oficiales y Militares), trabajó directamente en todas las oficinas editoriales. No podía ser impreso o retransmitido ningún artículo o emisión sin su previa aprobación explícita.[28]

En un principio, Alemania del Este presentaba problemas únicos debido a las reglas de las potencias que ocuparon la Alemania dividida (por ejemplo, con respecto a los medios de control) que impedían la confiscación directa de todos los medios de comunicación.[32] La administración de la ocupación soviética (SVAG) dirigía las políticas de censura y propaganda a los órganos de control del flujo de la información de Alemania del Este a través de su "sector de censura y propaganda".[33] Si bien las políticas iniciales del SVAG no parecían diferir mucho de las de las zonas de ocupación occidentales que regían la desnazificación,[34] la censura se convirtió en uno de los instrumentos más utilizados para manipular abiertamente los acontecimientos políticos, intelectuales y culturales en la Alemania del Este.[33] Las sociedades y asociaciones artísticas que habían existido antes de la Segunda Guerra Mundial se disolvieron y todos los nuevos teatros y sociedades artísticas tenían que registrarse con la SVAG.[35] Las exposiciones de arte estaban sometidas a prohibición general a menos que los órganos de censura las aprobasen por adelantado.[35]

Exposición de arte en Leipzig, Alemania Oriental, en 1952.

Después del establecimiento oficial de Alemania del Este, mientras que la constitución original establecía que "no se ejercerá censura de los medios de comunicación",[36] tanto la censura oficial como no oficial acabó ocurriendo, aunque en menor medida durante los últimos años. A partir de entonces, la censura oficial de Alemania del Este fue supervisada y llevada a cabo por dos organizaciones no gubernamentales, la Dirección General de empresas de publicación y venta de libros comerciales (Hauptverwaltung Verlage und Buchhandel, HV), y la Oficina de Derechos de Autor (Büro für Urheberrechte). El HV determinó el grado de censura y el método de la publicación de obras y su comercialización. La Oficina de Derechos de Autor evaluaba el trabajo, para decidir, posteriormente, si ésta u otra publicación obtenía el permiso de publicarse tanto en Alemania del Este como en el extranjero. Para el cine se creó una "comisión de repertorio", que consistía en un Ministerium für Volksbildung (MfV), el partido gobernante SED, el sindicato de cine y la oficina de asuntos teatrales de Alemania Oriental.[37]

No podían interpretarse ni ensayarse obras sin la aprobación ministerial previa.[37] Después de un largo proceso de compra de visados, los visitantes occidentales que entraban a Alemania Oriental tenían su superar exhaustivas revisiones en su vehículo por si contenían "material de propaganda" occidental prohibido.[38] Sin embargo, las autoridades de Alemania del Este encontraron extremadamente difícil evitar que sus ciudadanos escuchasen las emisoras de radio y televisión occidentales que estaban disponibles en la mayor parte de la República Democrática Alemana. Las consideraciones técnicas y diplomáticas que significaban intentos de interferencia de las estaciones occidentales fueron (a diferencia de otros países del Este) pronto abandonadas.

En la Unión Soviética, de acuerdo con la ideología y la política oficial del Partido Comunista, el Goskomizdat censuró todo el material impreso, el Goskino supervisó todo el cine, el Gosteleradio controlaba la radio y la televisión y el Primer Departamento en muchos organismos e instituciones, como el Comité de Estadística del Estado (Goskomstat), fue el encargado de asegurar que los secretos de estado y otra información sensible sólo llegaba a manos autorizadas. Los soviéticos destruyeron material pre-revolucionario y extranjero de las bibliotecas, dejando sólo "colecciones especiales" (spetskhran) accesibles mediante un permiso especial de la KGB. La Unión Soviética también censuró imágenes, incluida la eliminación de las personas reprimidas de textos, carteles, pinturas y fotografías.

