Medinaceli

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Medinaceli
Municipio de España
Bandera de Medinaceli
Bandera
Escudo de Medinaceli
Escudo

Vista parcial de Medinaceli

Vista parcial de Medinaceli
Medinaceli
Medinaceli
Ubicación de Medinaceli en España.
Medinaceli
Medinaceli
Ubicación de Medinaceli en la provincia de Soria.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Flag Soria province.svg Soria
• Comarca Comarca de Arcos de Jalón
Ubicación 41°10′20″N 2°26′07″O / 41.172222222222, -2.4352777777778


Coordenadas: 41°10′20″N 2°26′07″O / 41.172222222222, -2.4352777777778
• Altitud 1.204 msnm
• Distancias 76,7 km a Soria[1]
98,9 km a Guadalajara
168 km a Zaragoza
183 km a Logroño
194 km a Segovia
Superficie 205,37 km²
Núcleos de
población
Arbujuelo, Azcamellas, Beltéjar, Benamira, Blocona, Estación de Medinaceli, Esteras de Medinaceli, Fuencaliente de Medinaceli, Lodares, Medinaceli, Salinas de Medinaceli y Torralba del Moral.
Fundación Época romana
Población 780 hab. (2013)
• Densidad 3,8 hab./km²
Gentilicio Ocelitano/a
Código postal 42240
Pref. telefónico 975
Alcalde (2003) Felipe Utrilla Dupré (PP)
Sitio web Ayuntamiento de Medinaceli
[editar datos en Wikidata]

Medinaceli es un municipio y una villa de la provincia de Soria, comunidad autónoma de Castilla y León, en España.

Es la capital histórica de la comarca de Tierra de Medinaceli, que actualmente tiene como principal núcleo comarcal a Arcos de Jalón.

Toponimia[editar]

Término municipal de Medinaceli.

El topónimo actual es una adaptación árabe del nombre antiguo de la ciudad Okelis > madīna-oceli, que en céltico significa 'colina'[2] , y se relaciona con una gran cantidad de topónimos hispanos sobre la misma raíz, especialmente abundantes en occidente: Okela, Okelo-durum, Albu-Okela, Kalu-Okela, Samaru-Okela, etc. La etimología que parte de un supuesto topónimo madīnat Sālim: 'la ciudad de Salim', donde Salim, a su vez, significa seguro o segura, siendo Medinaceli 'ciudad segura', ha de considerarse superada.

Situación[editar]

Durante el siglo XX, el núcleo económico y administrativo se trasladó del centro histórico sito en lo alto de la meseta al nuevo Barrio de la Estación, a los pies de la misma, en la confluencia de los valles de Arbujuelo y de Jalón, debido a la circulación de la carretera N-II y el paso del ferrocarril.

Historia[editar]

Plaza Mayor.
Callejuela típica de Medinaceli.
Arco romano (siglo I-III D.C.)

Su origen se encuentra en la antigua Occilis, ciudad de los belos y municipio post-romano. Medinaceli está, desde el tiempo de la ocupación romana, sobre un cerro al este del que ocupó la Occilis celtíbera. Durante la dominación romana de Hispania, se empezaron a explotar las salinas en el valle (la extracción de sal continuó hasta 1994) y se construyó en la Villa el interesante Arco Romano y la Fuente de la Canal, cuya excelente agua proviene de las mismas canalizaciones y depósitos de decantación que construyeron los romanos.

Medinaceli fue frontera divisoria entre cristianos y musulmanes. Sus calles laberínticas son tan estrechas que en algunos casos se pueden tocar sus muros con los brazos extendidos.

Fue un enclave estratégico de primera magnitud durante siglos, debido a su situación en la confluencia del valle del Jalón y el valle del Arbujuelo. A su alcazaba árabe parece que vino a morir, según algunos autores, el gran caudillo Almanzor el año 1002, presuntamente en ruta de retirada de la batalla de Calatañazor. Igualmente, durante la Guerra de la Independencia española, el Empecinado se hizo fuerte en la plaza, ante el ataque de las tropas napoleónicas.

Hacia 1129, el rey de Aragón, Alfonso I El Batallador, conquista definitivamente los territorios del alto Jalón, con Medinaceli y el enclave de Molina. Poco tiempo después pasaría a manos castellanas.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Castilla la Vieja,[3] que en el censo de 1842 contaba con 398 hogares y 1.600 vecinos.

A mediados del siglo XIX[4] disminuye el término del municipio porque independiza a Salinas de Medinaceli.

A finales del siglo XX[5] crece el término del municipio porque incorpora a Beltéjar, Benamira, Blocona, Esteras de Medina, Fuencaliente de Medina y Salinas de Medinaceli. Fuencaliente incorpora a Azcamellas y a Torralba del Moral.

Demografía[editar]

El número de habitantes del municipio se ha estabilizado en los últimos años, después de haber decrecido drásticamente en las dos décadas anteriores.

En 2010 la población ascendía a 1.217 habitantes, entre todos los núcleos de población,[6]


Gráfica de evolución demográfica de Medinaceli entre 1900 y 2012

     Población de derecho (1900-1991) o población residente (2001) según los censos de población del INE.      Población según el padrón municipal de 2.012 del INE.

