Mariya Spiridónova

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María Spiridónova
MarijaSpiridonova.jpg
Nombre Mariya Aleksándrovna Spiridónova,
Мари́я Алекса́ндровна Спиридо́нова
Nacimiento 16 de octubre de 1884
Tambov, Bandera de Rusia Rusia
Fallecimiento 11 de septiembre de 1941
Oriol, Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética
Nacionalidad rusa
Partido político Partido Social-Revolucionario,
Partido Socialrevolucionario de Izquierda
[editar datos en Wikidata ]


Mariya Aleksándrovna Spiridónova (en ruso: Мари́я Алекса́ндровна Спиридо́нова); 16 de octubre de 1884, Tambov11 de septiembre de 1941, en el bosque Medvédevsk cerca Oriol) fue un personaje en los círculos de la Rusia revolucionaria a principios del siglo XX, destacada dirigente del Partido Socialrevolucionario de Izquierda.[1]

Comienzos[editar]

Nació en Tambov, en el seno de una familia de la baja nobleza rural.[1] Se unió al Partido Socialista Revolucionario en 1905[1] durante su preparación para ser enfermera.

En enero de 1906 y por orden del partido, Spiridónova asesinó al Inspector General de la Policía G.N. Luzhenovsky, quien había ordenado la brutal represión policial del levantamiento campesino durante la Revolución Rusa de 1905.[1] Disparó al general Luzhenovsky en la cara con un revólver en la estación provincial de ferrocarril de Borisoglebsk. Después del asesinato y tras su arresto, fue objeto de horrendas torturas[1] tanto físicas como sexuales por parte de los soldados. Algunos de los abusos cometidos contra ella, fueron el arrastrarle la cara por los escalones, desnudarla y atarla, quemarle los pechos con cigarrillos y luego golpearla. Una parte de la sociedad reaccionó indignada por el cruel tratamiento y, gracias al apoyo y admiración popular, se le conmutó la sentencia de muerte por la de cadena perpetua en el exilio siberiano.[1] Su caso había atraído la atención nacional e internacional.[1] Permaneció internada en Nérchinsk (krai de Zabaikalie), en la Siberia oriental, hasta 1917.[1]

El periodo revolucionario[editar]

La Revolución de Febrero[editar]

Se hallaba aún en Siberia cuando estalló la Revolución de febrero de 1917.[2] Spiridónova fue liberada y voló la prisión de Chitá.[3] Había sido nombrada alcaldesa de la ciudad tras la amnistía que la había liberado de su condena.[1]

Se convirtió pronto en uno de los principales representantes de la corriente más izquierdista del Partido Social-Revolucionario (PSR), junto con Borís Kamkov, Prosh Proshyán o Andréi Lukich Kolegáiev.[3] Dentro de esta sección del partido representaba a los exiliados de Siberia, cuyo extremismo no se había moderado durante sus condenas.[3] Icono revolucionario de la izquierda del PSR como Catalina Breshko-Breshkóvskaya lo era de la derecha del mismo, aunque más popular, fue el paladín de los que se oponían a continuar la Guerra mundial y deseaban acabar con cualquier vestigio de la autocracia zarista.[4] Se la consideraba inteligente y valiente, pero ya durante el periodo revolucionario mostraba signos de agotamiento y escasa habilidad para escoger colaboradores.[4] Su pasado revolucionario, las torturas sufridas y su pasado terrorista la protegieron, sin embargo, de las críticas de sus adversarios.[4]

En el III Congreso del PSR celebrado en mayo y junio representó a la corriente de izquierda del partido.[1]

Era una de las editoras del principal diario del comité del PSR en Petrogrado, Znamya trudá («El Estandarte del Trabajo»).[1] Era además miembro del Sóviet de Petrogrado y del comité ejecutivo de los consejos de campesinos.[1]

