Martín Alzaga Unzué

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Martín de Alzaga Unzué ( * 10 de enero de 1901 - † 15 de noviembre de 1981) fue un reconocido playboy y automovilista argentino. Descendiente de Martín de Álzaga, un comerciante de origen español que luchó al servicio de la reconquista de Buenos Aires en las invasiones inglesas.[1] En Estados Unidos era conocido como Martin DeAlzaga, en sus tiempos de piloto de carreras.

También se lo conoce por el sobrenombre de 'Macoco', que fue puesto por su padre cuando era chico. Fue educado en los mejores colegios de la época, tanto de Argentina como de Europa, aunque fue expulsado de la mayoría de ellos.[2] La fortuna heredada por su familia le permitió llevar una vida de gastos sin control que lo haría famoso mundialmente. Participó en numerosas competencias automovilisticas como la "carrera de la milla", la "carrera internacional Montevideo/Punta del Este", el "Gran Premio del Automóvil Club Argentino", el "Gran Premio de San Sebastián" y las 500 Millas de Indianápolis. Fue uno de los pocos argentinos que participaron de ese evento deportivo. Otro de los participantes de las 500 Millas de Indianápolis fue Raúl Riganti, un amigo de Macoco que fue patrocinado por este.[3]

En 1925, después de su etapa deportiva se instala en Nueva York para regentear, junto a John Perona, un cabaret de lujo: "Bath Club". Funcionó con éxito hasta 1928, cuando tuvieron que cerrar por problemas con los gángsters locales. En 1931 abrieron "El Morocco". Ese cabaret fue el más célebre y exclusivo del mundo entero, los personajes famosos de la época, como Humphrey Bogart, Marilyn Monroe y Truman Capote. Una de las características distintivas de dicho cabaret eran los tapizados de cebra, las mismas fueron cazadas en un safari al África por Macoco.

Martín de Alzaga Unzué se casó dos veces, siendo la segunda esposa Kay Williams, una modelo famosa que luego se casó con Clark Gable.[4] Estuvo con tantas mujeres que se cree que el tango "Shusheta" fue bautizado en su honor.[5] También se le atribuye el origen de la expresión "tirar manteca al techo", que proviene de su costumbre de tirar manteca a la imagen de los senos de una mujer pintada en el célebre techo del lugar.[6] ·[7]

Referencias[editar]

Link[editar]