Mausoleo de Teodorico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Monumentos paleocristianos de Rávena
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
Mausoleum of Theoderic.JPG
Entrada del mausoleo de Teodorico en Rávena.
Coordenadas 44°25′30″N 12°12′33″E / 44.425, 12.209166666667Coordenadas: 44°25′30″N 12°12′33″E / 44.425, 12.209166666667
País Flag of Italy.svg Italia
Tipo Cultural
Criterios (i)(ii)(iii)(iv)
N.° identificación 788
Región Europa y
América del Norte
Año de inscripción 1996 (XX sesión)
[editar datos en Wikidata ]

El Mausoleo de Teodorico es un monumento situado a las afueras de Rávena (Italia) construido por el rey Teodorico el Grande hacia el año 520 d.C. con la intención de que fuera su futura tumba, en mármol blanco de Istria. Es la más célebre construcción funeraria de los ostrogodos.

Historia y perfil arquitectónico-artístico[editar]

Se alza, aislado, fuera de la ciudad, junto a la necrópolis reservada a los godos.

Rápidamente se distingue de todas las demás edificaciones de Rávena por el hecho de que no está construido en ladrillo, sino con bloques de piedra de Istria. Es de planta circular, retomando la tipología de otros mausoleos romanos (cfr. la tumba de Cecilia Metela), y se caracteriza por constar de dos pisos:

  • el inferior con forma decagonal, con nichos en cada lado, bajo arcos de medio punto y con un interior en forma de cruz;
  • el superior es más pequeño, accesible mediante una escalera y antiguamente rodeado por un deambulatorio con columnillas que lo embellecía y del que sólo quedan trazas en el nacimiento de los arcos en las paredes. Su forma es también decagonal al exterior y circular al interior.
Planta de la Tumba de Teodorico.

Situada en el centro del piso superior se encuentra una tumba circular de pórfido donde se supone que debían descansar los restos de Teodorico una vez fallecido. Dichos restos fueron extraídos durante la dominación bizantina y el mausoleo se convirtió en una capilla cristiana.

Según Valois, Muratori y Alberti, los restos del monarca descansaban en una vasija de pórfido situada sobre cuatro columnas que coronaban la cúpula, realizada en un sólo bloque de granito. Esta cubierta del mausoleo es la característica más sorprendente del edificio. Está formada por un único monolito con forma de casco, en piedra de Aurisina de 300 toneladas y de 11 metros de diámetro, transportado por mar. Simboliza la fuerza y robustez militar típicas de las culturas germánicas. Se encontraba rematada por estatuas de los doce apóstoles en bronce.

Se encuentra en el exterior una banda decorativa con un motivo «a tenaza», el único testimonio en Rávena de una decoración tomada de la orfebrería goda más que del repertorio romano-bizantino.

El monumento fue declarado junto a otros siete «Monumentos y mosaicos del Cristianismo temprano en Rávena» como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco. La importancia del mausoleo reside en su estilo romano tardío o paleocristiano con claras influencias bizantina y romana y en el hecho de que es el único ejemplo que se conserva de una tumba de un rey bárbaro de su periodo.

Planta superior, el sarcófago en pórfido rojo.

Bibliografía[editar]

  • Pierluigi De Vecchi ed Elda Cerchiari, I tempi dell'arte, volume 1, Bompiani, Milano 1999.

Enlaces externos[editar]