Demografía reciente del núcleo principal[editar]

Medinaceli (localidad) contaba a 1 de enero de 2.010 con una población de 564 habitantes, 277 hombres y 287 mujeres.


Gráfica de evolución demográfica de Medinaceli (localidad) entre 2000 y 2010

     Población de derecho (2000-2010) según los censos de población del INE a 1 de enero de cada año.[7]

Población por núcleos[editar]

Núcleos Habitantes (2000) Habitantes (2010)[8]
Medinaceli 465 564
Arbujuelo 7 10
Azcamellas 14 11
Beltéjar 37 28
Benamira 14 8
Blocona 19 22
Estación de Medinaceli 285 404
Esteras de Medinaceli 41 28
Fuencaliente de Medinaceli 22 29
Lodares 9 12
Salinas de Medinaceli 58 51
Torralba del Moral 15 50

Medio Ambiente[editar]

En su término, e incluidos en la Red Natura 2000, se encuentran los siguientes lugares:

Patrimonio[editar]

Palacio Ducal.
Puerta Árabe.
  • Arco romano. Construido entre los siglos I y III d. C., es el único en España de tres arcos. Las obras de restauración han terminado recientemente, por lo que puede verse otra vez por completo, una vez consolidados los cimientos. Declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento el 9 de agosto de 1930.[11]
  • Castillo. Son visibles también desde el valle los restos reconstruidos del castillo, actualmente utilizado como cementerio, que fue alcazaba árabe y posteriormente residencia de los entonces Condes de Medinaceli hasta su traslado al Palacio Ducal que da con sus balcones a la Plaza Mayor.
  • Colegiata. También fue dotada en su tiempo por el ducado la Colegiata de Nª Señora de la Asunción, cuyos abades pelearon durante siglos con los sucesivos obispos de Sigüenza por mantener sus privilegios, y en la que se venera una imagen del Cristo de Medinaceli.
  • Plaza Mayor. Con una superficie de unos cinco mil metros cuadrados y situada en donde estuvo el antiguo foro romano, está completamente restaurada y pavimentada en la actualidad. El Palacio Ducal cierra su lado oriental y en el lado sur está la Alhóndiga, del siglo XVI, en cuyo piso superior estuvo la casa del concejo, mientras que la planta inferior y las dos arcadas, de medio punto y arcos carpaneles sobre columnas, se reservaron para las transacciones comerciales y en su parte posterior estuvo la cárcel del partido judicial.
  • Palacio Ducal. El palacio es renacentista y fue construido a lo largo del siglo XVI como digna sede de la Casa de Medinaceli, cuyos escudos están dispuestos en la fachada. Cayó en desuso ya durante el siglo XIX y se deterioró hasta la ruina casi total, estado en el que estuvo durante décadas hasta que concluyeron parcialmente los trabajos de restauración iniciados a finales de los años noventa. En diciembre de 2008 se inauguró un museo dedicado a exposiciones culturales, con diez salas que ocupan la práctica totalidad de la planta baja del antiguo palacio.[12] Declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento el 1 de junio de 1979.[13]
  • Convento. Se mantiene en perfecto estado el Convento de Santa Isabel (siglo XVI), junto a la iglesia de San Martín. Este convento de clarisas es el único que sigue en activo de los cuatro con que contó la Villa en el pasado.
  • Beaterio. Está lamentablemente en ruinas el antiguo beaterio de San Román, que probablemente fue antiguamente una sinagoga.
  • Restos árabes. Detrás de estas ruinas, unos metros fuera del perímetro de la muralla, puede visitarse la antigua nevera árabe, que fue utilizada durante siglos para preservar alimentos mediante la nieve que se conservaba bajo su bóveda gracias a su disposición en la ladera norte de la meseta. Hacia poniente se abre el medieval Arco Árabe, única puerta que queda en pie entre los restos más íntegros de la muralla. En el paseo de ronda hacia el castillo pueden distinguirse los distintos niveles de la muralla que desde tiempos romanos ha rodeado la Villa.

Los monumentos de la villa histórica se vieron muy deteriorados por años de abandono, resultado de la despoblación y de la crisis del modelo económico de la agricultura latifundista del cereal, lo que motivó que varias construcciones interesantes desaparecieran para siempre. En las últimas décadas, la Villa ha sido restaurada intensivamente, salvándose de la ruina total a la que estaba abocado el Palacio Ducal, rehabilitándose la Plaza Mayor y el empedrado de las calles de la población. La visita cultural se ve enriquecida por el interés de las exposiciones arqueológicas en el Palacio Ducal y Plaza Mayor y de las exposiciones de las diversas galerías de arte.

Festividades de interés[editar]

  • El Toro Jubilo: única fiesta de «toro de fuego» que queda en Castilla, que se celebra la noche del 12 al 13 de noviembre. Es una fiesta de origen pagano que se celebra en la Plaza Mayor y atrae a centenares de participantes y curiosos. Esta fiesta y otras similares han sido objeto de amplio estudio por antropólogos e historiadores y también objeto de crítica, como festejo en el que se infligen sufrimientos a animales.[15]
  • Culto de los Cuerpos Santos: la festividad se celebra el 11 de noviembre.

Véase también[editar]

Notas[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]