Mario Aburto Martínez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Mario Aburto Martínez (Zamora, Michoacán; 8 de julio de 1971) es la persona que fue acusada oficialmente y declarada culpable del asesinato de Luis Donaldo Colosio, candidato del PRI a la Presidencia de la República Mexicana, al terminar éste un acto político el 23 de marzo de 1994, en el barrio de Lomas Taurinas en Tijuana, Baja California.

Conspiración y suplantación[editar]

Distintas versiones han afirmado que Mario Aburto Martínez fue sustituido por otra persona, dadas ciertas diferencias entre el Mario Aburto detenido en Lomas Taurinas y el Aburto preso en Almoloya, como la estatura. Cuando fue remitido a prisión, el 23 de marzo, se especificó que la estatura era de 1.64 cm y el perfil de la PGR dice que mide 1.70cm; otros cambios son los rasgos visibles de la nariz y la forma del cráneo, que no concuerdan con las primeras fotografías del sujeto, incluidas en el primer informe de la PGR.

Dentro de las versiones de una conspiración se establece que fue enviado por el Presidente Carlos Salinas de Gortari, debido a que Colosio se le "había salido del huacal", al hacer su famosa frase " el pueblo tiene hambre y sed de justicia", de otras versiones menos aceptadas son que Manuel Camacho Solís es el autor intelectual del hecho; otra versión es que el narcotráfico se vio amenazado por Colosio, enviando a un sicario a cometer el asesinato.

Carlos Salinas de Gortari ha pasado al vox populi o imaginario colectivo, como el autor intelectual del asesinato, incluso por encima de Mario Aburto, quien es visto como un chivo expiatorio del magnicidio.

Nada ha sido comprobado, sin embargo, cuando la viuda de Colosio yacía convaleciente en el hospital, debido a su cáncer terminal, rechazó la visita de Salinas. A petición de la viuda, Manuel Camacho fue sacado del sepelio. Sin embargo, el padre de Colosio, Luis Colosio Fernández, exoneró de toda sospecha a Carlos Salinas y a Manuel Camacho, aceptando una Senaduría para el periodo 2000 - 2006 por el PRI.

Lo cierto es que ninguno de los fiscales especializados pudo demostrar a ciencia cierta todas y cada una de las líneas de investigación, por lo que Mario Aburto Martínez fue declarado penalmente responsable del homicidio de Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Sentencia[editar]

Mario Aburto fue declarado culpable en 1995 del homicidio de Luis Donaldo Colosio Murrieta, y condenado a 50 años de prisión, sin embargo presentó una apelación y la sentencia le fue reducida a 42 años en la cárcel, finalmente tras promover un juicio de amparo, el 16 de diciembre de 2004 un tribunal unitario, con sede en Toluca, Estado de México, le sentenció a 45 años de prisión,[1] que purga actualmente en el centro federal de readaptación social de Puente Grande, Jalisco.[2] En virtud de la legislación mexicana aplicable a la fecha de cometido el delito por el que fue sentenciado y a los beneficios que esta otorga por buena conducta, trabajo, estudios, entre otros, podría alcanzar la libertad condicional en el año 2014,[3] al cumplir 20 años preso.

Véase también[editar]

Referencias[editar]