Se opuso con gran vehemencia a la restauración de la pena de muerte para los soldados (12 de juliojul./ 25 de julio de 1917greg.), aprobada por el Gobierno Provisional Ruso.[5] Se considera que de la época sus protestas contra esta medida del Gobierno data el comienzo del traspaso de las simpatías de la mayoría de los soldados del PSR al futuro Partido Socialrevolucionario de Izquierda y al Partido Bolchevique.[6]

Durante la Conferencia Democrática, celebrada tras el fracasado golpe de Kornílov, representó nuevamente al ala izquierda del PSR, opuesta radicalmente a la continuación de los Gobiernos de coalición con la burguesía, a diferencia del centro y la derecha de la formación, que lograron que Kérenski pudiese formar un nuevo gabinete con el Partido Constitucional Democrático.[7]

En el Partido Socialrevolucionario de Izquierdas[editar]

La Revolución de Octubre, la coalición de gobierno y la asamblea constituyente[editar]

Mariya Spiridónova durante el periodo revolucionario.

La Revolución de Octubre forzó la escisión de parte del ala izquierda del PSR, formado por los expulsados por no retirarse del II Congreso de los Sóviets, contemporáneo de la toma del poder por los bolcheviques, y por aquello considerados por el Comité central de PSR como colaboradores del golpe de Estado.[8] Spiridónova, como la mayoría del ala izquierda del partido, respaldó las acciones de los bolcheviques.[1] A la ruptura siguió una dura rivalidad entre ambas formaciones, que incluyó una campaña de difamación del PSR hacia las principales figuras del PSRI, facilitada por el descubrimiento de Peter Dekonski, un protegido de Spiridónova, como antiguo miembro de la ojrana.[9]

Spiridónova se convirtió en uno de los dirigentes más destacados del Partido Socialrevolucionario de Izquierda (PSRI) en 1917.[4] [10] El PSRI en teoría compartía el programa bolchevique de la dictadura del proletariado, pero era muy renuente a seguir las brutales tácticas de los bolcheviques.[10] Ellos eran el partido del campesinado ruso. Su plataforma defendía la confiscación de los grandes latifundios y su puesta a disposición de los campesinos. Para los bolcheviques, este programa de propiedad comunal, burgués, autosuficiente y sentimental, era contrarrevolucionario.

Fue nombrada presidente de la conferencia previa al II Congreso del Consejos Campesinos,[11] que comenzó el 10 de noviembrejul./ 23 de noviembre de 1917greg. en la capital.[12] La conferencia y el posterior congreso sirvieron de escenario para el enfrentamiento del PSR y del PSRI por el control de los consejos campesinos y del campesinado en general.[13] La lucha se personalizó en la oposición entre Spiridónova, candidata a la presidencia del Congreso por el PSRI, y su antiguo mentor político, el socialrevolucionario de la corriente de centroizquierda Víctor Chernov.[14] Spiridónova resultó primero elegida por escaso margen y a continuación derrotada.[13] El Congreso resultó extremadamente tumultuoso, recibiendo el PSRI en general el apoyo de los soldados de origen campesino y el PSR el de los delegados provenientes del campo y dividiéndose finalmente en dos asambleas rivales.[13] [15] Spiridónova presidió la parte respaldada por PSRI y los bolcheviques.[16]

El 17 de noviembrejul./ 30 de noviembre de 1917greg., tras criticar duramente a los bolcheviques por haber disuelto la Duma municipal de la capital sin el consentimiento del Comité Ejecutivo Central de Todas Las Rusias (CEC), anunció la disposición de su partido a entrar en el Gobierno.[10]

Tras la entrada del PSRI en el Gobierno y el nombramiento de Isaac Steinberg, miembro del partido, como comisario de Justicia, Spiridónova exigió la voladura de la Fortaleza de Pedro y Pablo en Petrogrado, en vano.[17] Una vez en el Gobierno, el 11 de diciembrejul./ 24 de diciembre de 1917greg. decidió acabar con la dualidad en los consejos de campesinos que, desde la división del II Congreso, contaban con dos comités ejecutivos rivales.[18] Aprovechando el final del congreso formado por los partidarios del PSR ordenó la disolución de su comité por la fuerza y tomó el control total de la organización de consejos campesinos.[18] Se negó a pactar un acuerdo entre los dos partidos que permitiesen resolver los desacuerdos entre ambos en un nuevo congreso.[18] A pesar de debilitar al PSR, estas maniobras no lograron recabar completamente para el PSRI el apoyo perdido por aquel.[18]

