Masacre de Palomitas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El 6 de julio de 1976, a unos 3 meses del inicio del llamado Proceso de Reorganización Nacional en Argentina, 11 personas fueron asesinadas en el paraje de Palomitas (departamento General Güemes), en el sur de la provincia de Salta, a unos 65 km de la ciudad de Salta.

Fue el hecho más sangriento cometido durante la dictadura Militar en la provincia de Salta.

Antecedentes[editar]

A partir de los años cincuenta, y durante largo tiempo, Salta y toda la región noroeste eran mirados con recelo desde Buenos Aires, ante la posibilidad del surgimiento de movimientos de extrema izquierda, dada la enorme brecha entre ricos y pobres existente en la región.

Los años setenta llegaron a Salta con el mismo ímpetu y energía que ocurrió en el resto del país. En 1973 se levantó la proscripción al peronismo, Héctor Cámpora fue electo presidente, y en Salta, el justicialista Miguel Ragone obtuvo una abrumadora mayoría de 65% en la elección a gobernador.

Pero durante el transcurso de la Presidencia de Perón, se intensifica la ola de violencia entre la izquierda y la derecha. El país se polariza. Perón fallece en 1974 y su viuda y sucesora, Isabel Martínez de Perón, cae bajo la influencia de elementos de la ultraderecha, en especial de su ministro López Rega). Los gobernadores desafectos, uno tras otros, son depuestos de sus cargos y sus provincias, intervenidas.

Ragone es depuesto a principios de 1976. Ya se vive en todo el país un ambiente de histeria. Montoneros intensifica sus operaciones armadas y una parte de la población empieza a pedir a gritos la instalación de un gobierno militar. En Salta, ya a fines de 1975, empiezan a producirse numerosas detenciones de sospechosos de colaborar con la guerrilla (estudiantes, sindicalistas, sacerdotes, trabajadores sociales, etc.)

El 24 de marzo de 1976, la presidenta es depuesta y se inicia el Proceso de Reorganización Nacional. El teniente coronel Carlos Mullhall es designado gobernador interventor de Salta. En toda Argentina, el Estado lanza una campaña criminal para eliminar a todos los sospechosos de participar o colaborar con la guerrilla. Miles de personas empiezan a "desaparecer", sin dejar rastro alguno.

En la ciudad de Salta, en la cárcel de Villa Las Rosas, hay 7 presos a quienes las autoridades del penal tienen fichados como subversivos. Según la mayoría de las investigaciones realizadas, el gobernador Mullhall ordena su traslado al penal de San Miguel de Tucumán.

Jamás llegan a su destino.

La masacre[editar]

En la madrugada del 6 de julio de 1976 los siete detenidos son sacados del penal de Villa Las Rosas y puestos en una camioneta. Se les dice que los trasladarán a la ciudad de San Miguel de Tucumán. Pero al llegar al paraje de Palomitas, aproximadamente a mitad de camino entre Salta y la ciudad de Tucumán, la camioneta se detiene. A los detenidos se les hace bajar de la camioneta y caminar unos 200 metros lejos de la carretera.

Momentos más tarde llega otra camioneta procedente de Jujuy, con 4 detenidos políticos. Se les hace bajar del vehículo y se les conduce hacia el grupo que llegó anteriormente.

Luego los oficiales extraen de sus ropas ametralladoras y fusilan a todo el grupo. Posteriormente los cadáveres son dinamitados, a fin de simular un enfrentamiento con la guerrilla.

Víctimas[editar]

  • Benjamín Ávila
  • Celia Leonard
  • Evangelina Botta
  • José Povolo
  • Ricardo Savransky
  • Pablo Outes
  • Georgina Droz
  • María Amaru Luque
  • Rodolfo Usinger
  • Roberto Oglietti
  • María del Carmen Alonso (sobrina de Miguel Ragone, ex gobernador de Salta, desaparecido en marzo de 1976)
  • Jorge Turk.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]