Personas destacadas[editar]

A lo largo del Bloque del Este, los artistas o los que trataron de difundir puntos de vista disidentes fueron reprimidos y algunas de las víctimas más prominentes fueron:

  • Gheorghe Ursu - poeta rumano que se desilusionó con la doctrina comunista rumana después de 1949, y fue sancionado varias veces por desobediencia.[39] [40] En 1985, después de ser golpeado durante semanas por la policía rumana, fue trasladado al hospital de la cárcel de Jilava, donde murió de peritonitis en ese mismo día.[41] [42] [43] [44] [45]
  • La Noche de los Poetas Asesinados - trece escritores, poetas, artistas, músicos y actores fueron ejecutados en secreto por orden de Iósif Stalin.
  • Imre Nagy - ex Primer Ministro húngaro que había apoyado la retirada de Hungría del Pacto de Varsovia durante la revolución húngara de 1956, fue arrestado posteriormente por las autoridades soviéticas después de salir de la embajada yugoslava, y luego secretamente juzgado, declarado culpable, condenado a muerte y ejecutado en la horca en junio de 1958.[46] Su juicio y ejecución no se hicieron públicos hasta después de muerto.
  • Ion Valentin Anestin - su trabajo se centró en la denuncia de Stalin y la Unión Soviética, en una serie titulada Măcelarul din Piaţa Roşie ("El carnicero de la Plaza Roja"), publicado por la revista Gluma.[47] [48] [49] Tras el inicio de la ocupación soviética de Rumania, Anestin se le prohibió publicar durante un período de cinco años (1944-1949) y fue encarcelado en última instancia.[47] [48] [49] Murió poco después de su liberación.[47] [48] [49] He died soon after his release.[47] [48]
  • Nikolai Getman - artista ucraniano arrestado en 1946 por posesión de una caricatura de Iósif Stalin que un amigo había dibujado en una caja de cigarrillos y enviado a campos del Gulag de Siberia. Es uno de los pocos artistas que registró su vida en el Gulag, donde sobrevivió dibujando bocetos de propaganda para las autoridades.
  • Vasyl Stus - escritor y periodista ucraniano que escribió un libro que fue rechazado por discrepancias con la ideología soviética, detenido en 1972, pasó cinco años en prisión, detenido de nuevo en 1980 por defender a los miembros del grupo de Helsinki de Ucrania, fue condenado a diez años de prisión y posteriormente fue golpeado hasta la muerte en un campo de trabajos forzados soviético.
  • Vasile Voiculescu - poeta rumano que fue encarcelado en 1958, a la edad de 74 años, a pasar cuatro años en prisión, donde enfermó y murió de cáncer meses después de su liberación.
  • Arno Esch - escritor político de Alemania del Este, que fue encarcelado por el NKVD soviético en 1949, condenado a muerte por "actividades contrarrevolucionarias" y ejecutado en la prisión de Lubianka en 1951.
  • Lena Constante - durante los interrogatorios reiterados por parte de la Securitate, Constante trató de defenderse de las acusaciones falsas de "titismo" y "traición", pero, víctima de constantes palizas y torturas[50] (gran parte de su pelo fue arrancado de las raíces),[51] y se enfrentó con el testimonio de Zilber —que la implicaba a ella—, que finalmente cedió y admitió los cargos.[52]
  • József Dudás - activista político húngaro que hablaba de un programa de 25 puntos que terminó con la represión soviética en Hungría a una multitud durante la revolución húngara de 1956, y fue ejecutado el año siguiente.
  • Enn Tarto - disidente estonio que fue encarcelado de 1956 a 1960, 1962 a 1967, y nuevamente desde 1983 hasta 1988 para actividad antisoviética.
  • Anton Durcovici - clérigo rumano abiertamente crítico con el régimen comunista, Durcovici fue puesto bajo vigilancia en 1947, arrestado por la Securitate en 1949 durante una visita a la congregación, murió a causa de las torturas infligidas en prisión y fue enterrado en una tumba sin nombre.[53] [54] Las autoridades comunistas, posteriormente, intentaron borrar toda evidencia de su estancia en prisión y la mayoría de los documentos fueron destruidos.[53]
  • Valeriy Marchenko - poeta ucraniano que fue detenido en 1973 y acusado de agitación y propaganda antisoviética, encarcelado durante seis años y dos de exilio, encarcelado de nuevo en 1983 por violar el artículo 62 del código penal soviético, por agitación y propaganda antisoviética y condenado a diez años de prisión y cinco años de exilio, después de lo cual enfermó y fue trasladado a un hospital después de la presión internacional, donde murió.
  • Jüri Jaakson - empresario estonio y ex político crítico del régimen soviético, que fue ejecutado por la Unión Soviética en 1941.
  • Mečislovas Reinys - arzobispo lituano crítico del bolchevismo que fue detenido en 1947 y condenado a ocho años en una prisión soviética, donde murió en 1953.
  • Metropolitano Ioann (Vasiliy Bodnarchuk) - ucraniano detenido en 1949 por supuesta retórica nacionalista ucraniana y condenado a 20 años de trabajos forzados en las minas de cobre.

