Masahiko Kimura

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Masahiko Kimura
Ficha de identidad
Masahiko Kimura (1917-1993).jpg
Nacionalidad: Japan Japonés
Fecha de nacimiento: 10 de septiembre 1917
Muerte: 18 de abril 1993
Lugar de nacimiento: Kumamoto, Japón
Lugar de fallecimiento:
Altura: 1,70 m
Peso: 85 kg
Deporte: Judo
Situación: Fallecido

Masahiko Kimura (木村政彦 Kimura Masahiko?) (10 de septiembre de 1917 - 18 de abril de 1993) fue un judoka y luchador profesional japonés, considerado por algunos como el más grande practicante de judo de todos los tiempos.[1] Kimura (170 cm, 85 kg) nació en Kumamoto, Japón.

Carrera[editar]

Obtuvo el grado de 7º dan en judo a la edad de 29 años, y es considerado dentro del salón de la fama de los mejores judocas que han existido. Judoca profesional a la edad de 20 años, fue campeón del abierto japonés de judo y mantuvo su título por 13 años, sufriendo solo una derrota en ese periodo.

En julio de 1951 Masahiko Kimura y dos de sus compañeros del Kodokan, Toshio Yamaguchi (cinta negra sexto dan) y Yukio Kato (cinta negra quinto dan) recibieron un desafío, lanzado por Hélio Gracie (uno de los fundadores del Jiu-jitsu brasileño), consistente en un combate con reglas de judo (tipo de lucha cuerpo a cuerpo donde valen estrangulaciones, palancas articulares, inmovilizaciones, etc), tanto en el Tachi waza lucha en pie, como en Ne waza lucha en suelo.

Kato aceptó el reto y en una pelea formidable celebrada en Brasil, Hélio Gracie (con una variedad inagotable de técnicas y librándose las proyecciones y técnicas de Kato) logró un candado limpio; estrangulando y dejando inconsciente a Kato, ganando así la primera batalla "judo vs. jiu-jitsu" y convirtiéndose en un héroe en todo Brasil. Semanas más tarde, Helio retó de nueva cuenta a los dos judocas restantes del equipo japonés: Yamaguchi y Kimura. Yamaguchi se negó a dicho reto por temor a una lesión, pero Kimura accedió en lo que sería la revancha para el equipo del judo.

Dicha batalla resultó ser épica, pues aunque fue dominada casi totalmente por Kimura con proyecciones y derribos, así como por el uso de técnicas tan sofocantes como son kuzure-kami-shiho-gatame, kesa-gatame y sankaku-gatame. Helio probó ser un gran rival a pesar de ser más ligero y no fue hasta que el japonés aplicó una técnica de luxación al brazo que fue llamada Kimura lock (bastante dolorosa, puesto que se trata de un candado de martillo, aplicado sobre la articulación del codo) que Kimura logró tener el control del combate. Con todo (y a pesar del intenso dolor) Helio se negaba a rendirse. Kimura aplicó entonces más torsión, logrando dislocar el codo de Helio, por lo que la esquina de Gracie tiró la toalla para dar fin a una batalla que sigue siendo recordada en nuestros tiempos.[2] [3]

Kimura describió el evento como sigue:

"20.000 personas fueron a ver la pelea, entre ellos el presidente de Brasil. Cuando entré en el estadio, me encontré con un ataúd. Pregunté qué era. Me dijeron: " Esto es para Kimura, Helio lo trajo" fue tan gracioso que casi me eché a reír. Al acercarme a la pista, la gente me arrojó huevos crudos. El gong sonó; Helio me agarró de ambas solapas y me atacó con O-soto-gari y Ko-uchi-gari, Pero no logró moverme para nada. Luego me tocó a mí, haciéndolo volar por los aires con O-uchi-gari, Harai-goshi, Uchi mata, Ippon-seio nage. Aproximadamente a los 10 minutos, Le azoté contra del suelo con O-soto-gari, con la intención de causar una conmoción cerebral. Sin embargo, ya que la lona era muy suave, mi técnica no tuvo mucho impacto en él. Mientras continuaba derribándolo, pensaba en un método de acabarlo. Le ataqué con O-soto-gari de nuevo pero esta vez, tan pronto como cayó Helio, le sostuve con Kuzure-kami-shiho-gatame, manteniéndolo quieto por 2 ó 3 minutos y luego traté de sofocarle usando el vientre. Helio sacudió la cabeza tratando de respirar, pero no pudo soportarlo por más tiempo y trató de empujar mi cuerpo con el brazo izquierdo, extendiéndolo. En ese momento, le agarré la muñeca izquierda con la mano derecha, y torciéndole el brazo. Apliqué Ude-garami. Creí que se rendiría de inmediato, pero Helio no tocaba la colchoneta en rendición. Así que yo no tuve más remedio que seguir torciendo el brazo. El estadio quedó en silencio. El hueso de su brazo estaba acercando al punto de ruptura. Por último, el sonido de los huesos rompiéndose hizo eco en todo el estadio. Su brazo izquierdo estaba ya inútil, pero Aun así Helio se negaba a rendirse..."

Fotografía de la lucha entre Kimura y Gracie.

Como las reglas preestablecidas del encuentro solo contemplaban la victoria mediante la rendición o pérdida de conciencia del oponente, Kimura tuvo que seguir apretando:

"... debido a estas reglas, No tuve más remedio que continuar apretando. Había tiempo de sobra, así que torcí el brazo izquierdo de nuevo, Otro hueso se rompió. Helio todavía no se rendía. Cuando intenté torcer el brazo una vez más, una toalla blanca fue arrojada y gané por nocaut técnico. Mi mano fue levantada en alto. brasileño- Japoneses se precipitaron en el ring y me lanzaron por los aires. En la otra esquina, Helio dejó su brazo izquierdo colgando y se veía muy triste, soportando el dolor..."

Cabe mencionar que desde entonces, dicha técnica de brazo pasó a formar parte del arsenal del jiu-jitsu brasileño - y por ende de las artes marciales mixtas modernas - llamándose precisamente "Kimura" en honor del gran judoca.

En una entrevista en 1994 con Yoshinori Nishi, Hélio Gracie admitió que en realidad había caído inconsciente en una do-jime de Kimura mucho antes del final de la lucha, pero que había sido liberado por el japonés para continuar la batalla.[4]

Contrariamente a la creencia popular, Kimura nunca afirmó que si Hélio durase más de tres minutos con él debería ser considerado el ganador de la lucha (frase que probablemente le fue atribuida por la prensa brasileña), pero sí afirmó en su autobiografía que admiró la voluntad y el coraje de Hélio. También está en entredicho la afirmación de varias fuentes de que Kimura llevaba una ventaja de 40kg sobre Hélio, siendo más aproximada una referencia posterior que hablaba de sólo 15kg, mientras que la biografía de Masahiko lista la diferencia como 8kg. De hecho, el brasileño era un palmo más alto que Masahiko.

Tras el encuentro Kimura afirmó que el tipo de técnicas demostrado por Helio Gracie hacía mucho tiempo no se veía en el Japón, y que le invitaba a su país a enseñarlo, pero Hélio declinó la propuesta. Según Karl Gotch, quien fue íntimo amigo de Kimura, el judoka no tenía en mucha estima al posterior "Gracie Jiu-Jitsu" y a sus practicantes, pero siguió considerando a Hélio un artista marcial notable.

Muerte[editar]

Kimura falleció de cáncer de pulmón a los 75 años. Se cuenta que aún estando hospitalizado, poco después de una cirugía, se le encontró en su cuarto haciendo flexiones.[5]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]