Matacán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Para el Aeropuerto de Salamanca, véase Aeropuerto de Salamanca-Matacán.
Sección de un matacán.
Sección de un matacán, en el cual se puede apreciar detalladamente su diseño.

Un matacán es una obra sólida que se ubica en la parte alta de una muralla, de una torre o de cualquier otra fortificación y que sobresale de ésta por su parte exterior; empleada, durante un asedio o asalto, como un lugar seguro desde el cual sus defensores pueden mirar y atacar al enemigo. Consiste en una plataforma con orificios, a través de los cuales, piedras, materiales ardientes y otros tipos de proyectiles pueden ser lanzados sobre los atacantes que se hallen debajo, al pie de la fortificación defendida; en la cual se apoya un muro avanzado que sirve de protección y que tiene por fachada, en el que puede haber aspilleras o almenas.

Su diseño fue desarrollado durante la Edad Media y representó una evolución importante en la defensa, puesto que permitía cubrir la base misma de los muros.

Los primeros matacanes estaban hechos de madera (cadalsos) y eran, por lo general, construcciones provisionales, que se colocaban en caso de que se fuera a ser asediado por algún enemigo. A menudo, eran incendiados por los sitiadores[1] y no fue, sino hasta fines del siglo XIII, cuando fue sustituido ese endeble material por la piedra, en su construcción;[2] lo que los hizo más resistentes y perdurables. Su nombre procede de la denominación de can o canecillo para las ménsulas o el conjunto de éstas superpuestas en vertical sobre el que se desarrolla el voladizo. Como el muro defensivo remata a estas ménsulas de ahí el nombre matacán. Por lo general toma la forma de elemento aislado parecido a un balcón a veces situado a media altura de la fábrica del elemento defensivo. Asociado a un punto débil de la fortaleza, normalmente una puerta, sobre la que se sitúa en el eje vertical para permitir el ataque sobre los asaltantes cuando estos intentaban forzarla. Generalmente asocia la posibilidad del lanzamiento en vertical con el lanzamiento de flechas con arco o de virotes de ballesta o incluso de pequeñas armas de fuego. Por ello en el alzado del muro se presenta variedad de perforaciones para este fin. A menudo reciben un tratamiento decorativo ya sea en los propios canes ya en la factura de los muretes o de los merlones, a veces incorporando elementos heráldicos o inscripciones representativas. En otros casos se extienden a áreas más extensas en la coronación de cortinas o más típicamente en la de torres donde a menudo toman la forma de balconcillos en el centro de los paños o en las esquinas a veces sobre torrecillas redondas. En los castillo españoles del siglo XV se usa con asiduidad generalmente con carácter defensivo-decorativo. En el siglo XVI se continúa usando con fines fundamentalmente emblemáticos.

Vista de torres con matacanes en el castillo de Chillon.
Torres provistas con matacanes en el castillo de Chillon en Suiza.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Viollet-le-Duc. "Diccionario razonado de la arquitectura francesa del siglo XI al XVI, Tomo 6" Artículo: Mâchicoulis (en francés).
  2. Ibídem.

Bibliografía[editar]

  • Mesqui, Jean (1997). Chateaux-forts et fortifications en France [Castillos y fortificaciones en Francia] (en francés). París: Flammarion. p. 493. ISBN 2080122711. 

Enlaces externos[editar]