Masacre de Qana de 1996

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Entre el 11 de abril y el 27 de abril de 1996, Israel lanzó una campaña de bombardeos conocida como Operación Uvas de la Ira contra objetivos situados en suelo libanés. El objetivo de esta operación, se dijo, era destruir o debilitar Hezbolá.

El 18 de abril en el curso de esta operación, un bombardeo del ejército israelí mató a 102 civiles refugiados en un campo de refugiados de la ONU, situado en la ciudad de Qana en el Sur del Líbano.

El bombardeo comenzó alrededor de las 14.00 y duró algo menos de 20 minutos. Israel atribuyó el bombardeo a un error debido a que elementos de Hezbolá se encontraban en las proximidades del campo. El gobierno israelí señala que milicianos de Hezbolá se encontraban en el campo, aunque precisa que ésta no fue la razón del bombardeo (la ONU confirmó esta declaración aclarando que estos milicianos estaban desarmados y pudieron entrar tanto antes como después del bombardeo). Los primeros testimonios indicaron que un avión teledirigido sobrevoló el campo, en tanto que 2 helicópteros sobrevolaban el entorno. El gobierno israelí desmintió entonces la presencia de aeronaves en el sector.

Algunos días más tarde una grabación filmada por un "soldado casco azul" de las Islas Fiyi mostró que un avión teledirigido se encontraba sobre el campo. La grabación contradijo las declaraciones iniciales del gobierno israelí y lo situó en una situación embarazosa. Israel afirmó, entonces, que el campo de visión del avión era limitado y no permitía ver lo que pasaba en el campo y que las primeras declaraciones oficiales habían tenido lugar antes de que la investigación oficial terminara.

El informe de la ONU, muy crítico con Israel, sugirió que el bombardeo había sido llevado a cabo sabiendo lo que se hacía. La versión hecha pública del informe adopta un estilo "técnico", es decir, limitado a los hechos, sin análisis. Una de las conclusiones de la comisión de investigación de la ONU afirma que "si bien la posibilidad de un error de tiro no puede ser descartada, la serie de impactos hace improbable la eventualidad de un bombardeo debido a un error técnico o de procedimiento".

Algunas semanas después de los hechos fue firmado un acuerdo entre Hezbolá e Israel bajo los auspicios de Francia, Estados Unidos, Siria y el gobierno libanés, este acuerdo estipula que las dos partes deben abstenerse de atacar a los civiles.

El suceso volvió a la actualidad cuando en julio de 2006 se produjeron hechos del mismo carácter en la misma localidad (Véase Masacre de Qana de 2006).

Véase también[editar]

Enlaces[editar]




Coordenadas: 33°12′32″N 35°17′56″E / 33.209, 35.299