Durante la única sesión de la Asamblea Constituyente Rusa se la presentó como candidata de la izquierda, siendo derrotada por Víctor Chernov,[19] candidato de los diputados más conservadores.[20] Opositora denodada del PSR, requisó los fondos del comité ejecutivo de los consejos de campesinos partidario del PSR, desbarató su defensa de la Asamblea constituyente cuando ésta fue disuelta en enero de 1918 y, en general, se enfrentó con dureza a su antiguo partido, controlado por la corriente de derecha.[21] Tras la unión de los Sóviets de soldados y obreros con los de campesinos se mantuvo una sección campesina separada, presidida por Spiridónova, que fue la principal responsable de la extensión del sistema de sóviets en el campo, el fomento del respaldo al gobierno soviético, la preparación de la reforma agraria y la defensa de los intereses campesinos en general.[22]

Ruptura y enfrentamiento con los bolcheviques[editar]

A pesar de haber defendido originalmente la colaboración con los bolcheviques y la entrada del partido en el Gobierno,[23] fue, junto con el ministro de Justicia, Steinberg y Karelin, una de las más críticas más severas de la represión arbitraria de los bolcheviques.[24]

El PSRI se opuso al Tratado de Brest-Litovsk y Spiridónova y el partido rompieron con los bolcheviques por este tema, a pesar de la oposición inicial de aquella a la separación.[16] La tolerancia hacia las actividades de los socialrevolucionarios de izquierda en el campo, según Spiridónova, acabó a mediados de marzo de 1918, coincidiendo con la dimisión de los comisarios del PSRI del Gobierno soviético.[22] A partir de entonces los bolchviques trataron de estrangular financieramente a la sección dirigida por Spiridónova.[25] En parte esto se debió a las actividades subversivas llevadas a cabo por el PSRI a través de la sección campesina del CEC en contra del tratado de paz, admitidas por la propia Spiridónova.[25]

El comienzo de las requisiciones de alimentos (prodrazviorstka) en el campo por parte de las brigadas enviadas desde las ciudades, que comenzaron a principios de junio, llevaron al empeoramiento de las relaciones entre los dos partidos y a la queja de Spiridónova ante el CEC por las brutalidades de los destacamentos a los campesinos.[25] A pesar del deseo de separación de los sóviets de algunos miembros del partido, Spiridónova y la dirección optaron por reclamar en su lugar la convocatoria de un nuevo congreso conjunto, el Quinto, para tratar de obligar al Gobierno a abandonar sus desmanes en el campo y cambiar su política exterior.[26]

En el III Congreso del partido, celebrado entre el 28 de junio y el 1 de julio, Spiridónova admitió que tres cuartos de los delegados bolcheviques elegidos para el Sóviet de Petrogrado lo habían sido irregularmente, hecho al que no se opuso y no denunció para no favorecer la contrarrevolución.[27] A pesar del creciente deterioro de las relaciones entre bolcheviques y socialrevolucionarios de izquierda durante la primavera, Spiridónova seguía presidiendo la sección campesina del CEC, antiguo comité ejecutivo de los consejos de campesinos.[22]

Nuevamente por métodos fraudulentos,[28] el partido de Lenin se aseguró una amplia mayoría en el V Congreso de los Sóviets, que se desarrolló con gran tensión, amenazando Trotski indirectamente al PSRI por su oposición a la paz con Alemania, mientras el propio Lenin animaba a los socialrevolucionarios a abandonar el congreso.[29] Frustrado el objetivo del PSRI de alcanzar la mayoría en el congreso y utilizarlo para modificar las políticas gubernamentales, el partido optó por tratar de hacerlo mediante el terrorismo, método con gran tradición entre los socialrevolucionarios, asesinando al embajador alemán.[30]

