Martha M. Place

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Martha Place
Martha Place (cropped).jpg
Fallecimiento Sing Sing
Nacionalidad Estados Unidos
Cónyuge William Place

Martha M. Place fue la primera de las 26 mujeres (incluyendo una menor de edad) que murieron en la silla eléctrica. Fue sentenciada el 20 de marzo de 1899 y la ejecución se realizó el 8 de abril del mismo año, en la Prisión de Sing Sing, acusada del asesinato de su hijastra, Ida Place.

Antecedentes[editar]

Nacida en Nueva Jersey, Martha Place fue golpeada por un trineo a los 23 años. Su hermano alegó que ella nunca se recuperó completamente y que aquel accidente la dejó mentalmente inestable. Martha se casó con el viudo William Place en 1893. Place tenía una hija llamada Ida de su matrimonio anterior. William se casó con Martha para que ella le ayudara a criar a su hija, aunque luego se rumoreó que Martha estaba celosa de Ida. William llamó a la policía al menos una vez para arrestar a su mujer por amenazar de muerte a su hija.

Crimen[editar]

El 7 de febrero de 1899, William Place llegó a su hogar en Brooklyn, Nueva York y fue atacado por Martha, quien sostenía un hacha. Place pidió ayuda y cuando la policía llegó, el ensangrentado cuerpo de Ida, de 17 años de edad, fue encontrado bajo una cama, su boca quemada por haber sido forzada a ingerir ácido. La evidencia indicaba que Ida había sido asfixiada hasta morir.

Juicio[editar]

Martha proclama su inocencia mientras esperaba el juicio. Un periódico de la época describe a la acusada de esta forma: "Es un poco alta y reservada, con un pálido y afilado rostro. Su nariz es larga y puntiaguda, su mentón afilado y prominente, sus labios delgados y su frente replegada. Hay algo en su rostro que recuerda al de una rata, y los brillantes pero cambiantes ojos, de alguna forma fortalecen esa impresión."

Fue hallada culpable del asesinato de su hijastra, Ida, y sentenciada a muerte el 20 de marzo de 1899. Su marido fue un testigo clave en su contra.

Ejecución[editar]

Como nunca antes había sido ejecutada una mujer en la silla eléctrica, los responsables de garantizar la muerte se vieron obligados a concebir una nueva forma de ponerle los electrodos. Decidieron rasgar su vestido y colocar el electrodo en su tobillo. Previamente su cabello había sido cortado. El ejecutante fue Edwin Davis. De acuerdo a los testimonios de varios testigos, murió instantáneamente.

El gobernador del Estado de Nueva York, Theodore Roosevelt fue requerido para el perdón de Place, pero se negó. Martha Place fue enterrada en el cementerio familiar en East Millstone, New Jersey, sin ceremonias religiosas.