Otros artistas, como Geo Bogza, utilizaron imágenes sutiles o alegorías dentro de sus obras para criticar los regímenes. Esto no impidió el control del Estado, que en el caso de Bogza fue examinado por la Securitate.[55]

Medios de comunicación[editar]

Estudios de grabación de Polskie Radio en Polonia, década de 1960.

Los principales periódicos fueron, tradicionalmente, las publicaciones diarias oficiales del Partido Comunista.[23] Los periódicos servían como órgano de registro del partido principal y proporcionaba el plan de trabajo político oficial para los funcionarios y lectores que necesitaban estar informados.[56] En algunos países, la prensa siempre fue una importante fuente de ingresos para los partidos comunistas gobernantes. La radio y la televisión estaban controlados por el Estado.[57] La Agencia de Telégrafo de la Unión Soviética (TASS) era el organismo central para la recopilación y distribución de noticias internas e internacionales para todos los periódicos soviéticos, la radio y las cadenas de televisión. El TASS monopolizó el suministro de noticias políticas.[28] Se infiltró con frecuencia por la inteligencia soviética y los organismos de seguridad, tales como el NKVD y el GRU. El TASS tenía filiales en 14 repúblicas soviéticas, incluidas Lituania, Letonia, Estonia, Moldavia, la Ucrania y Bielorrusia.

Cabecera del diario Scînteia, órgano del Partido Comunista rumano.

Pese a las similitudes en política exterior de la prensa, existían grandes diferencias en los roles y funciones de los medios de comunicación en los países del bloque del Este.[58] Cuando a la prensa se ​​le permitió más libertad, como en Polonia, Hungría y Yugoslavia, floreció un subtexto nacional y un importante elemento de entretenimiento.[58] En algunos casos, los periódicos y las revistas servían como parte más visible de las fuerzas liberalizadoras, como en Polonia en 1956 y 1980-81, en Hungría en 1956 y en Checoslovaquia en 1968.[58]

En muchos casos, hacia el final de la existencia del bloque del Este, los mensajes de los partidos gobernantes comunistas en la prensa eran cada vez más divergentes de la realidad, lo que contribuyó a la disminución de la confianza de los ciudadanos en el gobierno comunista.[58] Al mismo tiempo, parte de la prensa del Bloque del Este comenzó una ligera apertura en la década de 1980 en países como Polonia, Hungría y Checoslovaquia.[58] En Yugoslavia, la prensa después del reinado de Tito se volvió cada vez más nacionalista.[58] Sólo en Rumania y Albania la prensa permaneció bajo estricto control dictatorial hasta el mismo fin del bloque del Este.[58]

En Alemania del Este, donde el control inicial podría ser menos evidente debido a las normas comunes de ocupación aliadas, el SVAG soviético creó el Deutsche Verwaltung für Volksbildung (DVV) en el otoño de 1945.[33] El SVAG y el DVV controlaron y aprobaron todas las licencias necesarias para la publicación de periódicos, libros, revistas y otros materiales.[59] Esos organismos también proporcionaban las prioridades editoriales y asignaba el papel a aquellas publicaciones de acuerdo con esas prioridades.[59] El SVAG inicialmente autorizó algunas editoriales privadas que requerían el empleo de un mayor número de censores.[59]

