Matraz aforado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Matraz aforado de pyrex de 10 ml de capacidad.

El matraz aforado es parte del llamado material de vidrio de laboratorio y consiste en un tipo de matraz que se usa como material volumétrico. Se emplea para medir un volumen exacto de líquido en base a la capacidad del propio matraz, que aparece indicada. Tiene un cuello alto y estrecho para aumentar la exactitud, pues un cambio pequeño en el volumen se traduce en otro considerable en la altura del líquido en el cuello del matraz. Se denomina aforado por disponer de una marca de graduación o aforo en torno al cuello para facilitar determinar con precisión cuándo el líquido alcanza el volumen indicado.

Modo de empleo[editar]

Se llama enrasar a rellenar correctamente el matraz con el líquido, que es cuando el menisco queda tangente al aforo. Dada la estrechez del cuello, suele facilitarse el transvase del líquido mediante un embudo, por comodidad y seguridad.

Precaución

Debe dejar de verterse líquido en el matraz antes de llegar a la marca, porque el líquido aún no posado (en el embudo, las paredes y el propio chorro cayendo en ese momento) seguirá completando el volumen al irse asentando en el matraz. El proceso puede parecer trivial, pero conviene cierta destreza y cuidado, resultando relevantes aspectos como la fluidez, la viscosidad y la peligrosidad del líquido para que la medición sea sencilla, precisa y sin riesgos.


Tipos[editar]

Existen dos categorías de matraces aforados:

  • Clase A: se utilizan principalmente en Química Analítica para contener soluciones estandarizadas de reactivos químicos para realizar valoraciones químicas. Estos matraces se presentan en volúmenes que van desde 1 mililitro hasta 2 litros. Su principal utilidad es preparar mezclas o disoluciones de concentración conocida y exacta.[1]
  • Clase B: son de menor precisión volumétrica y el material de vidrio es de menor calidad. Se usan para preparación de soluciones de Química Analítica no estandarizadas de uso diario en laboratorio.

Los matraces aforados también pueden distinguirse entre incoloros o de color ámbar. Los de color ámbar son usados para preservar soluciones que son lábiles a la luz ambiente.

Véase también[editar]

Referencias[editar]