Matrimonio entre personas del mismo sexo en Japón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El matrimonio entre personas del mismo sexo en Japón no es legal y está prohibido, aunque este país, de tradición religiosa sincrética (mayoritariamente sintoísta y budista) sea en este sentido el país más progresista de Asia[1]

Historia[editar]

Durante el descubrimiento de los europeos, llevado principalmente a cabo los misioneros jesuitas portugueses, éstos quedaron escandalizados, al igual que ocurrió en China, por el comportamiento nipón ante la homosexualidad masculina. En la antigüedad ésta fue respetada y tolerada hasta 1868, dentro de una sociedad muy feudal en la que los guerreros profesionales de la casta de los samuráis vivían al servicio de su señor, apartados de su familia y en grupos muy cerrados y ultraviriles. La homosexualidad parece haber sido una práctica corriente entre ellos, aunque no exclusiva para la mayor parte, y limitada a la relación entre un samurái mayor y experimentado y uno más joven, si bien se daban también otros casos. Con la influencia de Occidente la homofobia se extendió, aunque no de manera tan fuerte como en la República Popular de China o Laos, países marcados además por la doctrina comunista.

En los últimos años dicha homofobia se ha relajado; muchos productores japoneses de manga y anime han creado series relacionadas con la homosexualidad femenina y masculina (los géneros yuri y yaoi respectivamente), dirigido sólo a adultos.

En Japón se han presentado varios proyectos para que se pueda reconocer la unión civil de personas del mismo sexo, al igual que en países como Corea del Sur y Tailandia, pero también se estudia como alternativa el matrimonio entre personas del mismo sexo, tal como lo tienen planeado para un futuro China, Filipinas, Taiwán o Camboya. La político japonesa Kanako Otsuji, que se declaró abiertamente lesbiana, fue candidata para el senado. Antiguo Miembro del Parlamento de Osaka, contrajo matrimonio con su pareja durante un festival para la prevención del VIH/SIDA organizado por la Asociación Gay Lésbica Revolución de Japón, siendo felicitada por el gobernador de Osaka Fusae Ota. A pesar de todo su matrimonio no ha sido reconocido por el gobierno; en uno de sus discursos Ojsuji afirmó que muchos gays y lesbianas se ocultan porque tienen miedo del rechazo social, deben hacer conocer a su país que existen y son parte de la misma sociedad.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Sterling, Toby. «Same-Sex Marriage» (en inglés). Christian Gays.com. Consultado el 20 de marzo de 2008.