Medios de comunicación impresos en el Bloque del Este
Medio de comunicación Tipo País Notas
Pravda diario RSS de Rusia Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética del Partido Comunista
Zvyazda periódico RSS de Bielorrusia Periódico oficial del Partido Comunista de Bielorrusia
Rudé právo periódico República Socialista de Checoslovaquia Periódico oficial del Partido Comunista de Checoslovaquia
Pravda (Eslovaquia) periódico República Socialista de Checoslovaquia Publicación del Partido Comunista de Eslovaquia
Laiko Vima periódico República Popular de Albania Peródico griego, órgano oficial del Partido del Trabajo de Albania
Lidová Demokracie periódico República Socialista de Checoslovaquia Publicado por el Partido del Pueblo de Checoslovaquia
Mladá fronta periódico República Socialista de Checoslovaquia Periódico de la Unión Socialista de la Juventud
Práce periódico República Socialista de Checoslovaquia Publicado por el Movimiento Sindical Revolucionario
Svobodné Slovo periódico República Socialista de Checoslovaquia Publicado por el Partido Socialista Checoslovaco
Neues Deutschland periódico Alemania del Este Periódico oficial del Partido Socialista Unificado de Alemania (SED)
Rahva Hääl periódico RSS de Estonia Periódico oficial del Partido Comunista de Estonia
Neuvosto-Karjala periódico RSS Carelo-Finesa -
Sovetskaya Latviya periódico RSS de Letonia Periódico oficial del Comité Central del Partido Comunista de Letonia
Sovetskaya Molodëz periódico RSS de Letonia Diario letonio del Komsomol
Czerwony Sztandar periódico RSS de Lituania Diario en polaco de de los Territorios polacos anexionados por la Unión Soviética
Kauno Tiesa periódico RSS de Lituania -
Zëri i Popullit periódico República Popular de Albania Órgano de propaganda del Partido del Trabajo de Albania
Rabotnichesko Delo periódico República Popular de Bulgaria Órgano de propaganda del Partido Comunista de Bulgaria
Népszabadság periódico República Popular de Hungría Órgano del Partido de los Trabajadores Húngaros
Esti Budapest periódico República Popular de Hungría Órgano del Partido de los Trabajadores Húngaros en Budapest
Trybuna Ludu periódico República Popular de Polonia Periódico oficial del Partido Obrero Unificado Polaco
Scînteia periódico República Popular de Rumania Periódico oficial del Partido Comunista de Rumania
Scînteia Tineretului periódico República Popular de Rumania Diario rumano de la Unión de la Juventud Comunista
Komsomolskaya Pravda periódico RSS de Rusia Órgano oficial del Comité Central de Komsomol
Pionerskaya Pravda periódico RSS de Rusia Órgano oficial del Organización de Pioneros Vladimir Lenin
Trud (periódico) periódico RSS de Rusia Portavoz de las Uniones del Trabajo Soviéticas
Borba (periódico) periódico RFS de Yugoslavia Periódico de la Liga de Comunistas de Yugoslavia
Agencia de noticias checoslovaca agencia de noticias República Socialista de Checoslovaquia Controlado por el gobierno federal mediante su Presidium
APN agencia de noticias RSS de Rusia Controlado por el Gabinete de Información Soviético
Radio Praga radio República Socialista de Checoslovaquia Emisora de radiodifusión oficial de Checoslovaquia desde 1936
Berliner Rundfunk radio Alemania del Este Emisora de radio de Rundfunk der DDR desde 1946
Deutschlandsender radio Alemania del Este Emisora de radio de Rundfunk der DDR desde 1926
Radio DDR 1 radio Alemania del Este Emisora de radio de Rundfunk der DDR desde 1953
DT64 radio Alemania del Este Emisora de radio de Rundfunk der DDR desde 1964
Radio Berlin International radio Alemania del Este Radiodifusión internacional de Alemania del Este desde 1959
Latvijas Radio 1 radio RSS de Letonia Emisora Latvijas Radio desde 1925
Lietuvos radijas radio RSS de Lituania Comenzada por Lietuvos nacionalinis radijas ir televizija en 1926
Radio Tirana radio República Popular de Albania Comenzada por Radiodifuzioni Shqiptar en 1938
Radio Bulgaria radio República Popular de Bulgaria Emisora de radiodifusión oficial de Bulgaria desde 1930
