Mario Chanes de Armas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Mario Chanes de Armas, (25 de octubre de 1927, La Habana, Cuba – 24 de Febrero del 2007, Miami, Hialeah, EE. UU.).

Fue un revolucionario cubano, veterano del asalto al Cuartel Moncada contra la dictadura de Fulgencio Batista, combatiente del ejército rebelde, fue encarcelado por Fidel Castro, cumpliendo una pena de treinta años, fue el prisionero político más viejo del mundo.

Mario Chanes participa el 26 de julio de 1953 al famoso asalto al Cuartel Moncada, segunda fortaleza militar de importancia en la época, fue condenado junto a sus camaradas de entonces entre los que se encontraba Fidel a la prisión en Isla de Pinos, más tarde con el indulto de Batista en 1955 parte a la ciudad de Miami, poco después es reclamado por Fidel para viajar a México donde organiza y participa la expedición del yate Granma, desembarca en Cuba el 2 de diciembre de 1956 junto a 81 compañeros más entre los que se encontraban, Fidel Castro, Ernesto Guevara, Raúl Castro, etc.

En una entrevista concedida al Nuevo Herald en el 2003 en miami, recordó :

Un querido amigo nuestro, el fotógrafo Fernando Chenard Piña, conocía a un señor que se llamaba Fidel Castro Ruz y comenzamos a reunirnos en una casa de Prado 109, en La Habana ; Los que nos decidimos a combatir a Batista lo hicimos porque violó la constitución de 1940, y por el derecho de todos los ciudadanos a que nos respeten las leyes.

Tras el fracaso de la invasión logra escapar a La Habana donde participa activamente en la lucha clandestina, dirigiendo varios grupos de acción y sabotaje,

El triunfo de la revolución el 1° de enero de 1959 lo sorprende en la cárcel. Liberado, se pone a colaborar con sus camaradas de lucha en la reconstrucción democrática del país y colabora con el alto mando de la revolución. Sin embargo pasado los primeros tiempos de efervecencia revolucionaria Chanes debido a su alta posición en el gobierno comienza a darse cuenta de los manejos internos del nuevo poder para cercenar la recién conquistada democracia, poco a poco comienza a alejarse de la influencia directa de los hermanos Castro y otros dirigentes hasta que se aísla en su casa, se negó siempre a participar en los rejuegos de la nueva clase dirigente para afianzarse en el poder.

Conoció los planes para instaurar un régimen totalitario bajo la apariencia de dictadura del proletariado, convencido desde el inicio que eso no era lo mejor para Cuba, hombre de profundas convicciones democráticas que siempre fue, comienza a manifestarse abiertamente sobre el peligro que corría la recién conquistada libertad, por esta razón es encarcelado en 1960, por el delito de Conspirar de Palabra, y de un supuesto intento de asesinato de Fidel, cargo del que el siempre se declaró inocente, y en el que no se le fue econtrado jamás un arma o un documento o prueba alguna, no obstante fue condenado a 30 años de prisión.

Recorre prácticamente todas la cárceles cubanas, formó además parte de la histórica prisión de Los Plantados cuya trayectoria es narrada por uno de sus miembros, Ernesto Díaz Rodríguez, en su libro : Rehenes de Castro.

Mario Chanes cumplió treinta años de prisión, sin haber nunca disparado un tiro, y sin haber nunca pertenecido jamás a alguna organización opositora, su más grave falta, haber sido un moncadista que tuvo el valor de oponerse al nuevo poder que se instalaba usurpando la democracia.

La prisión de Mario Chanes fue la más larga que cualquier otro prisionero político en el mundo no haya sufrido jamás, su caso además fue el más olvidado, tapujado, e injusto en toda la historia del presidio político en Cuba, en la prensa oficial cubana simplemente su memoria fue completamente olvidada, ningún periodista se atrevió a escribir alguna nota, jamás se le permitió indulto alguno, ni siquiera por cuestiones de salud. En la cárcel supo del nacimiento y muerte de su único hijo Mario de veintidós años, así como del fallecimiento de sus padres y su hermano.

Su segunda excarcelación, ocurre el 16 de julio de 1991, justamente después de cumplir treinta años y algunos meses, tampoco en este momento la prensa cubana emitió una sola palabra ni siquiera por el simple hecho de haber sido el preso político que más años de prisión cumpliera en el mundo.

Poco después obtuvo el permiso de marchar al destierro, desde allí continuó luchando por la libertad y la democracia de su amada patria.

Mario Chanes fue siempre un hombre de principios, un Plantado, un hombre siempre fiel a sus ideas, un democrático empedernido y sobre todo un gran cubano, su amor por Cuba jamás se resquebrajó a pesar de pasar una gran parte de su vida en prisión por su causa.

Siempre se negó a arrepentirse de sus ideas y resistió los innombrables intentos de la llamada reeducación carceral cubana. Se definió como Revolucionario y Demócrata, con su desaparición física desaparece además una de las memorias principales de la represión castrista contra sus opositores.

Junto a él, otro opositor al régimen y también asaltante del cuartel moncada Gustavo Arcos, cumplió pena, por expresar pacíficamente su oposición al régimen, Arcos viajaba en el mismo auto que Fidel cuando el asalto al Moncada, murió en La Habana en el 2006.