Masacre de El Salado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Masacre de El Salado
Colombia - Bolivar - El Carmen de Bolivar.svg
Mapa del departamento de Bolívar señalando el sitio aproximado donde ocurrieron los hechos.
Lugar El Salado Flag of Colombia.svg Colombia
Fecha 16 a 19 de febrero del año 2000 apx.
Tipo de ataque Asesinato masivo
Arma(s) Motosierras, armas ligeras, piedras, palos, morteros de hierro, cabuyas
Muertos Más de 100 personas
Heridos Desconocido
Perpetrador(es) Autodefensas Unidas de Colombia: comandado por Luis Francisco Robles Mendoza, alias 'Amaury',[1] Jhon Jairo Esquivel Cuadrado, 'el Tigre' y Uber Enrique Bánquez Martínez, 'Juancho Dique', bajo órdenes de Jorge 40, Salvatore Mancuso
[editar datos en Wikidata]

La Masacre de El Salado (o El Salao) fue una masacre cometida en la población colombiana de El Salado[2] entre el 16 y el 21 de febrero del año 2000. El asesinato masivo fue cometido por el Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que comandaba Rodrigo Tovar Pupo (alias 'Jorge 40'), y con la complicidad de miembros de las Fuerzas Armadas de Colombia pertenecientes al Batallón de Infantería número 35, con sede en la cercana población de Corozal, entonces al mando de Fredy Padilla De León, quien fue Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas durante el segundo Gobierno de Álvaro Uribe.[3]

Masacre[editar]

La acción criminal consistió en torturas, degollamientos y decapitaciones de un número aún sin determinar de campesinos indefensos, entre ellos una niña de seis años y una mujer de 65; en un principio se habló de entre 30 y 60 personas asesinadas,[4] pero en junio de 2008 la Fiscalía determinó que fueron más de 100, asegurando que podía haber sido la matanza más grande de los paramilitares en toda su historia.[3]

La matanza fue perpetrada por al menos 450 hombres pertenecientes al grupo paramilitar que además destrozaron las casas y el comercio de la población.[5] Es considerada una de las acciones conocidas más sanguinarias de las AUC.

14 de los cadáveres fueron hallados en cuatro fosas comunes en un lote del municipio de El Salado después de ser torturados y degollados en la iglesia del pueblo, otros fueron masacrados en una mesa ubicada en la cancha de futbol del lugar.[6]

Según testigos los paramilitares desmembraban y torturaban a los pobladores con motosierras, destornilladores, piedras y maderos mientras bebían licor saqueado de las tiendas, violaban mujeres, jugaban fútbol con las cabezas de los decapitados, ahorcaban jóvenes, apaleaban ancianos y mujeres embarazadas mientras escuchaban música a alto volumen.[7] [8] La masacre provocó el desplazamiento de al menos 280 personas entre hombres, mujeres y niños.[3]

Responsables[editar]

La masacre fue comandada por Jhon Jairo Esquivel Cuadrado alias 'el Tigre' y Uber Enrique Bánquez Martínez alias 'Juancho Dique'. Fue ordenada por Jorge 40 quien durante el proceso de Justicia y Paz dijo que fueron órdenes de Carlos Castaño, máximo comandante de las AUC, y respaldada por Salvatore Mancuso, jefe del Bloque Catatumbo, y de Rodrigo Mercado Pelufo alias "Cadena", jefe del Bloque Héroes de los Montes de María. De la masacre también se acusa al entonces capitán de corbeta de la Armada Héctor Martín Pita Vásquez quien fue llamado a juicio por la Fiscalía en febrero de 2008.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

/2008. http://www.semana.com/wf_InfoArticulo.aspx?IdArt=114966. 

/2011. http://static.elespectador.com/especiales/2011/05/c981b15ed0681cea270cf24ed46b2467/index.html.