Horizont (radio) radio República Popular de Bulgaria Desde 1930 fundada por Radio Nacional de Bulgaria
Kossuth Rádió radio República Popular de Hungría Primera emisora de Magyar Rádió en 1925
Radio Polonia radio República Popular de Polonia Emisora de radiodifusión internacional oficial de Polonia desde 1936
Program 1 Polskiego Radia radio República Popular de Polonia Desde 1926 mediante Polskie Radio
Radio Bucuresti-România Radio România Actualităţi radio República Popular de Rumania Fundada por Sociedad Rumana de Radiodifusión en 1928
Radio Bucuresti Programul 2 Radio România Cultural radio República Popular de Rumania Fundada por Sociedad Rumana de Radiodifusión en 1952
Radio Bucuresti Programul 3 Radio3Net radio República Popular de Rumania Fundada por Sociedad Rumana de Radiodifusión en 1963 y refundada en 1973
Radio Belgrado radio RFS de Yugoslavia fundada en 1929
Radio Moscú radio RSS de Rusia Emisora de radiodifusión internacional oficial de la Unión Soviética
Belarus-1 TV RSS de Bielorrusia Canal de televisión de la Compañía Nacional de Radio y Televisión de Bielorrusia fundado en 1956
ČST1 TV República Socialista de Checoslovaquia Fundada por Československá televize en 1953 (color 1975)
ČST2 TV República Socialista de Checoslovaquia Fundada por Československá televize en 1970 (color 1973)
DFF TV Alemania del Este Fundada por Fernsehen der DDR en 1956
DFF2 TV Alemania del Este Fundada por Fernsehen der DDR en 1969 (en color)
ETV 1 TV RSS de Estonia Primer canal de televisión estonio fundado en 1955 por Eesti Televisioon
LTV1 TV RSS de Letonia Fundada por Latvijas Televizija en 1954 (en color desde 1974)
Lietuvos Televizija TV RSS de Lituania Fundada por Lietuvos nacionalinis radijas ir televizija en 1957
Televizioni Shqiptar TV República Popular de Albania Fundada por Radio Televizioni Shqiptar en 1960 (color 1981)
Televisión Nacional de Bulgaria TV República Popular de Bulgaria Televisión nacional búlgara desde 1959 fundada por el Partido Comunista de Bulgaria
Efir 2 TV República Popular de Bulgaria Segundo canal de Televisión Nacional de Bulgaria (1974)
m1 (canal de televisión) TV República Popular de Hungría Primer canal de Magyar Televízió en 1957
m2 (canal de televisión) TV República Popular de Hungría Segundo canal de Magyar Televízió en 1971
TVP1 TV República Popular de Polonia Primer canal polaco fundado en 1952 por Telewizja Polska
TVP2 TV República Popular de Polonia Segundo canal polaco fundado en 1970 por Telewizja Polska
TVR1 TV República Popular de Rumania Fundado por Televiziunea Româna en 1956
TVR2 TV República Popular de Rumania Fundado por Televiziunea Româna en 1968
Televisión Central Sovietica TV RSS de Rusia Principal canal de la televisión soviética
Primer programa TV RSS de Rusia Principal canal (de cuatro) de la televisión soviética fundado en 1938
Programa de toda la Unión TV RSS de Rusia Segundo canal (de cuatro) de la televisión soviética fundado en 1960
Programa de Moscú TV RSS de Rusia Tercer canal (de cuatro) de la televisión soviética
Cuarto programa TV RSS de Rusia Cuarto canal (de cuatro) de la televisión soviética
UT1 TV RSS de Ucrania Fundado por Natsionalna Telekompaniya Ukrainy (1956–1965)
TVB TV RFS de Yugoslavia primera emisión en 1958 en Belgrado; en 1971 llegaba a toda Serbia; comenzó a emitir en color en 1971
Gosteleradio TV/radio RSS de Rusia Televisión y emisora de radiodifusión oficial de la Unión Soviética
Agencia de Telégrafo de Bielorrusia servicio de cable RSS de Bielorrusia Filial de la TASS
ELTA servicio de cable RSS de Lituania Filial de la TASS
Agencia de Telégrafo de la Unión Soviética servicio de cable RSS de Rusia Fundada por el Sóviet Supremo de la Unión Soviética; llegaba a 14 Repúblicas Socialistas Soviéticas
Radio i Telewizja Polska TV/radio República Popular de Polonia Televisión y emisora de radio de Telewizja Polska
Radio-Televizija Srbije TV/radio RFS de Yugoslavia Televisión y emisora de radio del gobierno

