Matanzas de Hué

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Entierro de 300 víctimas desconocidas de la ocupación del Vietcong de la ciudad de Hué.

Las Matanzas de Hué es el nombre dado a las ejecuciones sumarias y asesinatos en masa perpetradas por el Vietcong y el EVN en la ciudad imperial de Hué durante el tiempo que esta estuvo en su poder a lo largo de la Ofensiva del Tet.[1]

Las consecuencias de la Ofensiva para la población del Sur[editar]

Cuando en 1968 Ejército de Vietnam del Norte y el Vietcong lanzaron la Ofensiva del Tet lograron poner en jaque a la inmensa mayoría de fuerzas de la coalición, principalmente el ARNV y las tropas estadounidenses, pero también a los australianos, coreanos... incluso a los españoles.[2]

Durante los días que duró la ofensiva la mayoría de las provincias del Sur sufrieron ataques y buena parte de ellas quedó en poder de los comunistas durante varios días, hasta que la enorme potencia de fuego desplegada principalmente por Estados Unidos infligió fuertes pérdidas a los combatientes y pudo recuperar todas las ciudades perdidas.[3]

Una de las ciudades capturadas por los comunistas fue la antigua capital imperial: Hué. Allí permanecieron las fuerzas del Norte durante varios días ejerciendo de auténtico poder militar y civil. Cuando los vietnamitas del sur y los estadounidenses lograron recuperarla, la ciudad fue prácticamente arrasada, encontraron que mucha de la población seguía con vida, otros habían huido como desplazados y varios miles de personas estaban desaparecidas. En los 18 meses siguiente las investigaciones descubrieron varias fosas comunes en claros de la selva, lechos de ríos y zonas salinas cerca del mar. En dichas fosas pudieron contarse miles de cadáveres, muchos de ellos con signos de haber sufrido torturas como mutilaciones o haber sido enterrados vivos.

La versión vietnamita[editar]

El 4 de febrero, cinco días después de haber tomado la ciudad, Radio Hanoi anunciaba haber “rodeado y castigado a docenas de crueles agentes”. El 25 de febrero, cuando la ciudad fue reconquistada, se constató lo selectivo de las purgas realizadas contra el personal de la administración destinado en Hué.

Un documento capturado al Viectcong informaba de haber eliminado a 1.892 empleados de la administración, 38 policías y 70 ”déspotas”. Pero las excavaciones encontraron 2.800 cadáveres en fosas comunes de la selva , lechos de ríos y bancos salinos costeros.

Otras versiones[editar]

Muchos de los que se oponían a la participación de Estados Unidos indicaron que dichas víctimas lo fueron en realidad de los bombardeos estadounidenses; posteriormente se atribuyeron a las tropas del EVN en retirada. Pero un análisis de los restos indica que muchos de los muertos habían sido enterrados vivos y otros mostraban mutilaciones en su cuerpo (propias de haber sido torturados). Por tanto, resulta poco creíble que un ejército en retirada y perseguido por enemigos muy poderosos se tomara tantas molestias en trasladar y enterrar a las víctimas causadas en su retirada.

Radio Hanoi ridiculizaba la búsqueda de cadáveres que calificaba de “gamberros aduladores que habían pagado la deuda de sangre”. Acciones para inspirar el terror eran realizadas muy a menudo por el EVN y el Vietcong; pero lo realizado por los escuadrones de la muerte vietnamitas era mucho mayor en número a cualquier otro suceso realizado hasta entonces y mucho más planificado.

La presidencia de Estados Unidos trató de utilizar estos descubrimientos para ilustrar lo que, según ellos, sucedería si Hanói lograba anexionarse el Sur.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Varios, Nam, Crónica de la guerra de Vietnam, 1988, Editorial Planeta-De Agostini, Barcelona, ISBN 84-396-0755-6.
  2. Alfredo Bosque Coma, Españoles en Vietnam, nº 30 de La aventura de la Historia, Arlanza Ediciones, Madrid, abril de 2001
  3. Varios, de Indochina a Vietnam, nº 10 de Grandes Batallas de la Historia, Ediciones Dolmen, Madrid, 2004, ISBN 84-96193-46-2