Media tensión eléctrica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Media tensión eléctrica es el término que se usa para referirse a instalaciones con tensiones entre 1 y 36 kilovoltios (kV). Dichas instalaciones son frecuentes en líneas de distribución que finalizan en centros de transformación, en dónde normalmente se reduce la tensión hasta los 420 voltios.

En realidad no existe una definición clara en ningún reglamento de hasta dónde llega la media tensión; la denominación de media tensión es usada por las compañías eléctricas para referirse a sus tensiones de distribución.

Las tensiones de distribución dependen de la zona geográfica así como de la empresa suministradora. Las tensiones de distribución más comunes son 13,2 kV, 15 kV, 20 kV y 30 kV. Por ejemplo en el norte y noroeste de España las líneas STR son de 13,2 kV y las ST de 30 kV , mientras que la misma compañía suministra en el centro y Levante a 20 y 30 kV respectivamente. También se está tendiendo a un criterio de homogeneización de las tensiones, por esto las nuevas instalaciones se están dimensionando para su correcto funcionamiento tanto a la tensión que actualmente tiene instalada como a una futura tensión estándar, como por ejemplo 13,2/20 kV, que quiere decir que la instalación actualmente funcionará a 13,2 kV, pero que está dimensionada para en un futuro operar a 20 kV.

Véase también[editar]