Control del flujo de información exterior del Bloque del Este[editar]

El presidente rumano Nicolae Ceaușescu en una de sus habituales apariciones en la televisión rumana.

A partir de 1935, Iósif Stalin selló el acceso externo a las Repúblicas Socialistas Soviéticas hasta el momento de su muerte y no permitió viajar al extranjero a los ciudadanos de la Unión Soviética, de tal manera que desde el exterior no había conocimiento de los procesos políticos que tenían lugar en el interior del país.[60] Durante este período y hasta 25 años después de la muerte de Stalin, los pocos diplomáticos y corresponsales extranjeros a los que les fue permitido su acceso a la Unión Soviética estaban restringidos, por lo general, a unos pocos kilómetros de Moscú, sus teléfonos estaban intervenidos, sus residencias sólo podían ser de ciudadanos extranjeros y fueron vigilados constantemente por las autoridades soviéticas.[60] Los disidentes que se acercaron a dichos extranjeros fueron arrestados.[61] Durante muchos años después de la Segunda Guerra Mundial, incluso los extranjeros mejor informados no sabían el alcance real de ciudadanos soviéticos detenidos o ejecutados o, en el caso de serlo, cuán negativa había sido la economía soviética ese año.[61]

Del mismo modo, los regímenes en Rumania controlaron cuidadosamente las visitas de los extranjeros con el fin de restringir el flujo de información que salía de —y hacia— Rumania.[62] En consecuencia, las actividades en Rumania se mantuvieron, hasta finales de 1960, en gran parte desconocidas para el exterior.[62] Como resultado, hasta el año 1990, apareció muy poca información en Occidente con respecto a los campos de trabajo y de prisiones en Rumania.[62] Cuando esta información aparecía era, por lo general, en publicaciones de emigrados rumanos.[62] La Securitate, policía secreta de Rumania, fue capaz de suprimir la filtración de la información hacia Occidente sobre la oposición al régimen.[63] La Albania estalinista, que se había vuelto cada vez más paranoica y aislada después de la desestalinización y la muerte de Mao Zedong,[64] limitó a 6.000 los visitantes por año y mantuvo aislados a los pocos que viajaron a Albania.[65]

Referencias[editar]