Spiridónova respaldó el asesinato del embajador alemán Mirbach durante el denominado «Alzamiento socialrevolucionario», con el propósito no de arrebatar el poder al partido de Lenin, sino de forzar al Gobierno a retomar los combates contra Alemania.[16] Se hallaba en la sede de la cheka de la capital con el comité central cuando Félix Dzerzhinski acudió a arrestar a los asesinos del embajador y fue a su vez detenido por los soldados partidarios del PSRI.[31] Arrestada el mismo día cuando acudía al Teatro Bolshói a explicar la actuación del comité central del PSRI a los delegados del partido al V Congreso de los Sóviets,[32] fue confinada en el Kremlin hasta finales de noviembre.[33] Juzgada, fue condenada a un año de prisión,[16] amnistiada y arrestada de nuevo en febrero de 1919, declarada loca y encerrada de nuevo en el Kremlin.[34] Desde la prisión escribió al IV Congreso del PSRI para admitir el gran error que había sido el asesinato del embajador, del que el comité central no había previsto las consecuencias.[35] Logró escapar gracias a la ayuda de sus propios guardianes.[34]

Spiridónova fue arrestada varias veces entre 1919 y 1925.[16] Sufrió tortura psicológica, siendo sacada de la prisión una noche e informándosela de que sería liquidada en ese momento, método favorito de la Checa en esos tiempos. Esto fue documentado por Emma Goldman, anarquista, que secretamente se entrevistó con Spiridónova en julio de 1920. Louise Bryant, escritora feminista y esposa de John Reed, también se entrevistó con ella.

Exiliada primero en Samarkanda, fue trasladada más tarde, en 1930 a Ufá.[16]

Muerte[editar]

Durante las Purgas de Stalin, fue arrestada con otros doce miembros de la Izquierda del Partido Socialista Revolucionario en Ufá, donde vivían en el exilio (8 de febrero de 1937).[36] Acusados de planear un levantamiento campesino entre otros cargos, Spiridónova fue condenada a 25 años de prisión por el Colegio Militar de la Corte Suprema de la URSS el 25 de diciembre de 1937.[37] Después de una huelga de hambre, fue mantenida en aislamiento en la prisión de Oriol.[37]

Junto con otros 150 prisioneros políticos (entre ellos Christian Rakovski y Olga Kámeneva), Mariya Spiridónova fue ejecutada a las afueras de Oriol el 11 de septiembre de 1941 poco antes de la llegada de las tropas nazis durante la Operación Barbarroja.[38] Esta ejecución fue una de tantas de las masacres de prisioneros del NKVD, cometidas en 1941. Ella no dejó confesión alguna.

Notas y referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Conquest, Robert (2008). The Great Terror (en inglés). Oxford University Press. p. 574. ISBN 9780195317008. 
  • Figes, Orlando (1998). A people's tragedy: the Russian Revolution, 1891-1924 (en inglés). Penguin Books. p. 923. ISBN 9780140243642. 
  • Jackson, George; Devlin, Robert (1989). Dictionary of the Russian Revolution (en inglés). Greenwood Press. p. 722. ISBN 9780313211317. 
  • Rabinowitch, Alexander (2007). The bolsheviks in power. The first year of Soviet rule in Petrograd (en inglés). Indiana University Press. p. 520. ISBN 9780253349439. 
  • Radkey, Oliver H. (1958). The Agrarian Foes of Bolshevism: Promise and Default of the Russian Socialist Revolutionaries February to October 1917 (en inglés). Columbia University Press. p. 521. ISBN 9780231021708. 
  • Radkey, Oliver H. (1963). The sickle under the hammer; The Russian Socialist Revolutionaries in the early months of the Soviet rule (en inglés). Columbia University Press. p. 525. OCLC 422729. 

Enlaces externos[editar]