Masaje gestáltico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El masaje gestáltico fue creado en el Instituto Esalen de California. Pertenece a la misma familia que el masaje Esalen o masaje californiano, basados en la Terapia Gestalt.

Se caracteriza por una combinación de movimientos cortos englobados en movimientos largos, fluidos e integradores que envuelven todo el cuerpo, incrementando la conciencia corporal a través del contacto consciente, respiración y presencia (trabajo del aquí y el ahora según un proceso gestáltico).

Su síntesis se desarrolla a través de sus trabajos con Magda Proscauer en respiración, Murria Todris en masaje sueco, Molly Day y Bernard Gunter en desarrollo sensorial y toque sensitivo, así como Friz Perls, Bloomberg, Miller y Simkins en Gestalt.

A diferencia del masaje esalen, el masaje gestáltico introduce unos minutos previos de relajación verbal, hipnosis erikssoniana y estiramientos relajantes que llevan al receptor a un estado de relajación y ensoñación óptimos para realizar este masaje.

Este masaje al igual que la gestalt es una terapia integrativa, lo que lo hace dinámico y abierto a múltiples variaciones, incorporando técnicas de otras terapias. Este carácter dinámico e integrativo es fundamental, evitando así caer en la rigidez infértil

Etapas del masaje[editar]

  1. Entrevista con el Terapeuta corporal, en la que se invita al paciente a hablar de él, especialmente a expresar sus expectativas sobre los masajes gestálticos, así como la forma en que vive su cuerpo.
  2. Relajación
  3. Estiramientos
  4. El cuerpo central del masaje
  5. Integración de sensaciones y emociones vividas (cinco minutos tumbado en la camilla a solas).
  6. Feed back final, tiempo de hacer conscientes las sensaciones y emociones vividas, mediante le verbalización con el terapeuta corporal.
        El Feed Back, es el analizar las emociones concretas. (Ignacio Pérez)Feed Back en español significa retroalimentación por lo que incluye la participación de ambas partes:
        El Terapeuta y El Paciente, cada uno desde su experiencia (Jesús Flores)

La duración usual de un masaje gestaltico es de una hora y media pudiendo variar de una hora a dos, siempre según las necesidades del paciente.

Beneficios[editar]

Indicaciones[editar]

Todo el mundo se puede beneficiar de un masaje gestáltico, estando especialmente indicado en periodos difíciles de ruptura o duelo, para luchar contra el estrés, la fatiga, diversas somatizaciones o estados depresivos, siendo muy recomendable para personas que vivan mal con sus cuerpos, entre otros.

Asimismo permite completar de una manera ideal ayudando a integrar dificultades que salen reiteradamente en psicoterapia.

El masaje gestáltico también puede ayudar a personas que se aíslan de los otros por miedo al contacto, haciéndoles experimentar una relación de cuerpo a cuerpo en una situación de seguridad.

Ayuda también a quienes sufrieron de falta de contacto y afecto maternal (consciente o no), reduciendo las secuelas de esta falta emocional.

Es una herramienta preciosa para los profesionales de la salud y grupos de ayuda (Terapeutas corporales, Psicólogos, Psicoterapeutas, etc.).

Es un probado y muy eficaz ayudante en psicoterapia, sexología, recuperación neurológica y en todos aquellos procesos en los que el contacto y la conciencia corporal sean importantes.

Material[editar]

Enlaces externos[editar]