  1. Wettig, 2008, p. 69
  2. Roberts, 2006, p. 43
  3. a b c Wettig, 2008, p. 21
  4. a b c Senn, Alfred Erich, Lithuania 1940 : revolution from above, Amsterdam, New York, Rodopi, 2007 ISBN 978-90-420-2225-6
  5. Kennedy-Pipe, Caroline, Stalin's Cold War, New York: Manchester University Press, 1995, ISBN 0-7190-4201-1
  6. Roberts, 2006, p. 55
  7. Shirer, 1990, p. 794
  8. a b c Graubard, 1991, p. 150
  9. Granville, Johanna, The First Domino: International Decision Making during the Hungarian Crisis of 1956, Texas A&M University Press, 2004. ISBN 1-58544-298-4
  10. Grenville, 2005, pp. 370–71
  11. Cook, 2001, p. 17
  12. Wettig, 2008, pp. 96–100
  13. Crampton, 1997, pp. 216–7
  14. Eastern bloc, The American Heritage New Dictionary of Cultural Literacy, Third Edition. Houghton Mifflin Company, 2005.
  15. Wettig, 2008, p. 156
  16. Hardt y Kaufman, 1995, p. 11
  17. Hardt y Kaufman, 1995, p. 12
  18. a b Roht-Arriaza, 1995, p. 83
  19. a b Pollack y Wielgohs, 2004, p. xiv
  20. Böcker, 1998, pp. 207–9
  21. Dowty, 1989, p. 114
  22. Hardt y Kaufman, 1995, pp. 15–17
  23. a b c d e Frucht, 2003, p. 489
  24. O'Neil, 1997, p. 15
  25. a b c O'Neil, 1997, p. 125
  26. a b O'Neil, 1997, p. 1
  27. Major y Mitter, 2004, p. 6
  28. a b c d e f g h Frucht, 2003, p. 127
  29. The Commissar vanishes (The Newseum)
  30. a b Major y Mitter, 2004, p. 15
  31. a b c Crampton, 1997, p. 247
  32. Pike, 1997, p. 219
  33. a b c Pike, 1997, pp. 217–8
  34. Pike, 1997, pp. 220–1
  35. a b Pike, 1997, pp. 231–2
  36. October 7, 1949 Constitution of East Germany, German Document Archive (en alemán)
  37. a b Pike, 1997, p. 236
  38. Philipsen, 1993, p. 9
  39. (en francés) Gabriela Blebea Nicolae, "Les défis de l'identité: Étude sur la problématique de l'identité dans la période post-communiste en Roumanie", in Ethnologies, Vol. 25, Nr. 1/2003 (hosted by Érudit.org); retrieved November 19, 2007
  40. Goşu, Armand (July 2006). «Cazul Gheorghe Ursu. SRI a ascuns crimele Securităţii» (en romanian). Revista 22, Nr. 852,. Archivado desde el original el 2006-07-18.
  41. (en rumano) Mirela Corlăţan, "Istorii. 'Notele' către Securitate ale disidentului Gheorghe Ursu", in Cotidianul, July 10, 2007
  42. Deletant, 1995, p. 331
  43. Olaru, p.41-42
  44. George Tărâţă, "Torţionarul Stanică rămâne liber", en Ziua, 9 de noviembre de 2006
  45. Vladimir Tismăneanu, Fantasies of Salvation: Democracy, Nationalism, and Myth in Post-Communist Europe, Princeton University Press, Princeton, 1998, p.138. ISBN 0-691-04826-6
  46. Richard Solash, "Hungary: U.S. President To Honor 1956 Uprising", Radio Liberty, 20 de junio de 2006
  47. a b c d Raluca Alexandrescu, "Mai multe începuturi de drum", entrevista con Ioana Zlotescu, en Observator Cultural (en rumano)
  48. a b c d Nicole Sima, "Cred în Moş Crăciun!", memoria organizada por LiterNet (en rumano)
  49. a b c Vida, Mariana (4 de agosto de 2006). «Un caricaturist uitat: Ion Valentin Anestin» (en rumano). Ziarul Financiar. Archivado desde el original el 2007-09-27.
  50. Ruxandra Cesereanu, "Reprezentanţii represiunii: anchetatorul rafinat, torţionarul sadic şi bufonul balcanizat", en Memoria.ro (en rumano)
  51. Sanda Golpenţia, "Introducere la Ultima carte de Anton Golpenţia (Anchetatorii)", en Memoria.ro (en rumano)
  52. Tismăneanu, Vladimir "Memorie...", Stalinism..., p.294
  53. a b Antonio Borrelli, Servo di Dio Anton Durcovici. Vescovo e martire (en italiano)
  54. Procesul Comunismului. Episcopii Romano-Catolici (en rumano)
  55. Chiorean, Claudia Talaşman, "Promovarea mitului Erei Noi în perioada 1989–2000 prin România Literară",, p.138-139
  56. Frucht, 2003, p. 639
  57. Frucht, 2003, p. 490
  58. a b c d e f g Frucht, 2003, p. 640
  59. a b c Pike, 1997, pp. 225–6
  60. a b Laqueur, 1994, p. 22
  61. a b Laqueur, 1994, p. 23
  62. a b c d Deletant, 1995, p. ix
  63. Deletant, 1995, p. xiv
  64. Olsen, 2000, p. 19
  65. Turnock, 1997, p. 48

Bibliografía[editar]

