Media inglesa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se conoce con el nombre de media inglesa en el fútbol al rendimiento de los equipos que ganan los partidos de local y empatan de visitante.[1]

La media inglesa favorece a los equipos que se hacen fuertes en sus propios estadios.

Esta fórmula, considerada la clave del éxito en Inglaterra, de ahí deriva su nombre, se puso de moda en tiempos en los que la victoria era recompensada con dos puntos y la igualdad, al igual que hoy, con uno.

La clave de esta táctica es pensar los partidos como un enfrentamiento de ida y vuelta (local y visitante). Así, sabiendo que tu equipo en cuestión es fuerte de local y que por lo general gana esos partidos, en esta instancia saldrá a atacar y si logra el triunfo aseguraría el 50% de los puntos en disputa en el enfrentamiento global (de ida y vuelta). Posteriormente de visitante sabiendo que se tiene limitaciones, se juega más a la defensiva y se logra un empate, con el punto que se suma en dicha instancia además de los puntos que pierde tu adversario de local se saca la diferencia. Es muy importante la regularidad, porque si se mantiene a largo plazo el equipo termina peleando el campeonato en una liga de larga duración.

Los detractores de esta estrategia dicen que “salir a ganar solo de local y a solo empatar de visitante” va en contra de la “mentalidad deportiva de ganar todos los partidos por igual".[2]

Referencias[editar]

  1. Juan Villar (5 de diciembre de 2010). «La media inglesa». La Voz de Galicia. Consultado el 20 de julio de 2011.
  2. «Fútbol - Emery dice que la media inglesa de sumar puntos va contra su pensamiento porque su mentalidad "es la de ganar"». El Economista (24 de agosto de 2008). Consultado el 25 de julio de 2014.