  • Böcker, Anita (1998), Regulation of Migration: International Experiences, Het Spinhuis, ISBN 90-5589-095-2 
  • Churchill, Winston (1953), The Second World War, Houghton Mifflin Harcourt, ISBN 0-395-41056-8 
  • Cook, Bernard A. (2001), Europe Since 1945: An Encyclopedia, Taylor & Francis, ISBN 0-8153-4057-5 
  • Crampton, R. J. (1997), Eastern Europe in the Twentieth Century and After, Routledge, ISBN 0-415-16422-2 
  • Department of State (1948), Nazi-Soviet Relations, 1939–1941: Documents from the Archives of The German Foreign Office, Department of State, http://www.ibiblio.org/pha/nsr/nsr-preface.html 
  • Deletant, Dennis (1995), Ceauşescu and the Securitate: coercion and dissent in Romania, 1965–1989, M.E. Sharpe, ISBN 1-56324-633-3 
  • Frucht, Richard C. (2003), Encyclopedia of Eastern Europe: From the Congress of Vienna to the Fall of Communism, Taylor & Francis Group, ISBN 0-203-80109-1 
  • Graubard, Stephen R. (1991), Eastern Europe, Central Europe, Europe, Westview Press, ISBN 0-8133-1189-6 
  • Grenville, John Ashley Soames (2005), A History of the World from the 20th to the 21st Century, Routledge, ISBN 0-415-28954-8 
  • Hardt, John Pearce; Kaufman, Richard F. (1995), East-Central European Economies in Transition, M.E. Sharpe, ISBN 1-56324-612-0 
  • Henig, Ruth Beatrice (2005), The Origins of the Second World War, 1933-41, Routledge, ISBN 0-415-33262-1 
  • Krasnov, Vladislav (1985), Soviet Defectors: The KGB Wanted List, Hoover Press, ISBN 0-8179-8231-0 
  • Laqueur, Walter (1994), The dream that failed: reflections on the Soviet Union, Oxford University Press, ISBN 0-19-510282-7 
  • Lipschitz, Leslie; McDonald, Donogh (1990), German unification: economic issues, International Monetary Fund, ISBN 1-55775-200-1 
  • Loescher, Gil (2001), The UNHCR and World Politics: A Perilous Path, Oxford University Press, ISBN 0-19-829716-5 
  • Major, Patrick; Mitter, Rana (2004), «East is East and West is West?», en Major, Patrick, Across the Blocs: Exploring Comparative Cold War Cultural and Social History, Taylor & Francis, Inc., ISBN 978-0-7146-8464-2 
  • Miller, Roger Gene (2000), To Save a City: The Berlin Airlift, 1948–1949, Texas A&M University Press, ISBN 0-89096-967-1 
  • Mynz, Rainer (1995), Where Did They All Come From? Typology and Georgraphy of European Mass Migration In the Twentieth Century; EUROPEAN POPULATION CONFERENCE CONGRES EUROPEEN DE DEMOGRAPHE, United Nations Population Division 
  • Nekrich, Aleksandr Moiseevich; Ulam, Adam Bruno; Freeze, Gregory L. (1997), Pariahs, Partners, Predators: German–Soviet Relations, 1922–1941, Columbia University Press, ISBN 0-231-10676-9 
  • O'Neil, Patrick (1997), Post-communism and the Media in Eastern Europe, Routledge, ISBN 0-7146-4765-9 
  • Olsen, Neil (2000), Albania, Oxfam, ISBN 0-85598-432-5 
  • Pike, David (1997), «Censortship in Soviet-Occupied Germany», en Gibianskii, Leonid; Naimark, Norman, The Establishment of Communist Regimes in Eastern Europe, 1944–1949, Westview Press, ISBN 0-8133-3534-5 
  • Philipsen, Dirk (1993), We were the people: voices from East Germany's revolutionary autumn of 1989, Duke University Press, ISBN 0-8223-1294-8 
  • Puddington, Arch (2003), Broadcasting Freedom: The Cold War Triumph of Radio Free Europe and Radio Liberty, University Press of Kentucky, ISBN 0-8131-9045-2 
  • Pollack, Detlef; Wielgohs, Jan (2004), Dissent and Opposition in Communist Eastern Europe: Origins of Civil Society and Democratic Transition, Ashgate Publishing, Ltd., ISBN 0-7546-3790-5 
  • Puddington, Arch (2003), Broadcasting Freedom: The Cold War Triumph of Radio Free Europe and Radio Liberty, University Press of Kentucky, ISBN 0-8131-9045-2 
  • Roberts, Geoffrey (2006), Stalin's Wars: From World War to Cold War, 1939–1953, Yale University Press, ISBN 0-300-11204-1 
  • Roberts, Geoffrey (2002), Stalin, the Pact with Nazi Germany, and the Origins of Postwar Soviet Diplomatic Historiography, 4 
  • Roht-Arriaza, Naomi (1995), Impunity and human rights in international law and practice, Oxford University Press, ISBN 0-19-508136-6 
  • Soviet Information Bureau (1948), Falsifiers of History (Historical Survey), Moscú: Foreign Languages Publishing House, 272848 
  • Turnock, David (1997), The East European economy in context: communism and transition, Routledge, ISBN 0-415-08626-4 
  • Wegner, Bernd (1997), From Peace to War: Germany, Soviet Russia, and the World, 1939–1941, Berghahn Books, ISBN 1-57181-882-0 
  • Weinberg, Gerhard L. (1995), A World at Arms: A Global History of World War II, Cambridge University Press, ISBN 0-521-55879-4 
  • Wettig, Gerhard (2008), Stalin and the Cold War in Europe, Rowman & Littlefield, ISBN 0-7425-5542-9